martes, septiembre 28, 2021

Ya no son mayoría…

Opiniones y Comentarios 

[email protected]

Olvidando cuál es su papel, el señor Presidente, de nueva cuenta arremete en contra de la SCJN por emitir fallos a favor de particulares y en contra del Gobierno, haciendo referencia a que tiene que pagarle a una “señora Azcárraga” unos mil millones de pesos, qué indebidamente había pagado de impuestos desde pasados sexenios…

Llamó insensibles a los Ministros de la Corte; y, literalmente azotándose para que lo levantaran; haciéndose el piadoso, prosiguió: “imagínense lo que representa “entregar” mil millones de pesos ¿cuantas becas para niños con discapacidad, vacunas y apoyo para la gente más pobre”?…

Y ya encarrerado que se les avienta a la yugular “Pueden alegar que la Ley es la Ley; ¿y qué; la Justicia dónde queda”?  Y en eso tiene razón, siempre he comentado que la SCJN, aplica la Ley -y no siempre. Ahí está el 39 Constitucional- no la Justicia.  No obstante…

Lo máximo para cualquier sociedad, es vivir en una república bajo un Estado de Derecho.  Todo lo demás carece de sentido si eso falta.  Como nos sucede aquí en México y creo que en la mayoría de los países del mundo…

Finalmente, si la Ley no se aplica de igual forma para todos, entonces no hay Justicia.  Y resulta, que es precisamente el señor Presidente el que hace distingos y viola las Leyes impunemente…

Hasta caen mal sus distingos, cuando a doña Carmela Azcárrga Milmo, hija de don Emilio Azcárraga Vidaurreta (1895 – 1972), hermana de“El Tigre” (1930 – 1997) y tía de Azcárraga Jean; a la que llamó “una señora Azcárraga”…

Cabe citar, que si equivocadamente pago mil millones de pesos desde hace varios años, se infiere que no ha de andar muy apurada en cuestión de centavos y se podría prestar a una negociación, ya que los intereses de mil millones no deben de ser poca cosa…

El caso es que el señor Presidente no le dio el mismo trato que le dio a doña María Consuelo. Claro que se entiende que a doña María Consuelo le puede pedir que le preste para pagarle a la señoraAzcárraga.  Pero entonces que no sea tan evidente.  

Cambiando de tema…

Atendiendo indicaciones superiores, pero violando la Constitución, los sacerdotes, obispos, arzobispos, cardenales y lo que le siga, se han coordinado para tundirle bien y bonito a la SCJN por haber fallado la despenalización del aborto…

En algunos casos rezando para que su dios los ayude; lo que ya es pelear con ventaja.  Y aunque la actitud de los religiosos merece una sanción por parte del Gobierno, cabe pensar que lo hacen adrede para que, como antaño, se hagan las víctimas e inicien una confrontación como la que armaron entre el 26 y el 29 del siglo pasado, en la que murieron unas 250 mil personas en la llamada guerra cri$tera…  

“Mejor matar a las mamás” sugirió algún hombre de Dios. “Mejor maten a sus hijas” vociferó por ahí otro piadoso sápiens de espíritu cruzado -haciendo referencia a los Cruzados; no porque el individuo sea de algún otro bando o ande cruzado.  Aunque cada vez son más frecuentes los casos-…

La batalla no ha terminado, decía una pancarta ante la SCJN.  México es una nación ProVida,decía otra por ahí, haciendo evidente quienes estan tras la manifestación de personas que, de diferentes Estados acudieron al llamado de protesta…

Lo que les sirve a los organizadores para saber más o menos con cuántas personas pueden contar y en dónde están parados.  La mayoría vestían las mismas camisetas del mismo color azul, con las mismas leyendas y los mismos banderines.  Una coincidencia de lo más extraña, por cierto…

Pero como si ya no hubiéramos tenido bastante -más que suficiente, podría decirse- con las campañas de los honorables Partidos Políticos, como para quedar lo suficientemente divididos…

Ahora le sueltan el mecate a esta bola de vándalos creyentes, principalmente los hombres, que andan opinando sobre lo que no les incumbe.  Y además, haciendo alboroto sobre lo que no tiene reversa.  Es cosa juzgada…

Pero la amenaza de una nueva guerra cri$tera no se ve cercana, pues la mayoría de los metiches son fifís adoctrinados por quienes salen de las cuevas de pederastas -los seminarios- y que son prueba fehaciente de que, bendito sea dios, ya no son mayoría.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.    

Lo último

Columnas