jueves, diciembre 2, 2021

¡De epidemias y la UNAM!…

Opiniones y Comentarios 

[email protected]

Si son tan sabrosos, vamos a echarnos un tirito; les diría un echador Andrés Manuel a sus compañeros de escuela, allá por la secundaria.  Pero que el Presidente de la disque República se dirija a sus opositores con “no esperen al 24, derrótenme en la revocación”; como que hace pensar que quien no respeta la investidura es él…

Andar de fanfarrón pendenciero al estilo de Fernández Noroña; o como el bilioso -qué digo bilioso, rabioso- del otro Fernández; solo que a este hay que agregarle el de Cevallos.  Como que no le queda; y peor, da pie a que se le falte al respeto sin que importe lo que representa…  

Lo de “ternuritas” como les llamó el señor Presidente a Gustavo de Hoyos y a Claudio X. González; seguramente tendrá respuesta, recordando que quien se lleva, dice el conocido refrán, se aguanta…

Lo que no toma en consideración el señor Presidente, es que en su enfermizo proceder de pelearse con todo el mundo, es que tarde o temprano él va a dejar de ser el paracaidista de Palacio Nacional; y que ellos van a seguir en lo suyo…

Quienes sí ya le respondieron por andar diciendo que la UNAM se ha vuelto Neoliberal, fueron los de la comunidad universitaria.  Por supuesto que Claudia,como era de esperarse, respondiendo a los hilos del titiritero que la maneja, se sumó a las opiniones sobre la UNAM, solo que lo hizo de manera elegante, hay que reconocerlo.  Sin soslayar que ella es producto neto de la Máxima Casa de Estudios…

Pero es cierto que la Universidad de hoy nada tiene que ver con la que antaño presidieron hombres de la altura del maestro Gustavo Baz (1894 – 1827) Solo citar que el Auditorio de la Facultad de Filosofía y Letras, otrora llamado Justo Sierra (1848 – 1812)en honor del ilustre Maestro campechano…

Hoy ya le han cambiado el nombre.  Y desde hace 21 años el Auditorio que fuera un importante centro cultural, se ha convertido en tiendita de drogas, llamado Ernesto “Che” Guevara (1928 – 1967) en honor del asesino…

Lo que nos puede dar una idea de lo que ha cambiado la UNAM; pues en ese entonces, los propios estudiantes ya los hubieran sacado a patadas.  Pero meterse con los estudiantes el día de hoy, sería darle argumentos a la oposición, que hipócritamente armaría un escándalo, aun sabiendo que lo que debe de hacerse, es sacarlos de ahí a como dé lugar…

Pero estudiando la Historia, se puede hacer que solos se salgan.  Estableciendo un cerco fuera de la Ciudad Universitaria, una especie de sitio que nadie puede traspasar por bien de los propios estudiantes…

También se les puede echar un cubrebocas bien tosido con hartos coronavirus; y así tendrían que salir y abandonar la plaza.  No es que se les den ideas.  Las guerras biológicas existen desde tiempos inmemorables…

Con catapultas lanzaban tras las murallas los cadáveres de personas y animales.  Provocando pánico entre los ciudadanos que no tenían donde enterrar los cuerpos en descomposición, pues los cementerios se encontraban tras los muros de las ciudades.  Y así se establecían los contagios y se propagaban las enfermedades…

Muchas veces las guerras las ganaba el ejército que se contagiaba menos, o más tarde; lo que todavía se vivió en la Primera Gran Guerra de 1914 a 1818 que cobró la vida de 8.5 millones de seres…

Siendo en ese entonces el conflicto más mortífero de la Historia; cuando también apareció el tifus, que mató tanta gente como las bayonetas y las balas; y al que siguió la Gripe Española…

Por cierto, que el filántropo Bill Gates ha tenido a bien anunciarnos de una nueva pandemia que ya viene; para la que seguro y ya tendrá listas hasta las vacunas.   Pero por lo pronto, en la República Democrática del Congo, en apenas dos meses han muerto más de 160 niños de una enfermedad hasta el momento desconocida por la ciencia. 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida. 

Lo último

Columnas