miércoles, mayo 18, 2022

De los desarrollos y los rollos…

Opiniones y Comentarios 

[email protected]

Hace dos o tres díasel Director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, a pregunta de reportero, informó que hay 25 amparos contra el Tren Maya.  Que son organizaciones civiles quienes están atrás de ellos.  Y algunos líderes; pero que no son los habitantes…

Al respecto de la construcción del polémico tren, las opiniones son encontradas; hay quienes opinan que va a llevar el desarrollo y el progreso al olvidado sureste.  Hay quienes dicen que lo único que se está llevando es el hábitat… 

Los que ven bien las obras dicen que no hay deforestación, que los árboles son trasplantados con todo y sus raíces a otros lugares.  Los autóctonos de las regiones por donde va el trazo, dicen lo contrario, que si están arrasando con todo lo que se pone por enfrente -característica muy humana, hay que decirlo-… 

Dentro de la polémica -que ha llegado a demandas por violar amparos, sin que nada impida que los trabajos continúen- el señor Presidente anuncia inversionistas, que seguirán llegando allende el mar a poner sus cadenas de hoteles…

En donde los huéspedes no tienen que salir del “desarrollo”, pues hay desde tiendas hasta teatros, pasando por casinos, servicios médicos y todas esas cosas que busca la gente que quiere conocer las bellezas naturales con toda comodidad, sin tener que salir de su Hotel…

Y si quieren conocer el mar, pues tienen playas particulares donde los chairos no pueden ni cruzar, vaya. Pero el dinero que gastarán no llegará a la región, todo se queda en el “desarrollo” y se va fuera del País… 

Lo mejor de todo, es que a donde quiera que vayas, los “desarrollos” turísticos son lo mismo.  Te puedes despertar en uno y lo mismo será si estás en Alemania, en España, en París o en la Riviera Maya.  Le llaman algunos turismo internacional… 

De ser así, es decir, en caso de que la obra se concluya, ya veo en la inauguración, agitando la mano desde el cabús, a la señora Gutiérrez y a su esposo el Presidente -el feminismo está grueso- llevando orgullosamente el pecho cruzado con la banda imperial, perdón, la banda presidencial…

Despidiéndose de la multitud que acudió a ver como su Presidente se perdía en lontananza; como Don Porfirio Díaz (1830 – 1815) en el “Ypiranga” –más o menos- que ciertamente no perdurará como las obras que hicieron los romanos.  Pues hay calles y puentes que tienen más de 2,000 años y siguen funcionando…

Ya me imagino a la L-12 del Metro dentro de 2,000 años; creo que todavía peor que las calles de Xalapa después de un aguacero.  Pero regresemos… 

El que esos inversionistas del otro lado del mar se instalen aquí con sus desarrollos, no llevan progreso al lugar, darles empleos a los lugareños no es desarrollo…

Si los beneficios que les dan a los inversores -extensión de impuestos, luz, seguridad, etc.- se invirtieran de manera que el dinero se quedara en México, habría qué presumir.  Pero eso no es generar empleos… 

Además, se ignora si el Tren será como “El chepe”,como coloquialmente se conoce al Chihuahua-Pacífico, que cruza Las Barrancas del Cobre.  O si es de esos que van flotando por magnetismo, que no contaminan y son silenciosos…

En fin, la moneda está en el aire.  Y lo único que puede asegurarse, es que las obras no serán entregadas en tiempo, ni el tren, ni la refinería, ni el aeropuerto; y si las hacen a las carreras, pueden andar poniendo otros pernos y los tiene que sacar de apuros Slim.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida,

Lo último

Columnas