martes, noviembre 30, 2021

El dinero no tiene ideología

Relacionados

Con frecuencia se aduce a la actitud del empresario Carlos Slim en su “estrecha” relación con el gobierno de López Obrador, mientras gran parte del empresariado forma grupo para defender sus intereses frente a las propuestas reformistas empujadas desde el poder público. Slim ya se comprometió a reparar sin costo para el gobierno las afectaciones en la Línea 12 del Metro capitalino, y nadie ignora que ha obtenido sustanciales contratos en la construcción del Tren Maya. Pero quizás lo de mayor importancia para el grupo empresarial encabezado por Slim es la próxima revisión en 2023 de la concesión de Telmex, la Joya de la Corona de ese consorcio. Allí pudiera radicar la explicación del terso conducirse de Slim con su amigo López Obrador, aunque, por otro lado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), órgano autónomo regulador del sector haya precisado: “En aras de abonar a la certeza jurídica en el sector de las telecomunicaciones, se hace pertinente dejar claro que lo expresado por el C. (ciudadano) Presidente no corresponde a los hechos ni al marco legal aplicable”, todo porque López Obrador abordó el tema mostrándose a favor de la renovación, pero “buscando que haya compromisos en beneficio de la población”. Al buen entendedor pocas palabras.

Lo último

Columnas