miércoles, mayo 18, 2022

El juego de la chimoltrufia

Relacionados

Manuel Bartlett es un político de larga trayectoria, ya muy curtido en las lides políticas de este país, sus inicios en el arte del ejercicio público data de los tiempos de Carlos Madrazo como gobernador de Tabasco, a quien siguió, como Secretario Adjunto, cuando el presidente Díaz Ordaz lo nombró presidente del PRI en 1965; defenestrado Madrazo, Bartlett buscó y encontró cobijo con Mario Moya Palencia, quien como Secretario de Gobernación en tiempos de Echeverría (1970-1976) lo designó Director de Gobierno y al no obtener Moya la candidatura priista a la presidencia, tuvo discreta actividad profesional durante el gobierno de López Portillo (1976-1982) asesorando al Secretario de Programación, Miguel de la Madrid, quien como presidente (1982-1988) lo designó Secretario de Gobernación, desde donde buscó la candidatura presidencial pero se la ganó Salinas de Gortari en 1987), aunque como Secretario de Gobernación por mandato legal le correspondió organizar la elección presidencial, fue entonces que se produjo aquel episodio en el cual Bartlett ´se refirió a la “caída del sistema”, explicado después como un lapsus mal entendido por la opinión pública. Pero en esa tarea ha sido muy versátil, porque lo mismo explica que se debió a una breve interrupción en la muestra del conteo de votos y, como ahora, que se debió a “un amasiato entre el PAN y Carlos Salinas”, una versión nueva nunca antes mencionada. Lo más curioso es que no se expone a declarar que esa elección, de acuerdo al número de votos depositados para cada candidato y partido, la ganó el PRI. Pero esto último es parte del show de las comparecencias, donde el compareciente sabe de antemano que lo pondrán en el banquillo de los acusados y que en respuesta a los puntillosos cuestionamientos le echa sal y pimienta a sus dichos, como en este caso lo ha hecho Bartlett. Y nada para nadie, porque todo sigue igual.   

Lo último

Columnas