sábado, noviembre 27, 2021

Investigación señala que Iglesia de Francia abusó sexualmente de más de 200 mil niños desde 1950

Relacionados

La Iglesia católica francesa abusó sexualmente de más de 200 mil niños en los últimos 70 años, revela una investigación publicada el martes, cuyos autores acusan a la institución de hacer la vista gorda durante demasiado tiempo.

La Iglesia habría mostrado “una indiferencia profunda, total e incluso cruel durante años”, protegiéndose a sí misma en lugar de a las víctimas de lo que era un abuso sistémico, dijo Jean-Marc Sauve, jefe de la comisión que elaboró el informe.

La mayoría de las víctimas eran niños varones, según Sauve, muchos de ellos de entre 10 y 13 años.

El estudio, basado en investigaciones y encuestas, estimó que había alrededor de 216 mil víctimas, y el número podría aumentar a 330 mil si se incluye el abuso por parte de miembros laicos.

Sauve dijo que la escala no tenía precedentes, y que la mayoría de las otras investigaciones sobre los abusos sexuales de la Iglesia católica se centraban en las víctimas identificadas individualmente.

Además se reveló que se han reportado entre 2 mil 900 y 3 mil 200 presuntos pedófilos en la Iglesia francesa durante los últimos 70 años.

La curia católica no solo no tomó las medidas necesarias para prevenir el abuso, sino que tampoco informó al respecto y, a veces, puso a los niños en contacto con los depredadores.

El máximo dirigente de la conferencia episcopal de Francia, Eric de Moulins-Beaufort, dijo que la Iglesia estaba avergonzada. Pidió perdón y prometió tomar medidas al respecto.

Estos datos se suman a una larga serie de escándalos de abusos sexuales en todo el mundo relacionados con la Iglesia católica romana, en muchas ocasiones con niños como víctimas.

Sauve dijo que el problema seguía ahí. Agregó que la Iglesia había mostrado hasta la década de los 2000 una total indiferencia hacia las víctimas y que sólo comenzó a cambiar realmente su actitud en 2015.

Las enseñanzas de la Iglesia católica sobre temas como la sexualidad, la obediencia y la santidad del sacerdocio ayudó a crear puntos ciegos que permitieron que se produjeran abusos sexuales por parte del clero, según Sauve, quien añadió que la institución debe reformar la manera en que abordaba esas cuestiones para restituir la confianza con la sociedad.

La Iglesia también debe proporcionar a las víctimas una compensación económica adecuada, “que, a pesar de no ser suficiente (para abordar el trauma del abuso sexual), es indispensable ya que completa el proceso de reconocimiento”.

Francois Devaux, una víctima de abuso y fundador de la asociación de víctimas La Parole Libérée, dijo a los representantes de la Iglesia en la presentación del informe: “Son ustedes una vergüenza para la humanidad”.

“En este infierno ha habido abominables crímenes en masa (…) pero lo que es aún peor, ha habido traición a la confianza, traición a la moral y traición a los niños”, añadió Devaux.

Lo último

Columnas