lunes, mayo 23, 2022

Joven veracruzano no fue torturado en Yucatán; murió de neumonía, determina la FGR

Relacionados

Era originario de Isla

Agencias con información de FGR

La Fiscalía General de la República (FGR) determinó que el joven José Eduardo Ravelo, quien murió tras ser detenido por policías municipales de Mérida, Yucatán, no fue torturado ni agredido sexualmente por los elementos.

La FGR informó que tras la exhumación y necropsia del cadáver se concluyó que José Eduardo falleció por neumonía no relacionada con algún traumatismo recibido durante su detención.

“En definitiva, la investigación de los hechos confirmó que NO existió tortura, ni violación sexual, por parte de los elementos aprehensores de la policía municipal”, destacó la FGR a través de un comunicado.

Sin embargo, indicó que sí hubo falsedad en dictámenes ministeriales.

“Lo que SÍ existió fue la falsedad en dictámenes ministeriales; por ello, el 18 de octubre se ejercitó la facultad de atracción, sobre las conductas presuntamente responsables de personal de la Fiscalía General del Estado de Yucatán que falsearon dictámenes periciales y presionaron ilícitamente a testigos, con la finalidad de ejercitar acción penal en contra de policías municipales”.

La FGR indicó que, a través de la mecánica de lesiones, se concluyó que las lesiones causadas a José Eduardo fueron correspondientes con maniobras de sujeción de una persona que se resiste al arresto y que tardan en sanar menos de 15 días; no poniendo en peligro la vida.

Además, los testigos señalan que José Eduardo se resistió al arresto.

Van contra funcionarios de la Fiscalía yucateca

La FGR indicó que elementos de la Fiscalía General del Estado de Yucatán falsearon dictámenes periciales y presionaron ilícitamente a testigos para proceder penalmente contra los policías municipales que detuvieron al joven y a quienes la madre de Ravelo señaló por supuestamente torturar y violar a su hijo.

Por ello, la FGR informó que ejercerá acción penal en contra de tres funcionarios de la Fiscalía yucateca; además continuará investigando una posible negligencia médica, por parte de médicos del Hospital General del Estado.

“Se determinó, a través de periciales en medicina, la situación de salud de la víctima, lo cual se omite por respeto. Se llevaron a cabo también testimoniales de personas que convivieron con él en los meses previos a su muerte”, indicó la FGR.

El organismo recordó que la mamá del joven acudió a sus oficinas presentar una denuncia por tortura el pasado 18 de agosto de 2021.

Como parte de las diligencias de investigación reunió más de 50 testimoniales, 45 periciales en medicina forense, química, genética, mecánica de lesiones, criminalística, audio, vídeo e informática, entre otros. Además de más de 35 informes de Policía Federal Ministerial (PFM) y tres inspecciones ministeriales; la exhumación del cadáver y la necropsia.

Versión de la FGR contradice las declaraciones de AMLO

Esta mañana, durante su rueda de prensa matutina que se realizó en Mérida, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que no habrá impunidad en el caso de la muerte del joven José Eduardo Ravelo.

«Hay algunos casos que se lamentan como sucedió con un joven que fue detenido (en Mérida) hay indicios de que fue vejado, perdió la vida en manos de la policía municipal», señaló. «Ya se está atendiendo este caso, las autoridades estatales están ayudando». «Ya lo atrajo (el caso Ravelo) la Fiscalía General de la Federación, no habrá impunidad», aseguró el presidente. Estas declaraciones contrastan con el comunicado de la FGR que niega que el muchacho haya sufrido algún tipo de abuso.

Comunicado sobre la muerte de José Eduardo Ravelo

El oficio FGR 438/21 difundido este día señala lo siguiente:

Ciudad de México a 28 de octubre de 2021.

 FGR INFORMA

El 18 de agosto de 2021, la madre del joven José, fallecido en Yucatán, presentó denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), y se inició la carpeta de investigación por la probable comisión del delito de tortura.

A partir de ese momento, la Fiscalía recabó más de 50 testimoniales; también realizó 45 periciales de diversas materias (medicina forense, química, genética, mecánica de lesiones, criminalística, audio y video, e informática, entre otros); más 35 informes de Policía Federal Ministerial (PFM), y tres inspecciones ministeriales.

Se realizó, asimismo, la exhumación del cadáver y la necropsia, en la que se concluyó que José falleció por neumonía no relacionada con algún traumatismo recibido durante su detención.

Análisis de videograbaciones

Igualmente se analizaron las videograbaciones de la totalidad de los hechos, desde el momento de su detención, hasta su llegada a la cárcel (11 minutos).  Igualmente, se analizaron los videos de su estancia en la cárcel (24 horas). Del análisis de todos los videos, NO se advierte violación a los derechos humanos o comisión de algún delito. Sólo se advierten maniobras de sujeción respecto de la persona que se resiste al arresto. (Todos los videos están a disposición de los ofendidos y lo estarán a disposición del Juez competente, en su caso).

A través de la mecánica de lesiones, se concluyó que las lesiones causadas a José fueron correspondientes con maniobras de sujeción de una persona que se resiste al arresto y que tardan en sanar menos de 15 días; no poniendo en peligro la vida.

Las declaraciones de los testigos son consistentes en señalar que el joven mencionado se resistió al arresto.

Los números y colores de la patrulla señalados por dicho joven en la declaración en la que describe las agresiones sufridas no corresponden a la evidencia, ya que no existen tales uniformes y características. En este caso, la búsqueda se amplió a todas las corporaciones que operan en la zona conurbada de Mérida, incluyendo policía estatal y municipales de Mérida y Kanasín.

Se determinó, a través de periciales en medicina, la situación de salud de la víctima, lo cual se omite por respeto. Se llevaron a cabo también testimoniales de personas que convivieron con él en los meses previos a su muerte.

«No hubo tortura»

 En definitiva, la investigación de los hechos confirmó que NO existió tortura, ni violación sexual, por parte de los elementos aprehensores de la policía municipal.

Lo que SÍ existió fue la falsedad en dictámenes ministeriales; por ello, el 18 de octubre se ejercitó la facultad de atracción, sobre las conductas presuntamente responsables de personal de la Fiscalía General del Estado de Yucatán que falsearon dictámenes periciales y presionaron ilícitamente a testigos, con la finalidad de ejercitar acción penal en contra de policías municipales.

Actualmente, se está en proceso de judicialización, para ejercer acción penal en contra de tres servidores públicos de la Fiscalía General del Estado de Yucatán.

Esta Fiscalía General de la República continúa con su investigación respecto de la posible negligencia médica, por parte de médicos responsables del Hospital General del Estado.

Lo último

Columnas