jueves, mayo 19, 2022

La dramática coyuntura priista

Relacionados

El escenario en el cual se mueve el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ahora que no es gobierno es realmente difícil, se antoja sembrado de arenas movedizas, cuando ha perdido el glamour de otros tiempos, y de aquella fulgurante camada de actores políticos conformando su adornada nomenklatura ya no queda nada, excepto tres políticos de reparto a quienes las circunstancias han colocado como factores de decisión en el PRI de ahora: Alejandro Moreno, José Murat y Humberto Moreira, los tres exgobernadores en sus respectivas entidades (Campeche, Oaxaca, Coahuila), una tercia con cola larga, cuya tranquilidad radica en mantenerse lejos de las investigaciones del SAT, de la UIF y de la FG. Pragmáticos, estos políticos se han posicionado de los destinos priistas, a ninguno de ellos se les reconoce sensibilidad social, pero de indudable oportunismo con el sino de ser trepadores del poder político. A esas instancias ha llegado el PRI. Curiosamente, por esa circunstancia, la incógnita acerca de cómo votará el PRI la contrarreforma eléctrica presentada por el presidente López Obrador disputa los reflectores a la reforma misma y las expectativas de los inversionistas directamente involucrados en sector tan importante. Pese a ese semblante, Camaleón opina que el PRI no votará al unísono la reforma tal como viene planteada.

Lo último

Columnas