jueves, diciembre 2, 2021

Las bancadas

El único coordinador cantado de la próxima Legislatura, la LXVI, en el Congreso local, era Adrián “El Chino” Ávila Estrada, hasta que el OPLE llegó a descomponer el cuadro al grado de “desbancar” a Movimiento Ciudadano que de seguro, ya debe estar en las instancias correspondientes en demanda de que le restituyan al diputado plurinominal que le quitaron.

En torno a las demás bancadas, las cosas no están tan sencillas como pudieran aparentar por cuestiones políticas, y hasta de otras índoles.

Chequemos nada más en el PAN, que con la “Pluri” que el OPLE le da en la figura de Bingen Rementería, a su vez, le confieren a Chapito de cierto modo mayoría sobre la fracción del PAN en la siguiente Legislatura, y de ese modo, evitarse un desaguisado como el que se vivió hace unos meses en la designación de coordinador de bancada con Omar Miranda, donde la fracción azul se partió. De este modo, Enrique Cambranis, aun con toda la experiencia legislativa que puedan conferir, no tiene lugar a ser Coordinador por estar en el bando que le compite la dirigencia estatal a Guzmán Avilés.

Luego entonces, la lógica partidista lleva a pensar a que el PAN ha de postular a Bingen como coordinador si aún se piensa en Julen Rementería como candidato al 2024, aunque también, si El Chapito, además de democrático, quiere verse paritario, ¿por qué no pensar en una mujer como Nora Jessica Lagunes Jáuregui, coordinando la bancada? Habrá que ver qué decide Guzmán Avilés.

En Morena, todo pinta que repite Juan Javier Gómez Cazarín en una apuesta por la experiencia sobre el resto de sus compañeros de bancada. Sólo un caso extraordinario vendría a dar por los suelos esto: ¡un Amadazo!

Recuerden que en esta Legislatura, todo pintaba para que el coordinador de los morenos y Presidente de la Junta de Coordinación Política fuera Amado Cruz Malpica, pero con la venia del Gobernador, fue y es Gómez Cazarín el que apareció en el escenario para convertirse en el América del Congreso: Lo odian o lo aman…

Al PVEM en Veracruz le tocó de nuevo poner una mujer para lograr la paridad (en la anterior, Andrea Yunes fue el fiel de la balanza) y el sacrificado parece que fue otra vez Marcelo Ruiz Sánchez, dirigente estatal del Verde. Dicho partido está en la antesala de poner como coordinadora a una mujer en la figura de Citlalli Medellín Careaga, aún alcaldesa de Tamiahua. Digo, uno lo supone al ser la edil un icono de lucha, coraje y bandera del Ecologista en Veracruz.

En el caso del PT, a ojo de buen cubero, todo indica que la coordinación estará en manos de un varón, ya sea Paul Martínez Marie (ex alcalde y con conocimiento en el servicio público); el delegado nacional del PT, Ramón Díaz Avila; o Luis Ronaldo Zárate Díaz, a quien vinculan con estrecha cercanía al Gobernador y al dirigente de Morena, Esteban Ramírez Zepeta. La balanza, por “quereres”, se puede inclinar a favor del de Coatepec.

 En el PRI, con sus cuatro diputados, todo indica que la pugna (por citarlo de algún modo, sin que lo sea) ha de estar entre Anilú Ingram Vallines y Marlon Ramírez Marín. La decisión se ha de apoyar por alguna de las dos causas: experiencia o jerarquía. Por un lado, aprovechar el camino recorrido que como presidenta de la Mesa Directiva y diputada federal tuvo la porteña; por otro lado, darle su lugar a Marlon Ramírez Marín como dirigente del Partido. Se entiende que cualquiera que sea la decisión ha de estar consensuada y aceptada entre los integrantes de la bancada del PRI: Miguel David Hermida Copado, Anilú Ingram Vallines, Arianna Angeles Aguirre y Marlon Ramírez Marín.

Ya sólo queda esperar si el tiempo se lo permite a Movimiento Ciudadano, el resultado de sus demandas ante las pérdidas de una curul, de su coordinador ya cantado en la figura del Chino Ávila, y de su bancada…

smcainitogmail.com

Lo último

Columnas