domingo, diciembre 5, 2021

Más militares a la SSP

ALPIE1019

AL PIE DE LA LETRA

El presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió ayer a los nuevos gobernadores consultar con las secretarías de la Defensa y de Marina el nombramiento de los titulares de Seguridad Pública de sus respectivas entidades, para que acargo de ellas estén “personas honestas e íntegras”.

Este mismo martes, la gobernadora electa de Colima, Indira Vizcaíno Silva, de Morena, presentó al Capitán de Navío Manuel Llerandi Ruiz como secretario de Seguridad Pública estatal. 

En Veracruz también militares de élite han pasado por la titularidad de la SSP. En los gobiernos más violentos de los últimos 40 años, estuvieron por ejemplo hasta la mitad de la administración del ex gobernador Agustín Acosta Lagunes (1980-1986) el coronel Inocencio Jerez Treviño y el entonces teniente coronel Mario Arturo Acosta Chaparro, y luego, en 2004-2010, en el régimen de Fidel Herrera Beltrán, los generales Rigoberto Rivera Hernández, Juan Manuel Orozco Méndez y Sergio López Esquer, quien fue ratificado al inicio del mandato de Javier Duarte de Ochoa (2010-2016), siendo sustituido después del primer año por Arturo Bermúdez Zurita, un burócrata de bajo perfil oriundo de la Ciudad de México que había llegado a la entidad en el gobierno de Miguel Alemán Velasco (1998-2004) en una precaria situación económica y salió inmensamente rico al final del neoalemanato.

Pero la estrategia de Herrera Beltrán de nombrar militares retirados en la SSP no le funcionó, pues de los 353 municipios del país clasificados por la Secretaría de Seguridad Pública federal con los más altos índices de inseguridad, 22 se ubicaban en la entidad: Pánuco, Naranjos, Tuxpan, Álamo, Poza Rica, Martínez, Perote, Cardel, Xalapa, Huatusco, Córdoba, Orizaba, Cuitláhuac, Tierra Blanca, Veracruz, Alvarado, Cosamaloapan, San Andrés, Acayucan, Coatzacoalcos, Minatitlán y Las Choapas. 

En el estado operaban básicamente el cártel de Sinaloa con su grupo Gente Nueva, y el del  Golfo con los Zetas. En los municipios de Coatzacoalcos y Minatitlán había presenciadel cartel oaxaqueño de Pedro Díaz Parada. 

Menudearon los levantones y ejecuciones. Los acontecimientos más relevantes se registraron el 4 de marzo de 2007 en Villarín, municipio del puerto de Veracruz, cuando una carrera de caballos terminó con el enfrentamiento entre los sicarios de ambas organizaciones. El 28 de julio de 2009 fue acribillado con su familia el recién nombrado subcoordinador de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río, Antonio Romero, cuya ejecución se dio en el contexto de la desaparición del jefe de la Aduana, Francisco Serrano Aramoni, que condujo al arraigo de 40 agentes de tránsito municipal, incluido el director. El 7 de noviembre de 2007 fue ejecutado el delegado de la SPP en Paso del Toro, Casto Acevedo Manzano. 

Las ejecuciones y enfrentamientos eran por las rutas y mercados de transporte y comercialización de drogas, así como por las ganancias de la prostitución, la piratería y el narcomenudeo. A lo largo y ancho del estado peleaban elderecho de paso en la plaza y recibían, transportaban y comercializaban drogas, lavaban dinero en hoteles, empresas turísticas, de bienes raíces, casas de cambio y narco-campañas. 

En las elecciones intermedias de 2007, como acaba de suceder en el proceso electoral del 6 de junio pasado, hubo denuncias de la existencia de vínculos entre candidatos y narcotraficantes, pero al igual que ahora imperó la impunidad.

ZENZAYEN: BUENA INICIATIVA

En la última semana de septiembre pasado, la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez Álvarez, acompañada del secretario de Educación de Veracruz, Zenyazen Roberto Escobar García, recorrió la zona norte del estado para supervisar los planteles escolares dañados severamente por el paso devastador del huracán “Grace”.

En esa ocasión, Gómez Álvarez informó que el gobierno de México invertiría 451 millones 950 mil pesos del programa La Escuela es Nuestra (LEEN) para atender 2 mil 426 escuelas afectadas por el meteoro en los municipios de Poza Rica, Cazones de Herrera y Tuxpan, entre otros.

Sin embargo, dichos recursos son insuficientes ante la magnitud del deterioro de los centros educativos del norte y otras regiones de Veracruz. Y, por lo que se ve, en la recta final del presente ejercicio fiscal el gobierno del estado tampoco cuenta con los fondos necesarios para enfrentar esta situación, pues en la sesión de ayer, por ejemplo, el Congreso local solamente autorizó para el Poder Judicial 200 millones de pesos de los 519 que solicitaba la magistrada presidenta Inés Romero Cruz para subsanar el déficit financiero de este último trimestre del año.

En el caso de la SEV, su titular Zenyazen Roberto Escobar no se ha quedado cruzado de brazos y ayer anunció que el 5 de noviembre próximo se realizará en el centro de convenciones de Boca del Río el “Concierto por la Educación: Música con Causa”, con el propósito de recaudar recursos para la restauración de las escuelas afectadas por el paso del huracán “Grace”.

Acompañado del empresario organizador, Escobar García informó que en este concierto participarán de manera altruista artistas como el famoso cantautor Samo, Taylor Díaz, Frank Di y Lalo D.

Debido a que el aforo del World Trade Center de Boca del Río es de más de 6 mil espectadores, el titular de la SEV dijo que se aplicarán todos los protocolos sanitarios recomendados por las autoridades del Sector Salud para evitar exponer a los millares de asistentes al contagio de laCovid-19.

Lo último

Columnas