martes, noviembre 30, 2021

¿Primero los pobres?

Línea Política

YA HACE mucho tiempo que hemos venido escuchando la cantaleta sexenal de que en este gobierno, lo primero son los pobres, cuando en realidad, lo menos que les interesa es, precisamente, atender a este fenómeno social que en esta administración, tanto municipal, estatal y federal, ha crecido desmesuradamente y es motivo especial de preocupación en todos los sectores de la sociedad. México, es un país de pobres, donde más del cincuenta por ciento de la población, carece de lo más indispensable para vivir con dignidad, al grado de que hemos visto y sabido que lo más necesario como es la salud, se les ha negado reiteradamente en los principales nosocomios públicos, bajo el argumento de que en estos momentos, la atención es prioritaria para los casos que arroja la pandemia.

La pobreza en todo el país, es evidente y seguramente que no habrá manera de reducirla, luego de que las principales inversiones que se hacen en el territorio nacional, son para cumplir caprichos presidenciales y programas que derivan de un gobierno que pretende establecer un  nuevo orden, un nuevo sistema gubernamental, donde predomine la voz de quien manda a nivel nacional, sin tomar en cuenta las necesidades más urgentes de la población, como es el caso de la salud y la buena alimentación. Aunque la pobreza, es un fenómenos que ha estado siempre incrustado en la vida del pueblo mexicano, es ahora cuando más se manifiesta debido a los problemas que adicionalmente ha tenido que enfrentar la población como es el caso de la presencia del virus del Covid-19.

Eso de primero los pobres, es un slogan bien preparado para mantener a lado del nuevo gobierno, a los millones de personas que se han venido conformando con el producto de los programas sociales, que más bien, son una compra permanente de conciencia. Otorgar una pensión bimestral, es también mantener la pobreza de la gente, porque no les permiten realizarse por sí mismos, es decir, que en lugar de estas dádivas, se pudiera invertir en fuentes de trabajo donde los mexicanos, en general, pudieran aportar su trabajo y obtener un salario digno que les permitiera salir adelante, cubriendo sus propias necesidades sin tener que recurrir  a las ayudas electorales de cada bimestre y en cada campaña política.

Primero, los pobres, es una estrategia bien definida del gobierno, de tal suerte que estos programas sociales que se han impuesto, son el aseguramiento de miles de votos a favor del partido político en el poder, tal y como ya se ha visto en los pasados procesos electorales, donde la compra de conciencia política, ha sido tan evidente que sería, para el gobierno, difícil de poder negar.

                                                           —————————–

JUICIO POLÍTICO PARA EL PRESIDENTE.

AUNQUE, QUIZÁS, Poco le importe al Presidente de la República, que en determinado momento sea juzgado por los hechos cometidos durante su gobierno, principalmente, el dejar sin medicamentos a la población más necesitada, que también es, sin duda, una evidente violación a los derechos humanos, en todo el país, si se sentaría un precedente, con tan solo solicitarlo, ya no por las propia cámara de diputados, sino por la misma población, pues basta que lo haga un ciudadano para que pueda iniciarse este procedimiento.

Nunca, como ahora, se ha visto a un Presidente de la República, tan empeñado en negar la salud de sus gobernados, principalmente, a los niños que padecen enfermedades mortales como el cáncer, aunque habría, sin duda alguna, otros motivos que pudieran establecer este proceso.

El Presidente de la República, una vez terminado su mandato, es posible que se vaya o se retire definitivamente de la vida pública, por lo que cualquier sanción que llegara a imponerse, no le importaría, pues se supone que ya no tendría mayor aspiración política dentro de su país y acaso, fuera del mismo.

López Obrador, ha querido intentar destacar en el plano internacional, por lo que sería justo que antes de que se fuera de su gobierno o durante el primer año, después de su retiro de la presidencia, que se le siguiera este juicio político para evitar que pudiera aspirar a una posición en cualquiera de los organismos internacionales.

Tiempo hay de sobra y motivos, sin duda, también.

                                                           ————————–

AMÉRICO, RESPIRA Y SUSPIRA.

AMÉRICO ZÚÑIGA MARTÍNEZ, ha tenido una carrera política muy interesante. Como alcalde no lo hizo mal y hay quienes reconocen plenamente que su gobierno, sí estuvo al servicio de la ciudadanía de esta capital. Ha tenido otros cargos de suma importancia, como es la Secretaría del trabajo, en el Estado, siendo aún muy joven.

Pues bien, cuando Pepe Yunes, fue candidato a la gubernatura, donde se estaba seguro de su triunfo electoral, sin tomar en cuenta las traiciones políticas, Américo, fue considerado desde tiempo atrás como el posible Secretario de Gobierno, cuestión que hubiera resultado exitosa. Sin embargo, las cosas no fueron así, luego de la derrota electoral de Pepe Yunes.

Pero, como la esperanza es lo último que muere, Américo, se encuentra nuevamente en actividad política y busca, desde ahora, contribuir a fortalecer, si es que se da, la nueva aspiración del político de Perote.

¿Será que ahora las circunstancias operen a favor de todo el proyecto político y Américo, nuevamente se encuentre en el camino de aquella aspiración?

                                                           ————————–

Y EL LUNES, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

Lo último

Columnas