jueves, mayo 26, 2022

Profeco revela las sopas instantáneas que removerá del mercado

Relacionados

Agencias/Sociedad 3.0

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) publicó el análisis que llevará a retirar del mercado a una serie de marcas de sopas instantáneas, tras identificar inconsistencias en la información nutrimental, exceso de sodio y otras deficiencias informativas que podrían perjudicar a los consumidores.

Recordar que desde el viernes pasado hay una gran incertidumbre porque la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) encontró que las sopas instantáneas tienen un alto contenido de sodio, alto nivel calórico y muy bajo aporte nutrimental, por lo que algunas se pueden retirar del mercado en México.

En la versión de octubre de la Revista del Consumidor, Profeco informó cuáles son las sopas instantáneas que serán retiradas del mercado por no cumplir con lo que dicen en sus etiquetas y por publicidad engañosa.

El titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, informó en la mañanera de este lunes que se retiraron 129,937 unidades de sopas instantáneas correspondientes a 12 productos de nueve marcas diferentes.

Tras analizar un total de 33 sopas instantáneas, las marcas de sopa instantánea que Profeco decidió retirar del mercado por las razones aludidas son Buldak Cheese, por tener toda la información en inglés, pero también por prometer que está hecha con pollo y queso, pero que en la realidad no contiene un gramo de pollo.

Otra marca que fue retirada fue la Maruchan Ramen que dice tener verduras, pero cuyo contenido vegetal alcanza solamente 0.0085 gramos. Una cantidad que “cabe en la uña”, según expresó Ricardo Sheffield.


Del mismo modo, la sopa instantánea de la marca Knorr fue retirada por no informar que, además de los ingredientes que dice contener en su etiqueta, también tiene azúcares añadidos. Sin embargo, de acuerdo con la Revista del Consumidor, la Knorr de pollo es de las que menos sodio contiene (185 miligramos por cada 100 gramos). Asimismo, se advierte que contiene saborizante de pollo, pero no carne ni producto derivado de este animal.

En su análisis la institución evaluó la información de la etiqueta y el cumplimiento de los sellos de advertencia, el contenido de proteína, grasas, carbohidratos, calorías y sodio.

Así, entre las marcas que no cumplen con esta normatividad están:

J-Basket, por no cumplir con la norma de etiquetado, ya que no declara la información nutrimental sobre el producto preparado. Y también porque sus instrucciones están en inglés, en lugar de en español. No obstante, este es uno de los que menos grasa contiene.

Maruchan Instant Lunch, esta marca “declara contener vegetales”, pero solamente contiene 4 gramos de cada 100 gramos, además, recibió mala calificación por estar envasada en unicel. Esto representa un daño a la salud si se calienta en el microondas, porque el envase «transfiere químicos» a la sopa y un daño al ambiente, según advirtió el titular de la Profeco. Su contenido de sodio es de 290 mg por cada 100 g.

La Profeco puso el sello de “no cumple” a la marca Nongshim, una sopa instantánea que contiene 392 mg de sodio por cada 100 gramos, siendo el producto con más contenido de este aditamento entre todos los que inspeccionó la institución. Además, no cumple con la norma de etiquetado, ya que no declara la información nutrimental sobre el producto preparado.

Udon, esta sopa tampoco cumple con la norma de etiquetado y es el que más sellos de advertencia presenta por: exceso de calorías, azúcares, grasas saturadas y sodio. Esta misma marca tiene una presentación tipo ramen que no cumple con la normativa, por presentar instrucciones en otro idioma diferente al español.

Knorr Pasta Lista, esta presentación es la que menos proteína contiene por cada 100 gramos de producto, no cumple con la norma de etiquetado al evadir la declaración de contenido energético. Además, en su etiqueta, declara contener jarabe de glucosa, per no lo identifica como azúcares añadidos.

Buldak Cheese es, entre las instantáneas tipo ramen, la que más grasa, carbohidratos y calorías contiene, además, presenta un personaje alusivo a un pollo comiendo queso que es engañoso, pues no contiene pollo, sino saborizante artificial.

Con información de Expansión

Lo último

Columnas