jueves, diciembre 2, 2021

Que se preocupen los que vienen…

Lo primero que debe ser un territorio para convertirse en Nación, es ser independiente, es decir, dejar de depender de otra nación -en nuestro caso, lo fue de España-.  Lejos quedaron esos tiempos en que las Ciudades-Estado eran amuralladas…

Y por supuesto, auto-suficientes.  Ahí sus ciudadanos encontraban todo lo que necesitaban.  Al llegar los aventureros, platicaban de lo que había de donde llegaban, y así se dio inicio al comercio…

Pero como cada tierra tiene “vocación” -lo que no se da en un lado, en otro sí -y unos tenían mucho de algo, de lo que les era propio- y lo comenzaron a intercambiar, a exportar.  Lo que sucede hasta la fecha…

Pero a causa del libre comercio perdimos la autosuficiencia; y, por consiguiente, la independencia.  Y está bien que seamos una triste maquiladora -que no está bien, es solo una forma de decir las cosas- dependiente hasta para alimentar a la población; lo que es gravísimo…

El también depender de manos extranjeras en la energía eléctrica y en el agua.  Cuando las honorables Autoridades hablan de festejar la Independencia, es ya de risa, o de burla -como se prefiera-…

Lo mismo pasa, cuando a pesar de que no puede haber una democracia de pobres, es decir, una nación donde la mayoría quiere ser pobre -eso no existe- no se explica cómo pueden hablar de democracia…

Y la “democracia” en el mundo está igual, se reduce al voto de las cinco naciones que integran el Consejo de Seguridad de la ONU con derecho a veto; los demás, poco importa lo que opinen… 

Lo ideal sería volver a ser independientes; pero ya decía Juan Jacobo Rousseau (1712 – 1778) “La libertad nunca se recupera una vez que se pierde”.  La ventaja de esas lapidarias palabras, es que los mexicanos nunca hemos sido libres; y a lo mejor un día lo logramos.  Pero regresemos…

Aunque por extrañas razones ya no se sabe nada de la refinería que compraron en Houston, además de que no ha bajado el precio de las gasolinas; y a pesar de que voces estridentes y conocedoras, expertas, vaya, no están de acuerdo con la reforma energética que propone el Presidente…

Desde mi muy personal punto de vista, considero que deben nacionalizarse la electricidad y el petróleo; pues va a pasar mucho tiempo antes de que las energías limpias se hagan cargo de suministrarla…

Se quiera aceptar o no, y a pesar de que oficialmente las naciones combaten la contaminación, el carbón está en auge.  Es la principal fuente de ingresos de Australia.  Como lo es el petróleo para las monarquías árabes…

Y más, cuando precisamente en Australia, el país exportador de carbón más importante del mundo, ya se está implementando un catalizador que convierte el CO2 en combustible, según acaba de informar la Universidad Tecnológica de Queensland.  Por eso no se van a dejar de utilizar en mucho tiempo…

Dicen que ya hay carros y hasta aviones eléctricos ¡Asu, que progreso! Solo que las baterías de litio son causa de seria contaminación de las tierras de donde se extrae.  Y poco se da a conocer que ya hay automóviles, fabricados en la India, que no requieren combustible, son motores neumáticos, es decir, que trabajan con aire…

Pero; ¿y luego que va a ser de las caravanas de Suburbanas blindadas?  ¡No! Eso no puede ser.  Que se preocupen los que vienen.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas