jueves, mayo 19, 2022

Arde Veracruz

Línea Política

Agustín Contreras Stein

22 de noviembre del 2021

                                                          

AÚN con todos los esfuerzos que hace el gobierno del Estado, para combatir la delincuencia, la evidencia de una buena voluntad de las autoridades comprometidas con el quehacer publico, más todavía en aquellas que tienen la responsabilidad de velar por la tranquilidad de los veracruzanos, la inseguridad en Veracruz, es cierta, no es una mera percepción como muchos pudieran calificar el sentir de la sociedad. Veracruz, es una entidad que comparte los mismos problemas que otras entidades del país, como lo pudiera ser Zacatecas, Sonora o Sinaloa, o cualquier otro Estado, que en estos momentos sufra los serios problemas de esta calamidad social, pues es todo el territorio nacional que ya se encuentra ocupado, en gran parte, por el fantasma de la inseguridad, pero no deja de preocupar que sea, precisamente, la entidad veracruzana, la que siga siendo un verdadero punto de referencia nacional por los hechos delincuenciales que se suscitan permanentemente.

Bien pudieran asegurar las voces de la opinión pública, acerca de que arde Veracruz, y no precisamente por la ebullición política, que también se ve y se siente, sino porque dentro de su propio territorio, no hay una verdadera garantía de seguridad, tanto para las personas, como para sus bienes. Aunque muchos no lo crean, todo hace suponer que el Estado, con toda su fuerza policiaca, con todo su poder político y económico, ya ha sido rebasado por quienes siembran de manera cotidiana el miedo, condición que no permite crecer a nadie, menos al Estado, porque no se dan las posibilidades de vivir, trabajar y convivir dentro de un ambiente de paz y tranquilidad.

El gobierno de la famosa cuarta transformación, promoviendo el cambio en la forma de hacer política y administrar el Estado, se dispuso, desde los tiempos de campaña, prometer un nuevo clima social en Veracruz. La mayoría de ciudadanos creyeron en estos compromisos políticos y se volcaron en las urnas para hacer llegar a un nuevo sistema gubernamental que hiciera realidad lo que tanto habían demandado a otras administraciones, es decir, gozar de la tranquilidad, garantizada por quienes tienen en sus manos las posibilidades de concretar esta aspiración del pueblo.

Sin embargo, no fue así. Hoy, a tres años de gobierno, la inseguridad, sigue siendo la misma, quizá más acentuada en los índices que se conocen sobre este problema social. Veracruz, parece ser, sí arde en medio de la hoguera generada por la delincuencia común y organizada.

                                                            —————————

SERGIO GUTIÉRREZ LUNA, DE NUEVO EN VERACRUZ

QUIENES PENSARON, incluyendo al mismo Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, que el ahora Presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados federal, parecía haberse disciplinado, dejando que las cosas políticas fluyeran tranquilamente en la entidad, se equivocaron. Gutiérrez Luna, está sigue vigente en su andar político, donde no hace campaña política de manera abierta, pero sí hace suponer que su trabajo está encaminado a buscar, en el momento preciso, la candidatura de Morena, para tratar de ganar la gubernatura del Estado, en un proceso electoral, que desde ahora, se ve complica, primero, dentro de la vida interna de Morena, y segundo, por las condiciones que se han estado generando en toda la ciudadanía, sobre todo, por la ausencia de un gobierno verdaderamente comprometido con su pueblo.

Finalmente, todo parece indicar que Morena, tendrá como aspirantes fuertes para el dos mil veinticuatro, a dos personajes que gozan de mayor confianza y aceptación en Veracruz. Uno de ellos, ya se está viendo, es precisamente Sergio Gutiérrez Luna, mientras que el otro, Ricardo Ahued Bardahuill, con mayor carrera política y mayor experiencia en el quehacer público. Ambos garantizan, sin duda alguna, una buena participación político electoral, la cual necesita Morena, y el propio Presidente de la República, quien además, desea asegurar la consecución de su cuarta transformación.

                                                             ————————–

ANILÚ, UNA MUJER DE COMPROMISOS

LA DIPUTADA LOCAL, Anilú Ingram Vallines, Coordinadora de la bancada priista, en el congreso, no es tan solo la cara bonita de la política, sino también, es la mujer responsable con su quehacer político y con la representación de su partido, el PRI, al que nunca ha dejado y se supone, no dejaría en ningún momento.

De Legisladora federal, pasó a la diputación local, continuando con un trabajo legislativo que solo cambia de esfera de competencia, pero que no deja de ser, indudablemente, un verdadero compromiso con la sociedad, y con todo el  pueblo en general.

Su participación en la vida política del Estado, es apreciada desde hace tiempo, por lo que ahora, en su carácter de representante popular, a nivel estatal, estará obligada a continuar su trayectoria, haciendo un buen trabajo en el congreso, lo que servirá, sin duda, para coadyuvar en el fortalecimiento de su propia organización política.

Anilú, es una mujer de compromisos.

                                                            —————————

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: [email protected]                 Whatsapp: 2281-61-46-57

Lo último

Columnas