miércoles, mayo 18, 2022

Chaquetazos legislativos

Hasta donde la memoria permite, no se recuerda al inicio de la integración de una Legislatura, tamaño de chaquetas como las que se dieron en esta incipiente LXVI: ¡nomás 8! Siendo la bancada más favorecida la de Morena con 7 (y dijeran en los Pronósticos) y las que se acumulen. El PAN nomás tuvo una.

Empecemos con la del PAN porque es la más natural y fácil de entender con Miguel David Hermida Copado.

El porteño era el número 4 en la bancada del PRI al lado de Anilú Ingram Vallines, Arilú (Arianna Guadalupe) Angeles Aguirre y Marlon Ramírez Marín pero muy temprano, el pasado viernes, anunció su salto a la fracción del PAN.

De anécdota, ya en el recinto legislativo, durante un receso o a la conclusión de la primera sesión (han de disculpar, los caballeros no tenemos memoria…), Marlon, teniendo al lado a Miguel Hermida, llama a su compañera de bancada: “¡Aniii! ¡Ven! ¡Vente a tomar una foto con quien nos abandonó!”

Y Anilú, con alegre sonrisa se acerca respondiendo: “¡Con el que nos dejó como novia de rancho!”, mientras se iba sumando al cuarteto Arilú (Arianna pues).

Hermida Copado en escueto boletín informativo explicaba: “Aunque por el convenio de coalición electoral fui registrado por otra institución política, el día de hoy, en apego a mis principios y trayectoria, iniciaré el proceso para incorporarme al Grupo Legislativo del PAN.

“Quiero agradecer a los partidos Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática por su gran impulso durante el proceso electoral, estoy seguro de que seguiremos trabajando como bloque de oposición en la defensa de los intereses ciudadanos”.

Sí, Miguel Hermida tuvo la decencia de explicar su salto, su cambio, su chaquetazo, a diferencia de los tres diputados del PT, dos del PVEM y las dos del PRD… aunque está de más comentar las razones porque ya están más que explicadas acá y en otras columnas (en el PT y PVEM, desbaratar sus bancadas; en el PRD, presumen salvavidas político para los alcaldes perredistas de Zongolica y Papantla que a estas alturas ya deben estar más lejos del Sol Azteca y más cerca de Morena como sus familiares legisladoras), en el caso del diputado panista hay lugar para entender mejor en las líneas siguientes, su paso de la muerte.

En estos momentos, la bancada del PAN tiene 9 integrantes: Othón Hernández Candanedo, coordinador de bancada; Hugo González Saavedra, vicecoordinador de la Mesa Directiva; Enrique Cambranis Torres, Jaime Enrique de la Garza Martínez, Miguel David Hermida Copado, Nora Jessica Lagunes Jáuregui, Verónica Pulido Herrera, Bingen Rementería e Itzel Yescas Valdivia.

Hay que recordar que al interior del PAN viven un proceso por la dirigencia estatal del partido entre Tito Delfín Cano y Joaquín Guzmán Avilés.

Uno elucubra. Antes de que Hermida se pasara al PAN, los legisladores chiquiTitos (por eso de que es impulsado por los Yunes chicos) eran solamente tres: Enrique Cambranis, Jaime Enrique de la Garza y Verónica Pulido. El resto, Chapitos. Si bien siguen siendo mayoría, la percepción ya no es igual a 5-3 que 5-4.

Aunque les insisto: Es una elucubración… la realidad es que el cambio de Miguel Hermida al PAN estaba más que presupuestado y de cierto modo, estoy seguro, hasta comprendido en un momento dado por la bancada del PRI, digo, para que lo chinguen como sólo entre porteños se saben chingar:

–¡Aniii! ¡Ven! ¡Vente a tomar una foto con quien nos abandonó!

–¡Con el que nos dejó como novia de rancho!

[email protected]

Lo último

Columnas