lunes, enero 24, 2022

Impunidad ‘casi total y estructural’ en desapariciones en México: ONU

Relacionados

Agencias/Sociedad 3.0

Al concluir su visita el Comité de Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada (CED, por sus siglas en inglés), Carmen Rosa Villa Quintana, jefa de la delegación, condenó que en México este delito se registre con una impunidad casi total y estructural que favorece la reproducción y el encubrimiento de los perpetradores.

Las personas con las que conversamos nos transmitieron una imagen de una sociedad superada por el fenómeno de las desapariciones, la impunidad sistémica y su impotencia frente a la inacción de algunas autoridades.

Villa Quintana alertó que durante las dos semanas que permaneció la delegación del CED en el país, recibió información preocupante, tanto de autoridades como de víctimas, sobre la existencia de diversos patrones en la comisión de desapariciones forzadas en distintas regiones, que operan de manera simultánea y evidencian escenarios de connivencia entre agentes estatales y el crimen organizado.

A ello, dijo, se suman las cometidas directamente por agentes del Estado.

Frente a esta realidad, señaló, el enfoque de seguridad que se ha adoptado no sólo es insuficiente, sino además inadecuado.

Asimismo, destacó que las desapariciones no son únicamente un fenómeno del pasado, sino que aún persiste. Refirió que según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y no Localizadas, hasta ayer había 95 mil 121 desaparecidos, de los cuales más de un centenar habrían sido cometidas durante la estancia en México de la delegación.

En conferencia de prensa, también resaltó el incremento notable del número de desapariciones de niños, niñas, adolescentes y mujeres. Lamentamos observar que esta tendencia se agudizó en el contexto de la pandemia de Covid-19.

Villa Quintana subrayó que los migrantes también son un grupo particularmente vulnerable frente a las desapariciones.

«Hemos recibido información de personas que iniciaron su ruta migratoria y terminaron en fosas clandestinas. Otras se encuentran ilegalmente privadas de su libertad sin comunicación con el mundo exterior».

De igual manera se refirió a la grave crisis forense que existe en el país, cuya más cruda demostración son las más de 52 mil personas fallecidas sin identificar. El trato indigno y la falta de un acompañamiento adecuado a los familiares en los procesos de identificación y entrega sólo agravan esta situación.

Lo último

Columnas