martes, mayo 24, 2022

La consulta para la revocación

Relacionados

Fuerte golpe ha sufrido el Instituto Nacional Electoral porque le fueron negados los recursos para realizar la consulta popular a través de la cual se pregunta a la ciudadanía si desea la continuación de López Obrador en el cargo de presidente de México. Por cierto, una consulta sui géneris porque parte precisamente del lado del gobierno y quienes buscan aportar las firmas requeridas (2 millones 800 mil) pertenecen a ese bando político. Pero en teoría una consulta para revocar un mandato presidencial equivale a una elección federal, lo cual incluye instalar cientos de miles de casillas electorales en todo el país y capacitar a sus integrantes, certificar y acreditar la genuinidad de las firmas, etc., con un elevado costo económico difícil de solventar desde el INE sin los recursos requeridos. Entonces ¿cómo le irá a hacer el órgano electoral para cumplir con esa obligación constitucional? Queda a la directiva del INE acudir a la Suprema Corte de Justicia para ampararse y lo exima de esa responsabilidad, o bien realizar una consulta sin que ésta alcance los requisitos de certeza y confianza requeridas para esta clase de cotejos. Una consulta casi “patito” pues. Debe aclararse que desde la oposición nadie ha solicitado la consulta para la revocación, es decir no ha mostrado inconformidad para que AMLO se vaya de la presidencia, porque fue electo para seis años y el balance tendría que hacerse al término de ese periodo. Por lo demás, con INE o sin él, celebrar esa consulta conlleva un propósito político y en esa lógica se llevará a cabo. En otros términos, de todas formas “el INE tendrá la culpa”.

Lo último

Columnas