martes, mayo 24, 2022

México adelgaza en su parte media

Relacionados

No son buenas señales cuando un país comienza a dar síntomas de adelgazamiento de su clase media y gran parte de ese importante segmento social pasa a engordar el anchuroso espacio de los pobres, porque entonces el diagnóstico señalaría hacia una severa patología económica de pronósticos preocupantes. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre 2018 y 2020 6.2 millones de clasemedieros ya no aparecen en ese rango, al pasar de 53 millones 472 mil personas a 47 millones 201 mil. En un país con crecimiento económico y desarrollo social la señal marcaría una movilidad hacia arriba, es decir la clase media escala hacia el escalón superior, gana en comodidades, goza de bienes y servicios en mayor proporción y son mayores las oportunidades para recibir una mejor educación; lamentablemente, eso no está ocurriendo actualmente en nuestro país. Dicho en los términos de la nomenclatura del momento: los “fifís” “aspiracionistas” pierden terreno, y en vez de subir, su condición y oportunidad para escalar socialmente sigue el sentido opuesto. Nada bueno bajo el sol de México. Salvo mejor opinión, por supuesto, pero en una sociedad todo está concatenado en la frecuencia de las causas y los efectos, lo cual invita a reflexionar acerca de las consecuencias políticas que pudieran derivadas del referido cambio del sustrato socioeconómico y de en qué medida impactaría en los procesos electorales venideros. ¿Reclamará electoralmente la clase media empobrecida? ¿en qué medida influiría en la conformación del poder? No falta mucho para descubrirlo, pero, en todo caso, esperemos que las perspectivas del país vayan cambiando para bien de todos, luego se dice “no hay bien que por mal no venga”.

Lo último

Columnas