martes, enero 18, 2022

Ricardo Flores Magón

Relacionados

Por Francisco Guzmán Márquez

Instituto de Relaciones Culturales Mexicano Cubanas Flores Magon Mella

 El 21 de noviembre de 1922, hace 99 años, muere Ricardo Flores Magón en la Penitenciaría de Leavenworth, Kansas, Estados Unidos, cuando aún le faltaban 15 para cumplir la injusta sentencia de 20 años que el juez le había impuesto, máxime si se consideran las enfermedades que padecía.

 Resulta obligado recordarlo, rendirle homenaje y estudiar su legado político, ideológico y ético, con el fin de no perder la memoria histórica respecto de nuestro ilustre compatriota, miembro de la generación de 1892, quien desde sus años estudiantiles jugó un papel relevante en los hechos de protesta que tuvieron lugar en los albores del siglo XX, provocados por las condiciones de pobreza, analfabetismo, prostitución, alcoholismo, corrupción, entrega de la economía nacional a empresarios extranjeros, principalmente norteamericanos, crecimiento desmesurado de las haciendas a causa del despojo de las tierras a los pueblos originarios, con la consecuente conversión de los campesinos en peones libres o acasillados; la dictadura que cada día se hacía más insoportable por la persecución a la libre expresión de las ideas y la represión a las manifestaciones de protesta de estudiantes, periodistas, campesinos y obreros… Contra todo esto luchaba Ricardo, Flores Magón.

Por la abyecta adhesión de algunos senadores del Partido Acción Nacional a la Carta de Madrid, en nuestros días, conviene analizar y demostrar la vigencia del pensamiento revolucionario de inspiración anarquista de Ricardo Flores Magón, que contrasta con el comportamiento antimexicano, anti popular y pro imperialista de la ultraderecha yunkista incrustada en el partido mencionado.

  La derecha mexicana (PAN, PRI, PRD), empresarios, FRENA y otros que en 2013 aceptaron los sobornos millonarios de Odebrecht para aprobar las reformas estructurales de Peña Nieto, hoy se opone al proyecto de Reforma Eléctrica enviado por el Presidente de la República, Lic. Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión. Las razones son las mismas: Continuar con el saqueo de las riquezas de la Nación, preservar los intereses económicos de las empresas transnacionales, volver a la exención de impuestos de los grandes empresarios, al juego del libre mercado en detrimento de los intereses de la Nación y de la mayoría del pueblo trabajador. En síntesis, sólo los mueve la defensa de la propiedad privada, la libertad y la democracia entendidas a su manera.

¿Qué opinaba Ricardo Flores Magón sobre la propiedad privada, la libertad y la democracia?

 Ricardo Flores Magón profundizó en las tres concepciones del socialismo que circulaban en México a principios de 1900: La teoría anarquista de Bakunin y Kropotkin, el socialismo científico de Marx y Engels y el socialismo ético de Lamennais y Tolstoi; además obtuvo una sólida formación cultural producto de la educación positivista de su época; hablaba castellano, inglés, francés, italiano, portugués y náhuatl, leía el griego y el latín, era dramaturgo, escribió tres obras de teatro y disfrutaba la música clásica.

 El positivismo formaba en los estudiantes de la época la capacidad de realizar la interpretación sistemática y objetiva de la realidad del mundo, basado en las “leyes de invariable sucesión, de constante coexistencia y de relativa similitud de los fenómenos”.

 La concepción positivista fue adaptada a la realidad mexicana y sirvió de base al proyecto de la dictadura de Porfirio Díaz en lo cultural y en lo político. Daba prioridad a lo “material y positivo”, obligaba a someter la razón al análisis de la realidad, supeditada a un proceso evolutivo con el fin de preservar el statu quo y evitar la transformación revolucionaria. El porfiriato se apoyó en esa concepción filosófica para aplicar la fórmula de “orden y progreso”.

 Ricardo Flores Magón tuvo la capacidad de convertirse en un ideólogo de la transformación de la realidad plagada de injusticias que padecía el pueblo de México. Fue un intelectual preclaro, capaz de elaborar y desarrollar la doctrina anarquista que le dio los elementos para entender que a pesar del progreso material que había logrado la humanidad, no había conseguido el “progreso moral”, porque había fracasado en el intento de hacer “mejores y más generosos” a los hombres. Con su cauda de egoísmo, ambición, guerras de rapiña y el despojo de los recursos naturales de los pueblos, el hombre continúa siendo “el lobo del hombre”.

 La causa de esa injusta realidad más las ideas de egoísmo, apropiación, explotación y enriquecimiento a costa de los desposeídos, para Flores Magón es “la propiedad territorial (que) se basa en el crimen, y por lo mismo es una institución inmoral. Esta institución es la fuente de todos los males que afligen al ser humano. El vicio, el crimen, la prostitución, el despotismo, de ella nacen”. 

 Como consecuencia de la propiedad privada no existe fraternidad humana; la sociedad se encuentra dividida en clases contrapuestas, dificulta el funcionamiento de la democracia, la conquista de la justicia social e impide que la libertad sea disfrutada por todos, ricos y pobres, en virtud de que “los ricos gozan de libertad económica y es por ello que son los únicos que se beneficiaron con la libertad política”;  En tales circunstancias, la libertad no puede ser un derecho universal sino un privilegio exclusivo de los dueños de los medios de producción, por lo cual los pobres están excluidos de ambas.

 La propiedad, concluye Flores Magón, es un obstáculo para la práctica de la hermandad entre los pueblos, por lo tanto, “hay que destruirla para hacerla realidad”.

 La exorbitante concentración de la riqueza en pocas manos, la penetración de las empresas transnacionales en las economías de los pueblos subdesarrollados y dependientes, la imposición de las devastadoras políticas neoliberales que sembraron millones de pobres en México y el mundo, reprivatizaron y neocolonizaron las economías con la consiguiente proliferación de la drogadicción, la violencia del crimen organizado y el tráfico de armas, más la corrupción y los sobornos, son algunas de las políticas que defienden las fuerzas de la derecha y que son rechazadas y combatidas por los gobiernos nacionalistas de izquierda que están librando una fuerte batalla para revertirlas y recobrar la vigencia de la rectoría del Estado en la economía de sus naciones empobrecidas, por lo cual concluimos que la crisis económica, política y ética que padecemos en México, es consecuencia de la política neoliberal impuesta durante más de 30 años.

En medio de los fuertes embates de la ultraderecha internacional como VOX y la derecha mexicana (PAN, PRI, PRD, El Consejo Coordinador Empresarial, FRENA, entre otros) financiada por la organización estadounidense USAID para recuperar sus privilegios, el Gobierno de la Cuarta Transformación encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, está realizando su proyecto de nación bajo el lema “Por el Bien de Todos Primero los Pobres”, con el fin de superar el desastre económico, político y ético heredado, a fin de sacar de la pobreza a los cincuenta millones de pobres.

Tales acontecimientos obligan a estudiar el ideario político de Ricardo Flores Magón, fortalecido con el heroísmo de su ejemplar y sacrificada entrega en contra de la voracidad de los capitalistas, que en los momentos que vivimos, cruciales de nuestra historia, cobra mayor actualidad y lo ubica en las páginas gloriosas de la historia patria, como el incorruptible antagonista y sublime soñador anarquista, cuya estatura ética de luchador social a favor de los desheredados, se agiganta cada día más. ¡Viva por siempre Ricardo Flores Magón y su heroico ejemplo!

Lo último

Columnas