jueves, mayo 26, 2022

El pithecanthropus pekinensis, un chivo en cristalería

Relacionados

Jaime Ríos Otero

Hasta dónde llegará la obnubilación del jefe político de Veracruz es algo que no sabemos. Al ser reflejo grotesco de los desplantes diarios de charlatanería y cinismo de Andrés Manuel, pareciera no concebible que éste haga algo para retirarle su respaldo.

Para el senador Ricardo Monreal, presidente de la Jucopo en el Senado de la República, la etapa del pithecanthropus pekinensis ha retornado a Veracruz, donde existe un clima de terror y persecución.  

Estamos ya en una etapa similar a la mitad del sexenio de Javier Duarte, cuando éste mantenía en un caos al estado, comenzaban las manifestaciones de todos a los que no les pagaba, y él se regodeaba en logros y éxitos de su gobierno que sólo sus secuaces celebraban.

Claramente, el orondo cordobés había perdido la chaveta o, al contrario, sabía que mentía, aunque deliberadamente daba una imagen triunfalista. Pero no recuerdo que hubiera encarcelado adversarios a mansalva. Finalmente, acabó en la cárcel.

Ahora, el mandatario veracruzano está disfrutando de un placer sin límites, donde siente como gracia pasearse con su secretario de Gobierno en sendas bicicletas para niñas y festina sus juegos de billar, mientras omite resolver los graves problemas del estado, combate a sus adversarios enviándolos a la cárcel y ha tomado la represión como denominación de origen del gobierno de la esperanza.

Puede ser una imagen de 2 personas, personas de pie, personas jugando al billar e interior
Puede ser una imagen de una persona, jugando al billar e interior
Puede ser una imagen de 4 personas, personas de pie, personas jugando al billar e interior

Información relacionada

Retornó la etapa del Pithecanthropus Pekinensis a Veracruz, deplora Monreal

Lo último

Columnas