martes, mayo 24, 2022

La infodemia, costumbrismo de nuestros tiempos

Relacionados

Según quienes de eso saben, el término infodemia se integra por el compuesto entre las palabras, información y epidemia, para expresar la abundancia de información falsa, o sea, fake news. Con la pandemia sanitaria que cargamos a cuestas desde 2020 hemos podido comprobar la exactitud del término, tan precisa que es fácilmente aplicable a otros contextos de vigencia contemporánea. Por ejemplo, ayer abundaron los casos que lo comprueban: por la mañana del lunes se difundió la noticia acerca de una supuesta investigación de los movimientos financieros del Fiscal General, Gertz Manero, a cargo de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), pero por la noche fue desmentida por esta oficina negando que existiera tal expediente publicado en El Universal. También ese lunes, el expresidente Felipe Calderón calificó en twitter como fake news un video donde el presidente López Obrador habla de un tren inexistente que va al aeropuerto Felipe Ángeles, y pide que “la señorita que no sabe leer” lo incluya en la sección de «Quién es quién en las mentiras de la semana». Otro caso se produjo acá en la aldea veracruzana donde corrió como pólvora encendida la noticia sobre un dictamen del Tribunal Electoral veracruzano que supuestamente rechazaba la validez de la elección en el municipio de Veracruz, cuando lo que en efecto sucedió fue que al interior de dicho Tribunal dos magistrados rechazaron el dictamen presentado por la ponente por considerarlo incompleto. Pero finalmente, para cerrar la jornada la noticia que en nuestro solar veracruzano se llevó la tarde es la relativa a la imputación del delito de desaparición forzada contra Javier Duarte de Ochoa, quien está a punto de salir en libertad por cumplir la media de su condena, aunque con esa acusación de por medio esa oportunidad pudiera verse frustrada. Eso es el acontecer costumbrista de nuestros tiempos.

Lo último

Columnas