martes, noviembre 29, 2022

Abandono y negligencia en el Hospital Civil de Xalapa; el caso Ivonne Blanchet

Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

Con la llegada del gobierno moreno que encabeza Cuitláhuac García la
corrupción, los malos tratos, el abandono y la negligencia en el Hospital
Regional “Luis F. Nachón” de Xalapa tomaron carta de naturalización.
No hay medicamentos, las filas en el área de urgencias son enormes, se
carece de quipo para hacer estudios radiológicos y de laboratorio, mismos
que se tienen que realizar por fuera, donde se llevan comisión, y el
despotismo y malos tratos del personal son el sello de la casa.

Si bien herederos de malas administraciones pasadas ya han trascurrido
tres años sin que la situación mejore no solo en el “Nachón”, sino en las
183 obras donde se debieron invertir tres mil millones de pesos que nunca
llegaron al sistema hospitalario por subejercicios o malos manejos.
Los buenos modos y la diligente atención tampoco son lo suyo.

Es el caso de la sexagenaria Ivonne Blanchet Cruz, quien tuvo el
infortunio de caer en las manos del personal de enfermería, médico y
administrativo de este nosocomio capitalino.
Fractura múltiple de tobillo la lesionada de 68 años, fue llevada de
emergencia al “Luis F. Nachón” en donde en una primera canalización le
dijeron que no tenían material para operar por lo que tendría que

esperar unos días. Dos semanas después, cuando estaba todo listo le
argumentaron que no había anestesia por lo que solo la iban a enyesar y
darla de alta.

Cualquier prácticamente de medicina sabe que los huesos efectivamente
sueldan, pero si no están acomodados –tal como se solicitó vía operación
quirúrgica- el paciente tendrá que cojear para siempre.
El responsable de la atención de la señora Blanchet, Doctor Samuel
Ferrer, no solo asume el “lo toma o lo deja” sino que dio un mes de plazo
para que pudiera ser intervenida a lo que la familia le pidió llevarla a su
domicilio y regresar en la fecha comprometida a lo que orondamente el
galeno le respondió que eso era imposible ya que “perdería el turno”.

El problema, sin embargo, no es esperar la fecha un mes dentro del
hospital, sino las condiciones de higiene del área, el mal trato del
personal; el frio, la comida dos veces al día que provoca diarrea y la cero
asistencia a la paciente que en este caso hasta para ir al baño requiere de
la ayuda dada la múltiple fractura en el tobillo.
En otros casos, la situación va de mal en peor.

Desde hace varios meses pacientes con artritis enfrentan dificultades para
llevar sus tratamientos al pie de la letra, pues la farmacia del Hospital
Civil de Xalapa «Dr. Luis F. Nachón» no cuenta con los medicamentos
que recetan los propios médicos que ahí laboran, así lo aseguró María de
los Ángeles Aguilar Alejo.

Explicó que el personal de la farmacia responde que no cuentan con los
medicamentos y les piden que vuelvan en un lapso de 10 días, sin
embargo, nunca encuentran una respuesta favorable.

Otro paciente de 79 años, recién acaba de salir del hospital regional “Dr.
Luis F. Nachón” con una receta donde le piden hacerse unos estudios que
cuestan ocho mil pesos, que le permita a los médicos conocer el alcance de
su malestar en la próstata, no tiene dinero.

Toda su vida trabajó en tiendas y ferreterías, ahora está solo y vive de la
pensión que le otorga el gobierno federal que encabeza Andrés Manuel
López Obrador, el mismo que desapareció el Popular para crear el
Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI)
Otro caso:

Filemón Hernández tiene 31 años y está internado en el Hospital Regional
“Luis F. Nachón”. A la altura de la localidad El Castillo, cuando hacía un
viaje en su taxi, fue asaltado y golpeado por lo que resultó con una
fractura en la clavícula derecha.

El resumen clínico señala que sufre múltiples contusiones, secundarias a
agresión por terceras personas y que requiere una intervención
quirúrgica. Para poder operarlo. Su madre asegura que por ello debe
pagar cerca de 7 mil pesos. Su caso no avanza porque no tiene dinero.

Ese es justamente el “Talón de Aquiles” del sistema hospitalario de
Veracruz donde la falta de medicinas, desvío de recursos y ausencia de
conocimientos e interés, desde la cabeza, Roberto Ramos Alor hasta su
familia y amigos ahí incrustados, tienen de cabeza a la Secretaría de
Salud.

Tiempo al tiempo.
*Premio Nacional de Periodismo

otros columnistas