viernes, mayo 20, 2022

Entre información, opinión y Libertad de Expresión…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected].mx

Entre la información, la opinión y la Libertad de Expresión…

Encabezados por un individuo de escasas luces y todavía menor cultura, los morenos han determinado que los periodistas deben diferenciar lo que es una información, de lo que es una opinión.  Lo que en pocas palabras es un galimatías…

Empezando porque la Libertad de Expresión es un derecho constitucional que de ninguna manera puede coartarse.  A menos de que se trate de gobiernos tiránicos; con lo que está dicho todo…

Y esto no es ni una información, ni una opinión. Es una realidad histórica basada en los hechos.  Pues todos los gobiernos dictatoriales comienzan por acallar las voces críticas para hacer de las suyas…

Cabiendo acotar, que la inmensa mayoría de los políticos -aclaro que hay honrosas excepciones, que no cito porque entre amigos los halagos no caben- dedican más tiempo a las opiniones favorables que a las críticas, con las que se enriquecen…

Pero para evaluar la clase de tontería que acaban de aprobar en la SCJN, y toda vez los tiempos de pandemia que cursamos se presta para ejemplificarlo, voy a dar una opinión que a la vez es una información, o viceversa, como prefieran tomarlo…

El contagio de los virus no se ha controlado, y los fallecimientos no han disminuido, porque no se han seguido los procedimientos adecuados para el efecto.  Declaración que podría confundirse; pues a la vez que es un hecho y por tanto una información, que se base en una opinión…

“Alimentar a un enfermo es alimentar la enfermedad”.  Es una información para todos aquellos que no lo sabían, que lo ignoraban; en especial al cuerpo médico que ha actuado de manera tan aberrante…

Pero a la vez, es la opinión del llamado Padre de la Medicina, Hipócrates de Cos (460 – 370) fundador de La Medicina Racional y precursor de la Ética Médica.  Por lo tanto, queda claro que, basado en una información, se puede dar una opinión, a favor o en contra…

En términos generales, el cuerpo médico dirá que es falso, pues ellos hacen, o cuando menos aconsejan exactamente todo lo contrario.  Pues, cuando una persona se enferma, la primera sugerencia que hacen, es que coma más de lo que habitualmente ingiere, para que el su organismo tenga la energía suficiente para combatir al ente agresor; lo que también no deja de ser una opinión…

Equivocada de hito en hito, pero finalmente tienen derecho a expresarla y de aplicarla, a pesar de las consecuencias vistas; pues los individuos tardan más en recuperarse.  Y no todos, otros no la libran, como en el presente caso de la pandemia en la que han fallecido quienes podían haberse salvado…

Y hablando de la pandemia, el día de ayer sábado, en muchas ciudades europeas se llevaron a cabo manifestaciones de miles y miles de personas que, hartos de las medidas draconianas y por demás violadoras de los Derechos Humanos, están en contra de las medidas sanitarias…

Medidas que no contemplaron los gobiernos del casi todo el mundo; que manipulados y presionados por la “ciencia médica”, dictada por los laboratorios químico-farmacéuticos -el 99% privados y en manos de gente sin escrúpulos- ahora se ven en serios problemas económicos…

Perversos entes que se manejan con la premisa de que el dinero lo anteponen a la salud y a la ética. Haciendo que algunos se pregunten si también sean los mismos dueños de algunas funerarias, a efecto de cerrar la pinza de los negocios…

Llegando al extremo de atacar a quienes, teniendo más información, no acatan las normativas de las ridículas medidas sanitarias que, dicho sea de paso, no han servido de mucho, por no decir que de nada…

Pues combatir o prevenir el contagio viral, obligando a la población a utilizar gen contra las bacterias, es punto menos que improcedente.  Igual que combatir la infección con antibióticos que, sabido es, no tienen ningún efecto sobre los virus. Pero ah, cómo venden y cuánto dinero han ganado con el sufrimiento y el dolor humano…   

Y no es que defienda a la parásita y depredadora humanidad, que peca de estulticia y de la que La Madre Tierra debe estar verdaderamente harta, pues no hacemos más que daño.  Aunque afortunadamente hay quienes, sin dejar de ser parásitos -pues todos lo somos- tienen otro comportamiento…

Y como La Madre Tierra es en extremo inteligente y sabia; a pesar de ya ser 7 mil 800 millones de parásitos -según el más reciente conteo- sabe perfectamente quienes son quienes tienen otra forma de vivir en armonía con los demás seres vivos; y a ellos no los ha tocado, pues los virus viven siendo como los glóbulos blancos, solo que ellos la defienden a Ella…

Y ahí están las estadísticas de quienes no han necesitado las “vacunas” que, visto está, no han servido de nada; y en no pocos casos, han sido contraproducentes.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas