viernes, mayo 20, 2022

Rescata Proceso reportaje donde habla de «guerra de sangre» en Veracruz

Relacionados

El portal de Proceso reproduce el trabajo de Flavia Morales, del 16 de enero de 2022, publicado en el número 2359, donde destaca que en Veracruz hay una guerra de sangre, con 52 personas asesinadas en lo que va de enero, 20 cadáveres abandonados en caminos locales y la estación de policía de Coatzacoalcos atacada con bombas molotov, donde, dice la recopilación, resalta un polémico personaje: Eric Cisneros Burgos, secretario de Gobierno de la entidad, aspirante a suceder al mandatario estatal, Cuitláhuac García, y cercano a prominentes figuras de la 4T, como la secretaria de Energía, Rocío Nahle, o el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Leonel Cota Montaño.

XALAPA, VER. (Proceso).– El jueves 6 el secretario de Gobierno del estado, Eric Cisneros Burgos, celebraba el Día de Reyes con eventos multitudinarios en el corazón de la región de Cosamaloapan. Ese día recorrió Yanga, Cosamaloapan y Tres Valles, muy cerca de Otatitlán, la tierra de donde es originario.

Un día después, el viernes 7, a unos pocos kilómetros –sobre la autopista Minatitlán-Tinaja-Isla– fueron abandonados los cadáveres de ocho hombres y una mujer, semidesnudos y con rastros de haber sido torturados. Esta primera masacre de 2022 tenía un mensaje dirigido a Cisneros y firmado por el Cártel de Las Cuatro Letras, brazo armado del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG): “Aquí está tu gente Eric Cisneros”, con la acusación de estar aliado con el Cártel de Sinaloa.

El mensaje de la delincuencia organizada no es el primero en la administración del gobernador de Veracruz, el morenista Cuitláhuac García. En octubre de 2020 el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, fue señalado por el CJNG de favorecer a Los Zetas, en medio de bloqueos de tránsito e incendio de vehículos en la región sur.

El hallazgo de estos cuerpos a inicios de enero detonó una guerra de sangre en Veracruz que no ha parado. El informe diario de seguridad del gobierno federal indica que del 1 de enero al 13 de enero, en Veracruz han sido asesinadas violentamente 52 personas. Desde el 7 de enero (día del hallazgo de los nueve cadáveres) se han cometido 37 homicidios en 11 municipios, que incluyen 20 cuerpos abandonados en caminos y el ataque con bombas molotov a la estación de policía estatal en Coatzacoalcos.

Simultáneamente circuló en redes sociales un video en el que presuntos sicarios interrogan a 10 hombres, entre ellos a uno identificado como Erick Alejandro Roca Aranda, supuesto sobrino de Cisneros, quien dijo que reclutaba sicarios para el Cártel de Sinaloa y que su tío le ordenaba y financiaba.

Tanto el propio secretario como Cuitláhuac García han negado la relación familiar. Aunque el gobernador puso en duda la veracidad del video que circuló, confirmó que algunos de los interrogados del video estaban entre las nueve personas asesinadas y halladas en la autopista.

Sobre Erick Alejandro Roca Aranda, fue más allá, alimentando la incoherente versión oficial. “Quien habla dice ser familia del secretario de Gobierno y no es familia, dice ser víctima y no es víctima, es cómplice, no está dentro de las víctimas fatales. Resulta que es parte de la banda que los ultimó a todos los demás, es cómplice, es la sospecha”, dijo.

El nombre de Erick Alejandro, alias El Barbas, salió a luz pública en noviembre de 2021, cuando medios de comunicación regionales reportaron que un comando armado irrumpió en el Club de Leones de Tres Valles donde se realizaba una pelea de gallos clandestina. El comando sustrajo a varios hombres, entre ellos a Erick Alejandro Roca Aranda, de 32 años, originario de Otatitlán.

Aunque el reporte por su desaparición no se encuentra registrado en las comisiones de búsqueda de Veracruz ni de Oaxaca, cerca del límite con Tuxtepec, existe una carpeta de investigación por lo ocurrido ese día, la CSM/FIM/FESDPD/080/2021.

Fuentes de la Fiscalía General del Estado han confirmado que los nueve cuerpos hallados el viernes ya fueron identificados y entregados a sus familiares, y sostienen que ninguno pertenece a un familiar del secretario de Gobierno. Son personas originarias de Cosamaloapan, Tres Valles y Carlos A. Carrillo, en la región del Papaloapan.

El 10 de enero, la dependencia anunció la detención de cuatro personas vinculadas con el asesinato, así como el aseguramiento de dos inmuebles.

Ola de ejecuciones

Ante la emergencia por los hechos de inseguridad, el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, realizó una reunión de evaluación en la región de Cosamaloapan el sábado 8 y anunció el refuerzo de la seguridad. 

Pero las acciones no bastaron para frenar la ola de ejecuciones.

En los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública correspondientes a los últimos tres años –ya con el gobierno de Morena– Veracruz acumula 4 mil 138 homicidios dolosos y se colocó entre las 10 entidades más violentas del país, por debajo de Guerrero, Zacatecas, Sonora y Chihuahua.

Desde hace varios meses, la frontera del sur de la entidad, en los límites entre Veracruz y Oaxaca, enfrenta una lucha entre grupos delincuenciales. Fuentes policiales han señalado que sí hay presencia del Cártel de Sinaloa y que éste controla ciudades como San Juan Evangelista, Sayula de Alemán, Acayucan, Jesús Carranza y Las Choapas.

En marzo de 2019 el CJNG tuvo su primer enfrentamiento con el actual gobierno: atacó patrullas policiacas y la comandancia municipal de Jáltipan. En octubre de 2020 los bloqueos se repitieron en varias ciudades del sur. El CJNG acusó al titular de la SSP de proteger al cártel de Los Zetas.

Apenas en diciembre de 2021, grupos delincuenciales colocaron mantas acusando a mandos policiacos del estado de proteger a grupos de Erasmo Vázquez González, El Chivo, a quien identificaron como parte del Cártel de Sinaloa. El Chivo es un empresario limonero de la región de San Juan Evangelista que en 2020 realizó una caravana de autodefensas. Su nombre salió a relucir en el mensaje de enero, donde es mencionado como parte del Cártel de Sinaloa. El empresario limonero volvió a negar ese vínculo y aseguró que donó parte del terreno para instalar una base de la Guardia Nacional.

Según los datos de la Secretaría de Seguridad, en 2021 se logró la captura de 33 jefes de plaza y 467 miembros de diferentes grupos delictivos en el estado de Veracruz.

El Atlas de la Seguridad y la Defensa de México 2020 presentado por el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia muestra que en Veracruz operan seis organizaciones delictivas: el Cártel de Sinaloa, el de Jalisco Nueva Generación y las escisiones de Los Zetas: el Cártel del Noroeste, Vieja Escuela, Sangre Nueva, así como una más no identificada del CJNG.

Víctor Manuel Andrade Guevara, investigador del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la Universidad Veracruzana, experto en temas de seguridad y legalidad, advierte que no se nota un cambio en las políticas de seguridad de 2016 a la fecha y los grupos delincuenciales siguen intactos.

“Hay una estrategia equivocada. Tenemos la misma policía desde hace tres sexenios, la que hay no está acreditada y se menciona que hay grupos delincuenciales incrustados en las policías municipales.”

Uno de los principales problemas es que las políticas de seguridad en el gobierno actual están partidizadas y se usan políticamente, por lo que son ineficaces. “Para atender el problema debería haber consensos entre el partido gobernante y los municipios para atacar el problema de forma conjunta, (pero) la división política no permite acuerdos. Mientras haya un uso faccioso no vamos a ir a ningún lado”.

Andrade Guevara sostiene que la situación genera vacíos de gobernabilidad que son utilizados por los grupos delincuenciales para delinquir y detonar expresiones públicas de violencia, como las ocurridas en los últimos días.

El secretario incómodo

Como responsable de la política interna de Veracruz, Eric Cisneros Burgos es uno de los funcionarios más controversiales del gabinete de Cuitláhuac García. Los círculos partidistas lo han posicionado como uno de los aspirantes para la sucesión gubernamental de 2024.

El funcionario estuvo 13 años fuera de Veracruz, por eso se considera a sí mismo como “migrante”, pero “orgullosamente cuenqueño”.

Su carrera política la comenzó en Baja California Sur, ahí estudió la carrera de agronomía en la universidad autónoma de esa entidad.  Fue asesor del exgobernador del PRD Narciso Agúndez Montaño (2005-2011) y diputado suplente en el Congreso local de ese estado. También fue tesorero municipal de Mulegé, el segundo municipio más grande de Baja California Sur. Renunció al cargo luego de dos años, en 2013. De ahí reconoció tener observaciones en el manejo de las finanzas, aunque sin denuncias.

Es cercano a Leonel Cota Montaño, exgobernador de Baja California, exdiputado federal y actual secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador. En sus redes sociales lo ha llamado “amigo personal”.

En 2015 fue delegado operativo electoral en el estado de Oaxaca y en 2016 de Veracruz; también fue asesor del grupo legislativo de Morena en el Congreso Federal, donde se vinculó con Cuitláhuac García.

Cisneros no niega su cercanía con la secretaria de Energía, Rocío Nahle. Incluso su medio hermano, Jenrry Vera Burgos, es titular de la unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Energía.

El funcionario asegura que regresó hace seis años a Veracruz. Ya en el gabinete de Cuitláhuac García ha sido calificado como “el secretario incómodo”, por sus declaraciones polémicas y su forma de ejercer el poder.

Desde su llegada al gobierno ha convertido a la cuenca del Papaloapan, donde nació, en su zona favorita para la inversión.

Cisneros ha recorrido la región del Papaloapan en al menos 13 giras, según su bitácora de trabajo de 2021. Desde Otatitlán –cercano al río Papaloapan– votó en la elección del 6 de junio pasado. En esa región ha realizado tareas que no tienen que ver con sus funciones como secretario de Gobierno: inauguró pavimentaciones; impulsó rehabilitaciones del estadio de béisbol y el museo; anunció el proyecto integral de la cuenca del Papaloapan y en julio inauguró el Cuenqueño, que presumió como el primer crucero de río del país. 

Se ha convertido en un impulsor de la cultura afrodescendiente en Veracruz, pues se identifica con ese origen. “Siempre me he reconocido como negro, es una forma de combatir la discriminación”, declaró. Su interés también es el turismo del estado, sus redes están saturadas de eventos de este tipo y del programa que creó: “Orgullo veracruzano”.

Además, Cisneros se promociona como escritor. En 2019 realizó una gira en Baja California y el Senado para presentar su libro: Veracruz: un protagonista en la conformación del estado mexicano, impreso por la editora de gobierno de la entidad.

Cisneros ha sido acusado por partidos de oposición, alcaldes, una exmagistrada y víctimas de desaparecidos de varias anomalías que van desde imposición de funcionarios, abuso de poder, coacción y hasta amenazas (Proceso 2351).

En 2020, tras el asesinato de Florisel Ríos, alcaldesa de Jamapa, se filtró un audio donde la funcionaria decía que había pedido ayuda del secretario de Gobierno, pero que éste la rechazó: “Ni me saludó, y dijo: si tu esposo no se entrega, no le voy a regresar las armas a tu Policía”.

Unos meses después, presidentes municipales emanados del Partido de la Revolución Democrática se quejaron de ser objeto de presión, coerción y hostigamiento por parte del secretario de Gobierno. El líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, también lo cuestionó por coaccionar a alcaldes previo a la elección de 2021.

En un punto de acuerdo, los senadores del PRD afirmaron que las amenazas con reducción de presupuesto y acoso policial estaban dirigidas a los ediles en Papantla, San Rafael, Apazapan, Espinal, Ixhuatlán y Coatzintla.

En medio del proceso electoral más violento de los últimos años, donde se contabilizaron 19 asesinatos (nueve de ellos eran aspirantes o candidatos), según Etellekt Consultores, el funcionario fue acusado por dirigentes de partidos de oposición de presionar a alcaldes para pasarse a Morena.

La exmagistrada del Poder Judicial Sofía Martínez Huerta acusó a Cisneros de amenazarla y obligarla a renunciar como presidenta del Tribunal Superior de Justicia. “Me dijo que era momento de hacerme a un lado”.

En septiembre pasado, el funcionario fue acusado por colectivos de familias de desaparecidos de imponer a funcionarios a su cargo en puestos claves de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas, pero antes se le vinculó con imponer a la fiscal general del Estado, Verónica Hernández, quien saltó de la dirección jurídica de la Secretaría de Gobierno a la Fiscalía.

Cisneros también es señalado como el autor de la reforma al delito de ultrajes a la autoridad, que ha sido ampliamente cuestionado por ser una tipificación violatoria de derechos humanos y que, junto con la detención del secretario técnico del Senado y colaborador cercano de Ricardo Monreal, José Manuel del Río Virgen, llevaron al encontronazo del gobierno veracruzano con el político zacatecano, actual presidente de la Junta de Coordinación del Senado. 

Lo último

Columnas