viernes, mayo 20, 2022

Yunes: la sombra de Téllez

Pese a su larga experiencia y trayectoria política, el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares parece haber desoído el sabio dicho popular que aconseja que “para tener la lengua larga hay que tener la cola corta”.

Anteayer, el ex mandatario panista hizo a un lado la “conducta prudente y reservada” que, dijo, “es mi mejor aportación a la estabilidad y desarrollo de Veracruz”, para responder en redes sociales a “una afirmación temeraria y absurda” que el gobernador Cuitláhuac García hizo “en contra nuestra, sin aportar ningún elemento, simplemente por decirlo y tratar de lavar sus culpas”.

Yunes Linares le rebatió a su sucesor que “durante mi gobierno combatimos con seriedad y energía a los delincuentes, en muy estrecha coordinación con el Ejército Mexicano, la Policía Federal, la entonces Procuraduría General de la República, el CISEN y todas las dependencias vinculadas al tema de seguridad pública”.

“Ni a esas instituciones, ni a mi Gobierno nunca nadie nos acusó de abrirle la puerta a ningún grupo de delincuentes. Al contrario, siempre se reconoció la eficiencia y actitud con que actuamos”, reiteró el ex gobernador de la alianza PAN-PRD, quien en su campaña de 2016 prometió nombrar en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a un experto, “a un militar de alto rango”, y hasta se aventuró a “garantizar” –en entrevista con el periódico en línea Alcalorpolitico.com– que en los primeros seis meses de su administración “Veracruz vivirá seguro, la gente vivirá tranquila”, pues afirmó que “sé cómo hacerlo”.

Pero en cuanto asumió y ejerció el poder incumplió las dos promesas, ya que al frente de la SSP puso a Jaime Téllez Marié, un abogado incondicional que terminó siendo acusado por los propios grupos criminales de proteger a sus rivales, tal como acaba de suceder con el actual secretario de Gobierno, Erick Cisneros Burgos.

Inclusive, cuando a principios de julio de 2017 los reporteros le preguntaron si haría cambios en la SSP ante el disparo de los índices criminales en el estado, Yunes respondió que “yo no acostumbro mover funcionarios a los que quieren matar a periodicazos.”

Yunes Linares defendió apasionadamente a Téllez Marié, de quien dijo que “trabaja 20 o 22 horas al día”.

“Es muy fácil desde la comodidad de una silla o de una grabadora pedir la renuncia de una persona sin saber lo que hace”, recriminó en esa ocasión el ex mandatario panista.

Sin embargo, la noche del sábado 13 de enero de 2018, en el acceso por la avenida Murillo Vidal del fraccionamiento Lomas del Tejar, de Xalapa, un grupo criminal que se identificó como 35-Z dejó en el interior de una camioneta Quest color gris, con placas de circulación YHR7449, nueve cadáveres desmembrados y tres cartulinas con mensajes en contra del titular de la SSP y de su Director de Operaciones, el hidalguense Gerardo Guzmán, a los cuales acusaron de “traidores” y de incumplir “los acuerdos”.

Dos meses después, a mediados de marzo de ese año, trascendió que de acuerdo con la carpeta de investigación FED/SEIDO/UEIDMS-TAB/0000612/2017, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR había descubierto, mediante una intercepción telefónica, vínculos de Téllez Marie con Guadalupe Hernández Hervis, (a) “La Jefa”, operadora de Los Zetas en el sur de Veracruz.

Cuando en septiembre de 2018 acudió a declarar a la SEIDO como imputado, el jefe policiaco de Yunes alegó que Hernández Hervis era una informante, pero dicha figura jurídica sobre esta clase de criminales es considerada por la Ley Federal contra Delincuencia Organizada sólo para la SEIDO, no para policías estatales.

Luego trascendería que Téllez Marie tenía una larga relación de amistad con la mamá y un hermano de “La Jefa”, quien también resultó ser prima de la actual titular de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadáns.

TERCERA LLAMADA PARA YUNES JR.

Por cierto, ayer trascendió que el juez Guillermo Vargas Hernández citó por tercera y última vez para el próximo 9 de febrero a las 10:00 horas a Miguel Ángel Yunes Márquez al Juzgado de Control en Pacho Viejo para la audiencia inicial en el proceso penal que bajo el expediente 151/2021 se le instruye al primogénito de Yunes Linares por los delitos de uso de documentos oficiales falsos y otros en agravio de la procuración y administración de justicia.

De acuerdo con esta versión extraoficial, habría dos “testigos colaboradores” claves: María Rebeca González Silva y Federico Barrientos Ortiz, ex funcionarios municipales que habrían declarado que fueron obligados a falsear documentos oficiales del Ayuntamiento de Veracruz por presión del entonces alcalde en funciones Fernando Yunes Márquez y su hermano Miguel Ángel, a quien finalmente los tribunales electorales del estado y del Poder Judicial de la Federación le anularon la candidatura de la alianza PAN-PRI-PRD por incumplir con el requisito legal de la residencia mínima en el municipio porteño que pretendía gobernar. 

Lo último

Columnas