jueves, junio 30, 2022

México carece de fondo para emergencias y desastres naturales

Lo último

En México no hay claridad sobre el acceso a fondos públicos para emergencias por desastres naturales, por dos situaciones: una es la extinción del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), y dos, porque el programa que lo sustituirá, a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC) no aparece en el presupuesto de la Secretaría de Hacienda, además está en discusión y sin avance la Ley General Integral del Riesgo de Desastres y Protección, la cual no ha sido publicada.

El reporte “Fondo de Desastres Naturales Fonden 2022” de la Cámara de Diputados advierte que ni el programa, ni la ley que sustituirá al Fonden están bien definidos, ni tampoco aprobados.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2022 el Fonden sigue vigente, pero no así el programa, operado por Protección Civil Nacional y la SSPC, aunque existe la posibilidad de que en el transcurso del año pueda entrar en operación.

“Si bien aún los fideicomisos y los programas presupuestarios vinculados al Fonden cuentan con recursos, queda claro que el proceso de extinción no tendrá marcha atrás, esto a pesar de que el programa y la ley que sustituirán las actividades y acciones que llevaban a cabo estos instrumentos y programas aun no quedan bien definidos ni aprobados”, concluye el estudio enviado a los legisladores federales.

El Fonden fue eliminado por decreto por el presidente Andrés Manuel López Obrador, junto con otros fondos y fideicomisos, para obtener recursos y hacer frente a la disminución de ingresos fiscales y el gasto extraordinario por la pandemia.

En 2020 el Fonden tenía 30 mil 400 millones de pesos de los cuales no se ha conocido el destino final con exactitud, y para 2021 al fondo le quedaban 53.4 millones de pesos solamente.

El Fonden cumplía con dos funciones primordiales, uno era la reconstrucción en caso de desastres naturales como inundaciones, terremotos o cualquier otro fenómeno natural, incluso sequías, pero también existía un fideicomiso de prevención en el cual se financiaban proyectos para evitar de nuevo desastres en zonas de riesgo.

Relacionados

Columnistas