jueves, mayo 19, 2022

Rusia y Ucrania, naciones hermanas a punto de la guerra

En el presente año del 2022, se conmemora el 175 año de la guerra de Estado Unidos contra México, donde nuestra nación perdió la mitad del territorio nacional. La primera guerra imperialista de los vecinos del norte. Ambas naciones con diferente origen, ya el X conde de Aranda, (1719-1798) informaba al rey Carlos IV,(1748-1819) de las ambiciones expansionistas de la nación Norteamérica. Las 13 colonias de los Estados Unidos, siempre tuvo en la mira las grandes extensiones de las tierras de la Nueva España y desde 1821 del Estado Mexicano. 

            En el marco del centenario de la fundación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el primer estado multinacional, diseñado por Vladimir Ilich Ulianov, Lenin (1870-1924). Siendo Rusia la promotora, siguiendo la república de Ucrania. Quince repúblicas de Europa y Asia  conformaron la en ruso: CCCP y su traducción en español fue URSS. Rusia, Ucrania, Moldavia, Tadzhikia, Turkmenia, Uzbekia, Kazajia, Kirghizia, Bielorrusia, Letonia, Lituania, Estonia, Armenia, Georgia, Azerbaijan.

            Luego de 69 años de la existencia de la URSS, de participar en la Segunda Guerra Mundial o la Gran Guerra Patria como la designaron los soviéticos; y ser parte de la guerra fría. Con la llegada al secretariado general del Partido Comunista de la Unión Soviética, en marzo de 1985, Mijaíl Serguevich Gorbachov (1931) propuso reformar al estado multinacional, con la perestroika y la glasnost, es decir  reconstrucción y transparencia.(Gorbachov, 1987).

            Las raíces del pueblo ruso están en las tierras de la hoy república de Ucrania, son dos naciones hermanas. La historia de ambas naciones está muy sólida en el pasado de ambos pueblos. Ya desde el siglo IX de nuestra era nace el estado  la Rus, que más tarde será el Rusia de Kiev, hasta el día de hoy Kiev es la capital política de Ucrania. En el siglo XIII, dicha nación cayó en manos de las tropas de  Batu Khan, (1205-1255).

            En 1922, cuando se crea el estado soviético, la república de Ucrania fue la segunda república más importante de la URSS, después de la grandeza de Rusia, dicha república con mayor extensión territorial de las quince repúblicas. Siendo Rusia de las pocas naciones del mundo, en dos continentes, en Europa y Asía. En los gobiernos de la URSS, un número importante de funcionarios del PCUS y del gobierno de la URSS, eran de nacionalidad ucraniana. Leónidas I Brézhnev, (1906-1982) fue uno de los últimos líderes que gobernó la URSS, en 1964-1982, nació en Ucrania, por citar uno de los miles de ejemplos que encontramos en la armoniosa URSS.

Con la propuesta de perestroika por MijaílServiguevich Gorbachov  desde la primavera de 1985, inició un proceso de democratización al interior del régimen socialista soviético. Fueron años muy intensos al interior de la URSS, como de las naciones satélites de la influencia soviética después de la segunda guerra mundial en el verano de 1945. La rebelión de los polacos con el sindicato solidaridad y luego en 1989, la caída del muro de Berlín. En agosto de 1991, un sector conservador del PCUS dio un golpe de estado al gobierno de Gorbachov.  Dando paso a la desintegración de la URSS, para diciembre de 1991, dando paso a la comunidad de Estados Independientes. Es decir, el nacimiento al marco democráticos de las 15 naciones que conformaron a la URSS. 

            La Rusia de Vladimir V. Putin,  el ex agente de la KGB en la Alemania Democrática, y que en los últimos  20 años ha gobernado a Rusia, por medio de elecciones democráticas. Ha logrado levantar el liderazgo que Rusia tuvo durante la existencia de la URSS, después de la Segunda Guerra Mundial, dando paso a la guerra fría, la lucha de dos proyectos políticos en el mundo, el socialismo y el capitalismo. Mucho se ha escrito de la peculiar forma de gobernar de Vladimir V. Putin, entre una simulación democrática, combinada de muchas las prácticas políticas de la antigua URSS, sobre todo en materia de los derechos humanos.

            El proyecto de la gran Rusia es el proyecto personal del presidente de Rusia, un regreso al pasado soviético. Una de las primeras estrategias político-militar es sin duda alguna la anexión territorial de la República de Ucrania.

            En el 2014, Rusia anexó a su territorio la península de Crimea, iniciando un conflicto entre los gobiernos de ambas naciones hermanas. Ocho años más tarde se vuelve a vivir un conflicto por la movilización del ejército ruso a la frontera con Ucrania, luego del anuncio de la incorporación a la OTAN, entre uno de los pretextos que impone Moscú; estamos en invierno tiempo adecuado para preparación de la guerra. El mundo estamos saliendo de la guerra bacteriológica que impuso China hace dos años con el covid-19, para pasar al escenario de una guerra que puede tener impacto internacional, China respaldando a Rusia, y el mundo democrático de occidente apoyando moralmente a la República de Ucrania. Vaya manera de conmemorar el centenario de la fundación de la URSS, con una posible guerra. Estamos en una guerra de mentiras tanto en occidente como en Moscú.

            Durante la existencia del Instituto de Intercambio Cultural México-URSS “José Mancisidor” en Xalapa tuvimos la oportunidad de estrechar relaciones con el pueblo de Ucrania, con delegaciones artisticas, y un par de ciudadanos de esa nación, se incorporarón a la Orquesta sinfonica de Xalapa.

Lo último

Columnas