lunes, mayo 16, 2022

Y ahora es más cara la autopista

Apenas el lunes pasado escribí en esta columna lo que sigue:

     «Seguramente los más de un millón y medio de ciudadanos que votaron por Cuitláhuac García en 2018 para que fuera el Gobernador de Veracruz están totalmente decepcionados porque les mintió como candidato con la promesa de que quitaría las casetas de pago de La Antigua y Plan del Río, con lo que el traslado por las autopistas de Veracruz Puerto a Xalapa sería totalmente gratuito.»

     Dos días después de mi señalamiento sobre el cobro que siguen haciendo en las casetas que iban a ser gratuitas, me entero que el punto de recaudación de Plan del Río, en el que había que pagar 51 pesos, desde ayer y sin que mediara un aviso o una explicación, cuesta tres pesos más, o sea 54.

     ¡No, no, no!

     Ahora esa supercarretera es más cara, pero sigue llena de baches y hoyos, sin raya blanca en varios tramos, sobre todo los que son más neblinosos, y muy descuidada en los señalamientos.

     Hace 48 horas me quejaba de que no sabíamos los ciudadanos a dónde se iba el dinero que se recaudaba en Plan del Río, que es mucho y abundante, y como respuesta obtuve un aumento de la tarifa. Se ve que ni pena les da.

     Digo, tampoco quiero inferir que el bonito gobierno veracruzano de la 4T haya respondido directamente a mi texto y a mi señalamiento, porque los morenistas tienen por costumbre no leer la prensa ni estar enterados de lo que ocurre en el estado, en el país, en el planeta.

     No, ellos siguen viviendo el sueño en su mundo de juguete, en AMLOlandia, donde se pueden sentir honestos y perfectos y casi hasta inteligentes.

     Pero de vuelta a nuestra necia realidad, habría que preguntar a las autoridades cuitlahuistas cuál fue la lógica de encarecer el cobro de una autopista que está en condiciones ruines.

     Si los usuarios están descontentos con el servicio y sospechan con mucha razón que no se están aplicando las cuotas debidamente, ¿con qué razonamiento habrán decidido subir el precio?

     Ante la sospecha de que se está desviando el recurso, ¿responden elevando la cuota?

     No cabe duda que vive nuestra autoridad en el mundo del revés.

     ¡A ver si ahora no nos salen con que van a cobrar nuevamente en los baños de las gasolineras!

Nomás eso nos falta.

[email protected]

Lo último

Columnas