sábado, mayo 21, 2022

La iniciativa de Tiendas de Raya

Números Rojos

Mira el depósito de su nómina y no entiende el porqué le llega más dinero. Lo siguiente es preguntar: ¿saben si depositaron algo extra? En el mundo Godínez pensar en más dinero en la quincena es como cuando el Cruz Azul pasa a una final de fútbol. ¿Te depositaron más? Le preguntan los allí presentes con la esperanza de que la misma “suerte” se refleje en sus cuentas bancarias, y al mismo tiempo ya abren sus cuentas de nómina en su aplicación móvil.

La cruzazuleada llega cuando “el suertudo” se da cuenta que ante un descuento por retardo, no le cobraron el préstamo quincenal que pidió a la financiera, ya que legalmente no pueden descontarle más del salario mínimo quincenal. Para ese momento, los otros compañeros ya revisaron su aplicación y no hubo aumento, extra ni nada. ¡Fue una cruzazuleada!

Perdonen los aficionados del Cruz Azul, no es nada personal, el ejemplo anterior es para sentir en carne propia lo que representa un descontón por préstamo personal a un empleado que gana poco más del salario mínimo mensual.

Luego entonces, imagine el sentir de la clase trabajadora ante la aprobación del pasado jueves en la Cámara de Diputados donde las entidades financieras puedan cobrarse directamente de sus salarios, las deudas contraídas por estos empleados; es decir, lo que comúnmente conocemos como “se cobró a lo chino”; aclaro: tampoco es nada personal contra los chinos.

La reforma fue impulsada por el senador y líder sindical Pedro Haces y en resumen implica la existencia de una figura denominada “cobranza delegada” donde las empresas pueden retirar la parte correspondiente al préstamo y transferirlo a la entidad financiera  incluso antes del depósito del salario en la cuenta del trabajador o trabajadora.

La iniciativa ha sido tan criticada que hasta la han comparado con las tiendas de raya de la época de Porfirio Díaz, donde los trabajadores adquirían artículos a crédito y los patrones se cobraban de sus sueldos.

Pero déjeme decirle que actualmente ya algunas financieras hacen el cobro de los préstamos que realizan a los trabajadores a través de sus cuentas de nómina, ¡incluso ya viene reflejado allí el descuento quincenal en el talón de pago! Allí hay que estar muy atentos porque llega a suceder que el descuento del préstamo se lo hacen al empleado de su nómina, pero el patrón no lo paga a la institución que le hace el préstamo, lo que origina que el trabajador se endeude más porque no fue liquidado el importe parcial del pago retenido, causándole interés moratorio y recargos por no efectuar el respectivo pago.

¡Ojo! Después del rechazo del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la Mañanera del viernes respecto a dicha iniciativa donde dijo que “No estoy de acuerdo con esa reforma, no creo que deba embargarse el salario de los trabajadores bajo ninguna circunstancia. El salario es sagrado, es lo que permite el sustento de las familias, y no se puede utilizar la nómina, apropiarse de la nómina del trabajador. Ningún banco debe de hacerlo, ninguna institución financiera”, anunció que de aprobarse, pediría el veto inmediato.

Déjeme decirle que la clase trabajadora debe estar tranquila. Estamos en época de revocación de mandato, en época electoral para algunos estados, en la cual pareciera que Don Pedro Haces fue el encendedor de la llama que provocó el incendio y donde el Presidente acudirá con una pipa de agua a apagarlo. ¡Se aplicará el veto!

Twiter: @NumerosRojos_BC

[email protected]

Lo último

Columnas