jueves, septiembre 29, 2022

La tercera estrella: Rafael Ávila Camacho

Gracias al empresario Manuel Fernández Ávila, quien se mantiene atento a la producción bibliográfica de la Editorial Ánimas de S.A. C.V. encabezada por Rodrigo Fernández Chedraui. Editorial como cerca de quince años presente en el mundo editorial del país. Con una basta producción de temas históricos  de la región Veracruz-Puebla, amén de otros temas. Su catálogo tiene biografía, crónica, epistolar, Historia de México, Historia Regional, Investigación Histórica, México contemporáneo, y Política. Una lista de destacados escritores como historiadores, que han presentado novedades bibliográficas, poco tratados en la historiografía nacional. Así me obsequiaron por navidades del 2021,  dos importantísimas obras. Una es la biografía del General Rafael Ávila Camacho y del destacado político xalapeño Antonio María de Rivera

        Cada una de las obras del sello editorial, se tiene la garantía de un excelente papel, como novedades fotográficas. Cada uno de los detalles son excelentemente muy bien cuidados.

        Arturo Olmedo Díaz,  uno de los escritores estrella de la Editorial Animas, con una narrativa exquisita, como profunda vocación de investigador en varios de los temas históricos de nuestra nación, en particular en la biografía; una de las líneas de la historia. Una docena de trabajos lo respaldan.

        En lo persona,  La tercera estrella Rafael Ávila Camacho,  editorial Animas, Puebla, 271 páginas. Con prefacio de Sergio Vergara Berdejo, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, escribió el proemio. Carlos Peredo Grau, el pórtico. Con una presentación del actual gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta.  Una extraordinaria exposición fotográfica de los acervos particulares de quien fuera gobernador del Estado de Puebla, entre los años de 1951 a 1957.

        En lo personal es la biografía que había esperado en mi vida. Pues en lejanos días de mi infancia, tuve mi primera biografía oral, por parte de mi madre Felicitas Bello Alvarado (1907-1982), quién en juventud vivió con sus primos los Ávila Camacho, en su natal Teziutlán. Muchas de las anécdotas hoy escapan de mi memoria sobre don Rafael Ávila Camacho. En mi memoria fotográfica, lo recuerdo de visita en la casa de la Cruz de la Misión. Lo que sí tengo muy claro en mi memoria es la asistencia a la edad de nueve años a los funerales del expresidente municipal de Puebla. Ese Teziutlán, ese 20 de marzo de 1975, fue abarrotado para acompañar en su funeral, al ex diputado federal de Rafael Ávila Camacho,  recuerdo con mucha claridad esos automóviles Ltd. de la marca Ford, a los miembros del ejército, la Catedral de Nuestra Señora del Carmen, abarrotada. Como cualquier niño de esa edad, seguramente no le dio mucha importancia al acontecimiento, tuvieron que pasar las décadas, para darle sentido a dicho acontecimiento.

        La editorial Ánimas, su propuesta editorial ha sido muy bien definida, gracias a ello, nos ha presentado interesantes biografías de los hermanos Maximino, Manuel y Rafael Ávila Camacho, quienes los dos primeros fueron actores en los diversos frentes durante la Revolución Mexicana. En 2007, publican, Vivir de Piel. El Tiempo de Maximino.  Tres años más tarde, publicaron:  Los hermanos, Generales y gobernantes: Los Ávila Camacho. Y en tiempos de la pandemia del covid-19, en 2021;  La tercera estrella: Rafael Ávila Camacho.

        La familia Ávila Camacho asentada en la ciudad de Teziutlán, estado de Puebla, y vínculos con la región de Altotonga, Veracruz, en dicha villa nació en la segunda  mitad del siglo XIX, doña Eufrosina Camacho Bello, (1869-1939) casada con Manuel Ávila Castillo,(1861-1916) procrearon a Maximino,(1891-1945); María Antonio, (1893-) Manuel, (1896-1955); María, (1898-) Miguel, (1901-); Ana María, (1902-); Rafael,(1904-1975); Gabriel, (1906-1982); Eulogio, (1908-1932)

        El movimiento convocado por Francisco I Madero,(1873-1911) a la Revolución Mexicana, el domingo 20 de noviembre de 1910. Miles de jóvenes se subieron al movimiento armado, en la familia Ávila Camacho, al primogénito se sumó Maximino,  y más tarde su hermano Manuel, quien llegó a ser presidente de la República en 1940 a 1946. El sexto de los hermanos, Rafael. El único de los hermanos que ingresó al  Heroico Colegio Militar, ex diputado federal, ex alcalde de la ciudad de Puebla y ex gobernador de su natal estado. Otra de las familias que emergió con la Revolución fue la familia Cárdenas del Río, para el Estado de Michoacan, y en Veracruz, la familia Alemán en el caso de Veracruz.

        El escritor Arturo Olmedo Díaz,  en cuatro capítulos, nos presenta los 71 años de vida del General Rafael Ávila Camacho. Donde nos presenta la importancia de los hermanos mayores de nuestro personaje, quien a los doce años de vida perdió la figura paterna.

        Los hermanos Ávila Camacho, en alguno momento estuvieron en la Revolución, y más tarde en el ejercicio político, en los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal, para 1940, Manuel, presidente de México, Maximino, gobernador del Estado de Puebla,  y Rafael, alcalde de la ciudad capital de Puebla. 

        Quedan invitados a conocer la vida y obra de don Rafael Ávila Camacho,  una vocación de servicio  de  la Patria, primero como militar, luego diputado federal, alcalde y gobernador de su natal Estado.

otros columnistas