viernes, julio 1, 2022

De las coincidencias energéticas y la Libertad…

Mientras Zelensky el Presidente de Ucrania, fiel a su vocación, hace reír al mundo cuando advierte que su país no acepta ningún ultimátum y dice estar preparado para luchar contra Rusia por 10 años…

No obstante, ya en mejores términos, agregó: “no podemos renunciar a nuestro territorio; pero debemos encontrar una forma de diálogo con Rusia”.  Aduciendo que el territorio de Donbass es muy importante para Ucrania, por lo que es imprescindible ganar la batalla…

Pero lo cierto es que ni aun endeudando más a sus ciudadanos comprando todo el armamento que le siguen entregando, lo logrará.  Pues, si quienes lo embarcaron en el conflicto con Rusia, es decir, los EE.UU. y la OTAN, no quieren meter ni las narices en el frente, por algo ha de ser…

Por cierto, que en Mariúpol, el ejército ruso ha rodeado a un grupo significativo de fuerzas ucranianas, entre los que se encuentran centenares de mercenarios extranjeros; y les ha ofrecido salvar sus vidas si rinden las armas…

Sin embargo, el frente nacionalista le ha ordenado al tristemente célebre batallón de Asov, dispararles a todos los que quieran entregar las armas, sin importar que sean soldados o mercenarios…  

Lo terrible del caso, es que se esté derramando sangre por vender armas.  No obstante, da la impresión de que Rusia podría terminar la guerra y acabar con las sanciones, con el solo hecho de cerrar las llaves del gas y del petróleo a toda Europa…

Y en menos de lo que canta un gallo, la EU tendría que ceder a sus demandas y además pagar en rublos su consumo; pues Europa es dependiente de los energéticos.  Y si deja de recibirlos, sería un caos…

Pues lo mismo sucedería en nuestro vilipendiado y entregado México, si las compañías extranjeras que generan energía eléctrica, de la noche a la mañana dejaran de vendérsela a la CFE.  Sería el caos…

Y si se arreglan para que las indemnicen por las inversiones que hicieron, se cae en el problema de que no tenemos dinero para pagarles.  Y con sobrada razón, se puede poner en duda que el patético FMI al servicio de los poderosos, nos prestara el dinero…

Y esto sí que es culpa de los anteriores negociantes apátridas; pero parece que lo dejaron todo tan bien amarrado, al grado que, en comparación, el legendario “Nudo Gordiano” parecería un quesito de Oaxaca…

Por lo tanto, a pesar de ser partidario de la independencia alimentaria y energética de todas las naciones.  Considero importante valorar que nuestro México no está en condiciones de ponerse flamenco y montarse en su macho, por seguir las indicaciones de quien ciertamente que no ha analizado detenidamente las consecuencias y solo ve por su popularidad; y además cree que puede pasar a la Historia como don Adolfo López Mateos (1909 ? – 1969)…   

El asunto hay que negociarlo.  Pero no en la Cámara de diputados.  La mayoría no entiende lo que está sucediendo, solo dan su voto y ya.  No sirven para otra cosa.  Hay que negociarlo con algunas de las propias empresas extranjeras, para que sigan operando.  Y deshacerse, a cualquier costo, de los revendedores…

Porque, así como la UE está literalmente en manos de la Federación Rusa, en México estamos en manos de extranjeros, a quienes lo único que les interesa es el dinero.  Por eso llegaron aquí…

Y finalmente, habrá que reconocer que la globalización ha sido un rotundo fracaso, que ha convertido en dependientes a naciones que antes no lo eran. Por lo que el mundo deberá regresar a la autosuficiencia, cuando menos en lo referente a la alimentación y la energía; si se quiere volver a ser medianamente libre…

Y digo medianamente libre, pues recordando a Juan Jacobo Rousseau (1712 – 1778) cuando advirtió: “Pueblos libres, recordad esta máxima: Podemos adquirir la Libertad, pero nunca se recupera una vez que se pierde”.  Y nosotros hace mucho que la perdimos.

En conclusión…

Estoy a favor de la autosuficiencia energética y la absoluta rectoría del Estado en esa materia.  En consecuencia, quedo de acuerdo con la reforma energética propuesta por el Presidente López Obrador -con algunos cambios ¡claro!- pero considero que por el momento es imposible llevarla a cabo sin arriesgarse a sufrir graves consecuencias.  Espero que la oposición gane y la Reforma sea rechazada.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

otros columnistas