lunes, julio 4, 2022

El «coyote» de Sefiplan

Este martes, el secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, publicó en redes sociales que se hallaba en la Ciudad de México, “en donde por instrucciones del gobernador Cuitláhuac García Jiménez tuvimos una reunión con alcaldes de Tuxpan, Chontla, Ozuluama, la Síndica de Poza Rica, el Procurador Fiscal y representantes de Afirme y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a fin de encontrar solución a algunas problemáticas que presentan los municipios”.

“En la Secretaría de Finanzas y Planeación del Gobierno de Veracruz buscamos y evaluamos estrategias que nos ayuden a mejorar las finanzas de los ayuntamientos, con el objetivo de optimizar los recursos públicos para mejorar la calidad de vida de las familias veracruzanas”, pregonó.

Lima Franco se refería al problema que actualmente tienen varios ayuntamientos con la empresa regiomontana NL Technologies, con la que ediles anteriores celebraron desde 2017 unos contratos leoninos bajo la figura de Asociación Público-Privada (APP) para la instalación de luminarias y la prestación del servicio de alumbrado público.

Pero, según trascendió, a esta reunión no habría sido invitada la empresa de Monterrey que sí es parte del contrato, reforzando la versión de que Banca Afirme –propiedad de Julio Villarreal, uno de los empresarios consentidos de la 4T–, habría adquirido los derechos de NL Technologies sobre estos contratos. Si ello fuera cierto, sería una irregularidad mayor, constitutiva de delitos, por el impedimento que tiene de ser fiduciaria y a la vez acreedor del fideicomitente.

Así, el supuesto apoyo expresado a los ayuntamientos por Lima Franco sería sólo mera simulación porque al parecer la intención es continuar exprimiendo las finanzas municipales que desde hace más de tres años están pagando dos veces por un mal servicio de alumbrado público.

Este problema lo conoció el titular de Sefiplan desde diciembre de 2018, cuando afloraron los incumplimientos de la concesionaria y los ayuntamientos iniciaron acciones para defenderse. El primero de ellos, Cerro Azul, requisó las luminarias, revocó la concesión para prestar el servicio y rescindió el contrato de la APP, lo cual ha causado estado, como dicen los abogados.

Posteriormente, el Ayuntamiento de Tuxpan hizo lo mismo, pero con una diferencia: suscribió un fideicomiso ante Banca Afirme como fiduciaria para garantizar el pago a NL Technologies y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por concepto de consumo de la energía eléctrica destinada al alumbrado público. Es importante señalar que la fiduciaria no es parte del contrato de la APP, sobre el que los ayuntamientos reclaman su incumplimiento.

Pero no obstante haber rescindido el contrato de la APP, la fiduciaria continúa recibiendo las participaciones del Ayuntamiento de Tuxpan que religiosamente le transfiere la Sefiplan, que tampoco es parte del contrato, a pesar de que desde el año pasado de la Tesorería tuxpeña le solicitaron formalmente que suspendiera los descuentos a las participaciones o que, cuando menos, dejara de enviarle sus participaciones al fideicomiso, en un flagrante atropello a la autonomía municipal.

El origen del conflicto de los ayuntamientos con NL Technologies es la falta de pago de la factura eléctrica, pues a pesar de que la empresa recibe puntualmente los recursos para ello, las Comunas se ven obligadas a cubrirla desviando recursos destinados originalmente para otros servicios públicos, a fin de evitar que la CFE les corte el suministro eléctrico.  Lo anterior implica serias responsabilidades administrativas y patrimoniales, sin embargo, con la petición que hicieron, las autoridades municipales de Tuxpan salvarían su responsabilidad, la que finalmente podría recaer en el secretario de Finanzas y Planeación por desatender la solicitud del ayuntamiento tuxpeño.

Una situación similar enfrenta también el Ayuntamiento de Medellín.

Por su parte, Banca Afirme, la fiduciaria, ha actuado dolosamente en contra de los ayuntamientos porque no ha actuado como establece con toda claridad el artículo 391 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, que a la letra dice que la institución fiduciaria “deberá obrar siempre como buen padre de familia, siendo responsable de las pérdidas o menoscabos que los bienes sufran por su culpa”.

Sin embargo, ahora resulta que el diferendo entre los ayuntamientos y NL Technologies por el incumplimiento del contrato lo pretenden “resolver” dos instituciones que no forman parte del mismo: la Sefiplan y Banca Afirme.

Y es que la semana anterior, el secretario Lima Franco hizo circular una “respetuosa y atenta invitación” para que este martes 19 de abril asistieran a “una reunión de trabajo” (sin agenda ni propuestas) con la directiva nacional de Banca Afirme, para tratar “a) el incumplimiento del contrato y b) a la interrupción de la regularidad, continuidad y permanencia del servicio público de alumbrado a cargo del Ayuntamiento”.

Según trascendió, a esta reunión se preveía la asistencia sólo de algunos invitados del titular de la Sefiplan: Tuxpan, Poza Rica, Ozuluama y Chontla. Es decir, no todos los ayuntamientos que tienen el mismo problema con NL Technologies.

¿Acaso Lima Franco busca una solución selectiva para beneficiar a unos, los más afectos a la 4T, como Tuxpan y Poza Rica, su terruño natal?

Esperemos que cuando menos así sea y se establezca un buen precedente que después pueda beneficiar a todos los demás municipios defraudados y saqueados.

otros columnistas