miércoles, mayo 18, 2022

El tren, el teleférico, el hospital del IMSS que nunca llegan

+ “Del camarógrafo nadie se despide, ¿verdad?”
+ Que no sólo viene Constellation Brands, sino otras.
+ Lima en reuniones con Hacienda y Banobras.

Mi gorra de América (The Band), ches vatos :’(
—Chopenjawer

Hay algo curioso con el mentado proyecto del tren ligero para Xalapa: de plano nunca llega.

Y no es de ahorita el asunto: desde que llegué a Xalapa hace casi 20 años ya se escuchaba del proyecto: un tren de pasajeros, tipo metro, que traería a toda la población desde Banderilla hasta la capital, pasando por la zona universitaria; algunos decían que usando la misma vía que cruza la capital veracruzana para el tren de carga y otros hasta haciendo un nuevo trazo.

Pero amigos que tienen toda su vida aquí me dicen que ese cuento ya es viejo.

Y mientras todo eso sucede, los años van pasando y la ciudad sigue creciendo, con más población que migra de otras partes, abandonando regiones calurosas como el sur o norte.

Una capital veracruzana que se torna caótica, que ha crecido a un ritmo alarmante al grado de que los pulmones de la ciudad o zonas boscosas se han ido perdiendo para la construcción de nuevas viviendas, nuevos fraccionamientos.

No por nada, hasta el clima ha cambiado: hace unos años, por ejemplo, no se veían en las tiendas que se vendieran aires acondicionados porque Xalapa y Coatepec realmente no los necesitaban; si acaso se veía un ventilador. Todavía nos tocaron las patadas de poder dormir con la ventana abierta, sin mosquitero, porque en la noche refresca mucho y no había peligro de moscos o zancudos, pero eso cambió: el insecto se adaptó al clima y además este ha incrementado poco a poco su presencia con calores que no se sentían en esta zona privilegiada, aunque más tolerantes que en otras partes del estado.

Al mismo tiempo, la capital veracruzana ya fue rebasada por el tráfico vehicular que se amontona en el centro de la ciudad. Afortunadamente ya no han habido protestas tan duraderas que cierran el centro por horas o días, pero aún así es palpable que en ciertos momentos es imposible tener un tránsito fluido.

¿Qué le ha pasado a Xalapa? ¿Por qué se ha rezagado tanto con estos problemas? ¿Por qué Orizaba ha sabido meter orden y la capital no?

Las comparaciones son odiosas, pero sí hay qué ver como Orizaba ha crecido en una década y no es aquella ciudad abandonada sometida al yugo del crimen organizado y sus políticos folklóricos y corruptos como Fidel Kuri, Mario Zepahua o Martín Cabrera. Tiene rato en crecimiento y le ha ganado por mucho a Xalapa quitándole, por ejemplo, otro proyecto que tiene años mencionándose en la capital y que nomás nunca llega: el teleférico.

Ese mismo sueño de tener cabinas colgadas desde el Cerro del Macuitépetl hasta la zona de Los Lagos o la zona del Estadio (también abandonado ya hace años) parece que ya fue completamente olvidado.

Tan rezagada está la capital, que hasta el día de hoy no tiene un centro de espectáculos, un centro de convenciones. Hace apenas unas horas, el empresario de espectáculos Javier Brocado se quejaba en redes sociales que les prohibieron ya usar el campo de beisbol de la USBI para presentaciones y conciertos, lo que también se sumaría a cierres como el Estadio Colón.

Y es que sí: Xalapa no tiene donde armar huateques. Ni para hacer expos turísiticas, ni congresos, nada.

En resumen, pareciera que a Xalapa sólo llegan gobiernos municipales para administrar la caótica ciudad, pero difícilmente se ven proyectos a futuro que puedan colocarla en un nivel competitivo como capital del estado, más allá de ser el lugar donde se asientan los poderes políticos de Veracruz.

Vaya, ahora la idea es facilitarle la vida a los automovilistas (el Plan B con la cancelación del Tren Ligero) pero sólo eso… y ya. Un remedio que se antoja temporal, como lo fue alguna vez Circunvalación como libramiento de la capital.

Otro asunto que parece ya se olvidó es el hospital del Seguro Social que se supone se iba a construir en Coatepec, ciudad que también está creciendo muy rápidamente y no se da abasto para atener problemas básicos y prioritarios como la recolección de la basura.

Coatepec a estas alturas ya necesita de un hospital grande y con especialidades para la atención de municipios cercanos, que además ayudaría mucho a desfogar la concentración de pacientes en Xalapa.

Pero al igual que el tren y el teleférico, parece que solamente será otro sueño guajiro, de esos que todos hablan, pero nomás nunca se realizan.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: “Del camarógrafo nadie se despide, ¿verdad?» fue lo que me dijo entre risas el licenciado Ignacio González Rebolledo aquella vez que visitó el Palacio Municipal de Minatitlán cuando era alcalde Amado Guzmán García (1998-2000) … En ese entonces, Don Nacho había tenido una gira por el sur de Veracruz como procurador general de Justicia del Estado y los reporteros que cubrían el evento lo entrevistaron justo cuando ya salía de la reunión en la Presidencia Municipal. En ese entonces trabajando para CableCanal, Don Nacho se despide de los reporteros de manera muy amable y justo cuando ya se iba a subir a su camioneta, se regresa tantito y extiende la mano a quien esto escribe y me pregunta lo anterior, a lo cual agradecí el gesto estrechando y deseándole buen viaje de regreso a Xalapa… Don Ignacio González Rebolledo ya nos habían platicado que era todo un personajazo, muy ilustre, muy culto… Cuando el maestro César Vázquez Chagoya decidió retirarse la política para dedicarse al periodismo, narró en alguna ocasión que a la primera persona que se lo contó fue a Don Nacho, quien le dijo que se estaba saliendo de una profesión difícil para entrar a otra más difícil, Y que le deseaba el mejor de los éxitos… En Xalapa ya lo extrañan mucho, especialmente los que convivieron muy cercanos a él. Últimamente su salud se había desmejorado y por eso ya no era tan constante verlo comer y echar café en el restaurante María Enriqueta, en Coatepec… Descanse en paz.

OTRA NOTA: Dicen, dicen, que vienen más de dos empresas mamalonas tipo Constellation Brands a Veracruz. El gobernador Cuitláhuac García Jiménez adelantó algo este miércoles, sobre que estarían ya puestos los ojos de empresas grandes en territorio veracruzano, especialmente con la instalación de parques industriales con motivo del Corredor Interoceánico. En la fuente empresarial comentan que podrían ser del sector vidriero, corcholatas y de la industria del cartón, ya que esas inversiones por sí solas generan una cluster (grupo de empresas e instituciones interrelacionadas, concentradas geográficamente, que compiten en un mismo negocio). Ya se sabrá cuáles serán, porque dicen que piden confidencialidad y que no hagan olas.

LA ÚLTIMA PORQUE VOY POR COCA, PERO NO LA DEL POLVO: “El día de hoy, acompañado de la subsecretaria de egresos de la Secretaría de Finanzas y Planeación del Gobierno de Veracruz, la Mtra. Ana Rosa Aguilar Viveros, y por instrucciones del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, sostuvimos reuniones en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y en el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos – Banobras, para continuar buscando soluciones que nos permitan fortalecer las finanzas municipales”: comentó el secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco. 

Lo último

Columnas