lunes, mayo 16, 2022

Integrante del Grupo Jaléo denunciado en CEJUM por golpiza perpetrada a su novia

La entrega que daremos a conocer es vergonzosa. Una relación codependiente, en la que la víctima, como muchas otras mujeres, aceptaba maltratos de su pareja  hasta que un día, el agresor se le pasó la mano, para presuntamente “educar”, como le dijo a su compañera sentimental. Para que “aprendan las perras”, quién manda en la relación. Y ante una golpiza sin piedad, frente amigos, quienes no defendieron a la víctima, ella interpuso la denuncia ante el Centro de Justicia para las Mujeres en el Estado de Veracruz en contra del integrante del grupo musical Jaléo, Víctor Manuel Arcos Marines. Y lo que siempre hemos advertido a todas las víctimas: “No se callen, denuncien”.

Integrantes  de la familia Arcos Marines han sido protagonistas de escándalos, fraudes electorales y hasta agresiones a periodistas, entre ellos la autora de esta columna. El padre, Víctor Manuel Arcos Suárez, es sensible a la crítica, pues amenaza, insulta y ataca a todo aquel que lo critique o  a sus hijos, cuando ellos, como el caso de Giovanni Arcos Marines, quien han querido entrar a la política o buscar el voto en una candidatura, ya sea por MORENA, partido que lo desechó o pasarse a Movimiento Ciudadano, sin haber dado los resultados prometidos como abanderado en la diputación local por Xalapa.

En una cena en Alto Lucero, conocimos a los hermanos Arcos Marines, quienes quisieron disculparse por las agresiones de su padre y aseguraron que ellos eran personas “tranquilas” y que su propio padre los ha metido en problemas, de manera gratuita. Tiempo después, nos enteramos de que los “pacíficos” resultaron ser agresores de mujeres.

Con la denuncia interpuesta en  CEJUM, con el número de Carpeta de Investigación XAL/DXI/CEJUM/038/2022, nos comenta la fuente: “Quiero pedir su ayuda para difundir esta información, para que no caiga ninguna mujer en manos de un tipo tan agresivo y patán como lo es el Señor Víctor Manuel Arcos Marines”.

La víctima de quien omitimos sus generales y resguardando de su identidad, durante la relación con Víctor Manuel Arcos Marines sufrió  agresiones e insultos durante la relación y ella soportaba todo por amor. No entendía que cada golpe, cada agresión verbal, se intensificaba más para el control de la relación y soportar a un hombre con problemas violentos desde su niñez.

En diciembre del 2021, en casa de Víctor Manuel Arcos Marines, él inició una discusión que terminó propinándole golpes en contra de la víctima, estando presentes algunos amigos del agresor, quienes no intervinieron, cuando él azotaba contra la pared a la víctima y ante sus gritos, Víctor Manuel  le daba puñetazos en la cara.

Alguien compasivo llamó a la policía y llegaron a casa de Víctor Manuel Arcos Marines elementos de Seguridad Pública, pero  la víctima ya había sido sacada por un amigo de ella, en el momento que  se protegía encerrada en una habitación. A la llegada de la fuerza pública, el integrante del “Grupo Jaleo” se había resguardado en otra habitación.

En la declaración de la víctima, ella narra muy bien cómo fue agredida física y verbal, así como ser  privada de su libertad, además, entregó fotografías de la agresión, el reporte médico y psicológico, siendo Víctor Manuel Arcos Marines notificado que debería presentarse a declarar como indiciado por agresiones, con la Carpeta de Investigación XAL/DXI/CEJUM/038/2022. Y el engorroso proceso jurídico impide ser detenido.

También se aportaron las pruebas de las amenazas de muerte, insultos por mensajes en WhatsApp.

La gente que conoce a Víctor Manuel Arcos Marines piensa ser un tipo que tiene las mejores intenciones y  cree tener poder de todo, cuando en realidad es un alcohólico, que lo motiva a la violencia, golpea a las mujeres, manda mensajes insultando, humillándolas y decir que ellas necesitan ser golpeadas para ser “educadas” y  tener el control de la relación.

Nos comenta la fuente: “No hay que quedarnos calladas, basta de hombres así, que andan libres en la calle como si nada pasara, esos tipos así no merecen ni siquiera respeto, lo mínimo que debería hacer es pedir disculpas, pero ni eso, es un tipo orgulloso, agresivo,  celoso, todo mundo debe saber la clase de persona que es, las apariencias engañan y  ya no caigan en manos de este agresor”.

Y ustedes se preguntarán cuál es el estado que guarda la Carpeta de Investigación XAL/DXI/CEJUM/038/2022. La realidad en el Poder Judicial es perturbante.  En el lugar de los hechos, en el municipio de Emiliano Zapara habían cámaras de videovigilancia y familiares del agresor borraron toda prueba, en evidente complicidad. No era la primera vez que hubo agresiones en contra de la víctima y esta vez fue más violenta, dejando marcas de por vida a la agredida, en el mes de diciembre del 2021.

La víctima tenía miedo de denunciar al agresor, pues además de los golpes, se comprueban las amenazas de muerte, insultos y degradación como mujer, en mensajes por celular. Y peor, Víctor Manuel Arcos Marines se jactaba de tener protección gubernamental y política.

Actualmente hay una restricción para que Arcos Marines no se acerque a la víctima, pero no cesan los mensajes insultándola, en diferentes teléfonos. Lo interesante es que la justicia en Veracruz dictaminó enfriar la Carpeta de Investigación y  ésta no salió favorable a ella, porque dictaminaron que la lesión no fue grave, cuando le dejó marcas en la cara, en una clara manipulación de la resolución por parte de las autoridades competentes. Sólo la mandaron a que recibiera terapia, como una burla, cuando ella tiene miedo a otra agresión y Víctor Manuel Arcos Marines se siente protegido.

Así inicia otra historia, como muchas en las que no hubo justicia y otras, tuvieron un final indignante, terminando en feminicidios, por la omisión de autoridades estatales del Poder Judicial y Fiscalía General del Estado de Veracruz coludidas para proteger a verdaderos delincuentes, como el caso de Víctor Manuel Arcos Marines, quien pateó y arrastró  a la agredida por las escaleras de su casa, así como azotó contra la pared a la víctima y todo esto lo toman como un problema entre particulares.

Hay testigos de los hechos y ellos fueron intimidados por el agresor, convirtiéndose en cómplices de un intento de homicidio.

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz

Lo último

Columnas