miércoles, mayo 18, 2022

Que López Obrador adopte a Loret de Mola

Que López Obrador adopte a Loret de Mola; todos los días lo menciona en la mañanera. A de soñar con él

Tiene razones el presidente López Obrador para tener muy presente al periodista Carlos Loret de Mola. Desde Latinus, Loret de Mola ha hecho pedazos el mito de la honestidad de López Obrador, el mito de su incorruptibilidad. ¿Por qué el presidente ya no le pide a sus seguidores que se conformen con un solo par de zapatos? Pues porque el periodista mostró la gran incongruencia del presidente, quien pide austeridad a sus “pobres”, mientras le importa poco que su hijo viva a todo lujo, rentando casas de 100 mil pesos al mes. Pío, Martinazo, Felipa, José Ramón López Beltrán, Carolyn Adams, Baker Hughes, estos nombres ya son del dominio público gracias a Carlos Loret de Mola. Es por ello comprensible que el presidente López Obrador no se pueda sacar al periodista de la mente; seguramente en las noches se despierta pronunciando su nombre: “Carlos, Carlos, Carlos Loret”. En la mañanera de este viernes nuevamente se volvió a escuchar ese nombre: “No soy corrupto, entonces Loret piensa que yo soy como él, o Claudio X. González, y toda esta gente deshonesta, inmoral y quieren enlodarnos, pero van saliendo las cosas. Para ser opositor se necesita tener autoridad moral, un corrupto está muy difícil que pueda enfrentarse a un gobierno, lo hacen polvo”. Tal vez el presidente no se ha dado cuenta, pero su autoridad moral está hecha polvo.

Entonces qué, ¿fue buena idea hacer diputada a María Clemente? La diputada trans se declara independiente

Los morenos se quisieron ver inclusivos y buscaron, de entre 40 candidatas, a una mujer trans para hacerla diputada por su partido y así verse como de avanzada. María Clemente García tiene 36 años, es licenciada en Administración de Negocios trabajaba hasta hace unos meses como conductora de Didi. La diputada María Clemente tenía un gran reto, ante las miradas de todos en la Cámara de Diputados, ante la esperanza de la comunidad trans en México, ella debió prepararse para ser una legisladora de altura. Pero, ¿qué ha hecho? ¿En qué ha ocupado su tiempo como representante de los mexicanos? Pues en pelearse con el diputado Quadri, que aprovecha cualquier oportunidad para provocarla y ella, como mojarra de río, cae en el anzuelo. El argüende que María Clemente, diputada de Morena armó en la Cámara la tarde del jueves fue sumamente vergonzoso. Se exhibió la diputada, mostró que no tiene mesura, que lo suyo, lo suyo es el argüende, y que no a base de argumentos es como buscará lograr una reivindicación hacia las mujeres trans. Lo de ser trans o no queda a un lado, ella es diputada, representante del pueblo, pero esa no es la manera. Ya se disculpó María Clemente con el diputado Santiago Creel, a quien trató como monigote. Pero, además, ya se declaró independiente, porque dice que ella no soporta la hipocresía de los panistas, pero menos la de sus compañeros de Morena. Entonces qué, ¿fue buena idea hacer diputada a María Clemente?

Will Smith pudo haber sido un gigante, pero prefirió ser un enano. Ahora renuncia a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas

De haber sido más inteligente, la noche del domingo 27 de marzo Will Smith hubiera sido un gigante, pero impetuoso como es, prefirió ser un enano. Ante la broma en donde se aludía a la alopecia de su esposa, Will prefirió los golpes antes que las palabras y la razón. Al momento de recibir el Oscar a mejor actor pudo haberlo dedicado a Jada Pinkett Smith su esposa, y pudo decirle desde ahí a Chris Rock que hacía mal al burlarse de una mujer que estaba superando con valentía su pérdida de cabello. Todos en el auditorio se hubieran puesto de pie y lo hubieran visto como un gigante. Pero no, prefirió darle un golpe a Chris Rock y ahora debe pagar las consecuencias. Además del repudió de la gran mayoría, Will Smith corre el riesgo de que le retiren su tan ansiado premio Oscar. Otra de las consecuencias es que se vio obligado a renunciar a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. En el comunicado donde da a conocer su renuncia anota: “Traicioné la confianza de la Academia. Privé a otros nominados y ganadores de la oportunidad de celebrar y ser celebrados por su extraordinario trabajo. Tengo el corazón partido”. Por supuesto, la Academia aceptó esa renuncia: “Hemos recibido y aceptado la renuncia inmediata del Sr. Will Smith de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Continuaremos avanzando con nuestros procedimientos disciplinarios contra el Sr. Smith por violaciones de los Estándares de Conducta de la Academia, antes de nuestra próxima reunión de la junta programada para el 18 de abril”. Pudo haber sido un gigante, pero prefirió ser un enano.

Armando Ortiz                       Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra

Lo último

Columnas