jueves, septiembre 29, 2022

La viruela en México

*López Gatell, el mentiroso
*Ricardo Monreal, el mensaje de unidad
*Morelli, sencillito, a rendir cuentas en el Orfis

Por Omar Zúñiga

Y Checo revive la esperanza

El virus causante de la enfermedad conocida como monkey pox, o viruela del
mono (literalmente traducida del inglés) que en nuestro país la conocíamos
como viruela y que se creyó erradicada hace algunos años con el secretario de
Salud, Ignacio Morones Prieto, en el sexenio de don Adolfo Ruiz Cortines, hizo
su reaparición en el ámbito mundial, como un virus altamente contagioso y
potencialmente mortal.

Pues bien, el sábado pasado a través de su cuenta de twitter, el subsecretario
de Salud Hugo López Gatell, confirmó el primer caso en México.
“Hoy confirmamos el primer caso de viruela símica (sic) en México. Es un
hombre de 50 años, residente permanente de la ciudad de Nueva York, quien
probablemente se contagió en Holanda. Se atiende en la CDMX”.
“Afortunadamente, se encuentra estable y en aislamiento preventivo.
Esperamos que se recupere sin complicaciones”.

“La viruela símica se transmite de persona a persona por contacto directo. No
se propaga por aire, agua o alimentos. La eficiencia del contagio es baja, por
lo que generalmente se presentan casos aislados o pequeños brotes, no
epidemias generalizadas”.

Este fue el breve hilo con el que se informó del primer caso de viruela en
nuestro país, un asunto que ha sido advertido por el presidente de Estados
Unidos, Joe Biden, como potencialmente peligroso para la humanidad, así, lo
dijo, sin medias tintas, y algo debe saber el llamado líder del mundo libre.

Vale la pena recordar las declaraciones del también conocido como Doctor
Muerte, en enero de 2020: “(…) llamamos a la calma. Si llegara a cambiar la
situación, cosa que no se descarta, lo vamos a informar para reaccionar
inmediatamente, pero la evidencia, hasta ahora, sugiere que el coronavirus
(Covid19) se comporta como un virus de agresividad leve comparado con la
influenza estacional y los coronavirus que previamente han sido materia de
interés mundial”.

Al respecto, en esas misas fechas, el presidente Andrés Manuel López
Obrador afirmó que “en el país no se tienen riesgos ni problemas por esta
situación. Nuestro país afortunadamente es de los más preparados y con
menos riesgos por la afectación de este virus, para que estemos tranquilos,
desde luego atentos”, eso sin contar el cachondeo que hizo al referir a iconos
religiosos como medida de protección para el letal SARSCov2, causante del
Covid19.

Otro dato del Doctor Muerte para documentar el optimismo, fue el pronóstico
que hizo de un “escenario catastrófico para el país, sería llegar a 60 mil
muertos”, cuando a la fecha hay 500 mil decesos víctimas de la pandemia, cifra
que ubica a México con una tasa de mortalidad promedio, arriba de la media
internacional.

Con una disculpa de antemano a usted estimo lector, pero que se aglutinan en
una palabra: el cagadero de Hugo López Gatell en el manejo de la pandemia
puesto de ejemplo mundial y que sólo fue un éxito a los ojos de López Obrador.
Este contexto viene a cuento por lo que nos revela el Doctor Muerte sobre la
viruela del mono (o símica como él la denomina), que minimice este asunto y
Washington no lo haga, nos pone a pensar nuevamente en lo que dice Biden:
“un escenario potencialmente peligroso para la humanidad”.

La experiencia reciente del Covid19 nos dice que al Doctor Muerte no hay que
creerle.

Tomemos esa experiencia para cuidarnos.

Espero, de corazón, estar equivocado y no tendré ningún reparo en
reconocerlo y disculparme en ese caso.
Cuidémonos todos.


El coordinador parlamentario de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila,
publicó en sus redes sociales que “la guerra sucia no tendrá ningún resultado
positivo para quien promueve esta práctica nociva y perniciosa”. 

Llamó para que “todos tengamos calma y no aceptemos provocaciones, y para
que el Instituto Nacional Electoral y el Gobierno Federal, a través de sus
instituciones, cuiden la elección, particularmente en Tamaulipas,
Aguascalientes y Durango. 

Advirtió el líder de la mayoría legislativa en la Cámara de Senadores, que se
trata de una “práctica nociva y perniciosa que se debe de cambiar”. 

Aunque el doctor –como lo conocen en la Cámara Alta- publica este mensaje
con motivo de las elecciones que están por celebrarse en los seis estados que
renuevan gubernatura, no debemos perder de vista el trasfondo de sus
palabras, hoy más que nunca, pues la división nos corroe como sociedad,
como una “práctica nociva y perniciosa que se debe de cambiar”, que
realmente urge.

Ojalá el mensaje llegue a su auténtico destinatario.


Humberto Morelli, exalcalde panista de Boca del Río estuvo el pasado viernes
27 de mayo en el Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis), donde
llegó como cualquier hijo de vecino, esperando turno para poder ingresar.
El asunto es la solventación de irregularidades, cosa que está en oportunidad y
en su derecho.

El tema es que muy mal y agobiado no se le vio, pues llegó en una camioneta
Ford Lincoln último modelo, con un reloj Rolex a la muñeca, seguramente
producto de su esfuerzo, aunque los malpensados cuchicheaban en la
antesala, que seguro es producto de su paso por la administración pública.
Entre ambos productos de lujo hay al menos 2.5 millones de pesos.

¡Investíguelo Vargas!
¡Qué barbaridad!
deprimera.mano2020@gmail.com

otros columnistas

Derecho penal en Palacio

Derecho penal en Palacio

Durazo en Morena

Congruencia

Orizaba

La reculona vs el Orfis

Levantón y detención

Checo, totalmente Palacio