lunes, agosto 15, 2022

Agatha, el pretexto perfecto para cancelar la gira de AMLO al sur de Veracruz

*A Nahle le llegó la tormenta perfecta con todos los conflictos que hay en la zona

* Doctorado de IVES a Jeffrey Wilkerson

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

La versión oficial del porque se cancela la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador al sur de Veracruz para el 1 de junio, fue por los remanentes del huracán Agatha, pero la verdadera razón fue por la tormenta perfecta de conflictos sociales que se desató por la desastrosa gestión de Rocío Nahle.

De hecho se menciona que en la 29 zona Militar, con sede en Minatitlán, el área de inteligencia colocó a la región en foco rojo y la etiquetó con un código denominado “Multiplicidad de Eventos Indeseables de Control Inestable”, lo que en términos llanos significa que la situación en el sur de Veracruz está como agua para chocolate: Bien caliente.

Hay reclamos al por mayor y la situación está fuera de control como consecuencia del ominoso descuido de quien se dice jefa política de la región sureña.

Agatha sólo fue el pretexto, la manera de encubrir la verdadera razón del porque suspender la gira: Por todo el desastre que existe en el sur de Veracruz y del cual gran parte de la culpa la tiene la secretaria de Energía, Rocío Nahle, porque ese apoyo que le prometió a los alcaldes del sur del estado, para resolver los problemas de los municipios, a cambio de que prácticamente le entreguen sus recursos, nunca llegó.

Ya era más que evidente que en todos lados se preparaban grupos para recibir al presidente López Obrador, y no precisamente con el grito de “Es un honor…”, si no todo lo contrario.

El clima político de calor y afecto para el presidente amenazaba convertirse en una gran tormenta de reclamos por todos los problemas que vive el sur de Veracruz.

Así, los “meteorólogos políticos” de Palacio Nacional hicieron sus observaciones y vieron de definitivamente el clima político no iba a mejorar a favor del presidente López Obrador para el 1 de junio, si no que por el contrario, podría empeorar, al grado de volverse otra situación riesgosa para el presidente.

Mientras que Agatha se debilita cada vez más, en cambio la tormenta Rocío, esa parece que irá creciendo.

Y será por culpa de la zacatecana que quiere gobernar Veracruz.

Ella, Rocío Nahle, se dice la jefa política del sur de Veracruz y  por lo mismo impuso candidatos de todo tipo en las últimas elecciones y metió personal de todos los níveles en todos los ayuntamientos.

Ella, Rocío Nahle, ofreció que todo sería miel sobre hojuelas en la gira presidencial del 1 de junio, para conmemorar el Día de la Marina y no lo puede garantizar, ni siquiera mínimamente.

Por eso en la ayudantía de López Obrador vieron riesgos de confrontación y la posibilidad de que el festejo del Día de la Marina se encaminaba a naufragar en medio de un mar embravecido por el reclamo encendido por problemas no resueltos en la zona.

La misma Rocío Nahle tuvo el recuento de lo que se veía venir, pues desde el lunes por la tarde se acuarteló en su lujosa mansión de la séptima cuadra de Lázaro Cárdenas, en el centro de Coatzacoalcos, y ahí le fueron llegando poco a poco todos los problemas que vuelven hipertenso el clima social de la región.

Esos alcaldes de la zona, a los que trata despóticamente porque “ella los puso”, desfilaron por su casona, llevando su lista interminable de conflictos activos, entre estos:

– Falta recurrente de energía eléctrica en amplios sectores de la región. Los apagones, ya comenzaron ahí.

– Múltiples caminos rurales sin intervención alguna, de pura tierra.

– Familiares de mujeres asesinadas, de desaparecidos, de encarcelados injustamente, se aglutinaban para protestar y hasta bloquear el paso del presidente López Obrador, ante la incapacidad (o la indiferencia) de las autoridades judiciales para resolver los casos que abanderan y en los que sigue presente la impunidad.

– Transportistas dispuestos a atravesar sus unidades para hacer notar su hartazgo por los asaltos frecuentes que sufren y por los actos crónicos de extorsión por parte de la policía vial, que además para nada los protege.

– Falta de agua potable en casi todos los municipios de la zona. Tan sólo en Coatzacoalcos reclaman que llevan tres meses con un abasto ineficiente.

– Reclamos por el gasto que realiza el ayuntamiento de Coatzacoalcos para conmemorar una falsa fundación de la ciudad y que en realidad corresponde a un poblado ubicado fuera del municipio, la Villa del Espíritu Santo, hoy Barragantitlán.

– Reclamos de empresarios locales contratistas de Pemex, incluyendo de la refinería Dos bocas, a los que no les han pagado desde diciembre pasado porque la secretaría de Energía ya consumió todo el presupuesto que tenía autorizado y hasta otro tanto más. Algunos de estos empresarios incluso ya están en la quiebra y con los cobros encima del SAT, el Infonavit y el IMSS.

– Cerca de 300 trabajadores petroleros se preparaban también para manifestarse reclamando despidos injustificados, prestaciones, plazas, horas extras y otros incumplimientos.

– Petroleros jubilados por su lado ya tenían todo listo para protestar por problemas en: falta de liquidación, reinstalación, basificación, pensión vitalicia a las viudas y préstamos administrativos.

La lista de esos «pendientitos» no terminaba aquí, si no que tiene varios puntos más.

– Pobladores de Jesús Carranza ya preparaban el viaje para interceptar al presidente y pedir la liberación de Pasiano Rueda, ganador de las elecciones municipales de ese lugar y quien sigue en la cárcel aún cuando no le han dictado sentencia.

Y había muchos más elementos en la lista.

Rocío Nahle fue quien permitió que se llegase a esa grave circunstancia, que incluso alertó al Ejército y la Marina, pues fomentó la inacción del gobernador Cuitláhuac García y del secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros.

Cuitláhuac García desde siempre ha mostrado incapacidad para atender con eficacia los asuntos del estado, y en últimas fechas ha demostrado una extraordinaria capacidad para generar conflictos derivados de su arrogancia y del encubrimiento que hace de la inoperatividad o de plano de la corrupción de los miembros de su gabinete.

Eric Cisneros, en cambio, sólo le presta atención a la cuenca del Papaloapan y las fiestas patronales que incluyan agua bautismal.

Así está la situación en el sur de Veracruz.

Esa es la realidad de porque se canceló la gira de López Obrador por el sur del estado.

Al terminar su conferencia mañanera de éste 31 de mayo, el presidente López Obrador recibió una tarjeta que describía la situación que priva en Veracruz y después de verla, simplemente dijo: Así no se puede. Cancela.

Era evidente que en lugar de una gira en santa paz, sería una gira con reclamos por doquier.

Y el sueño de Rocío Nahle de ser la gran protagonista de un evento con López Obrador en el sur de Veracruz, se vino abajo.

Ella, Rocío Nahle, ya se veía siendo apapachada por el presidente y sintiéndose casi la próxima gobernadora de Veracruz.

Ahora, su sueño de convertirse en la gran mística de Veracruz está bastante debilitado.

DOCTORADO DE IVES A JEFFREY WILKERSON

El Doctorado Honoris Causa que la Universidad IVES entregó a  Samuel Jeffrey Keith Wilkerson es un acto que debe aplaudirse.

Y debe ser así porque la mayoría de las instituciones le entregan este tipo de reconocimientos a personajes de la vida nacional o internacional o a personas con las que quieren quedar bien, por ellas mismas o por los grupos políticos en que se mueven.

El Doctorado a Jeffrey Wilkerson, en cambio, es el reconocimiento a un científico que ha dedicado su vida a estudiar la diversidad biológica de Veracruz, sobre todo la flora, y el impacto de los desastres naturales, centrado en el norte del estado.

Jeffrey Wilkerson es de origen estadounidense, pero por decisión propia se asentó en el norte de Veracruz y creó el Instituto para la Ecología Cultural de los Trópicos, una institución de investigación científica sin fines de lucro.

La decisión que tomaron el Presidente del Grupo Escolar Martí, doctor Carlos Arturo Luna Escudero, y el Rector de Universidad IVES, doctor Carlos Arturo Luna Gómez, de hacer este reconocimiento, es más que acertada.

Reconocer el trabajo científico de gran valor que se hace en Veracruz y que es beneficio del estado, es lo mejor que pueden hacer las universidades asentadas en el estado.

La importancia que para el mundo académico tiene la entrega de éste reconocimiento es patente en la asistencia de diversas personalidades al evento, incluyendo al mismo gobernador Cuitláhuac García, los exrectores de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara y Raúl Arias Lovillo; el doctor Mario Raúl Mijares, director de El Colegio de Veracruz; el doctor Hugo Casanova Cardiel, director del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación, de la Universidad Nacional Autónoma de México; el doctor Manlio Fabio Casarín León, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana; la doctora Jorgelina Álvarez Fonseca, directora del Bachillerato IVES; el doctor Andoni Luna Gómez, Vicerrector de Administración y Finanzas de la Universidad IVES; la licenciada Rafaela Díaz Rivera, coordinadora Estatal de Apoyo para la Mejora Educativa, representante personal del maestro Zenyazen Roberto Escobar García, Secretario de Educación de Veracruz; y el doctor Edgar Eduardo Ruiz, representante personal del licenciado Ricardo Ahued Bardahuil, Presidente Municipal Constitucional de Xalapa.

otros columnistas