sábado, junio 25, 2022

Avanza en el Senado reforma en materia de delitos sexuales

Lo último

Con el respaldo de todas las fuerzas políticas en el Senado avanza el dictamen de una reforma al Código Penal Federal en materia de delitos sexuales, a fin de que en la definición de violación se incluya la figura de “no consentimiento” expreso de la víctima y opere el “no es no”.

La presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero y la titular de la Comisión para la Igualdad de Género, Malú Micher, coincidieron en que se debe actualizar la legislación penal, ya que las definiciones de violación que se basan sólo en el uso de la fuerza y dejan fuera el consentimiento voluntario y genuino para la relación sexual no cumplen las normas internacionales en materia de derechos y provocan impunidad.

Por ello, detalló la senadora Sánchez Cordero, el principal propósito de reformar el Código Penal Federal es incluir la figura del consentimiento de una persona a participar en un acto sexual, ya que de lo contrario se trata de una violación, “algo que está invisibilizado totalmente” ahora.

Eso significa, detalló, que el consentimiento tiene que ser expresado de manera inequívoca a través de palabras, acciones, conductas, pero que sean de manera inequívoca”.

Consideró, en ese sentido, que “no se puede inferir el silencio de la víctima, no se puede inferir la resistencia, tampoco la sugerencia, la solicitud o la comunicación de la víctima respecto a un uso de anticonceptivo”.

La iniciativa, destacó, plantea otros aspectos primordiales, entre ellos que se considere como violación “todas las formas de penetración sexual, con una parte del cuerpo o un objeto cometido sin el consentimiento de la víctima”.

La reforma establece que en el caso de menores de 15 años, aunque haya consentimiento para la relación sexual,se considera como violación o o cuando haya violencia física, emocional, económica, coacción o engaño, intimidación o presión que contribuya a este sometimiento en relaciones asimétricas.

Asimismo, la reforma busca adecuar que si la víctima está bajo el influjo de sustancias que alteren su consciencia o tiene alguna discapacidad, ésto le impida otorgar el consentimiento.

“Es un tema muy sensible que no tiene partidos políticos, ni fracciones parlamentarias, que no tiene colores, no habrá quien no se sume a esta iniciativa, prácticamente estará acompañada de todo el Senado mexicano”, aseguró Sánchez Cordero.

Por su parte, la también senadora de Morena, Malú Micher, resaltó que con esa reforma se pretende “transformar la perspectiva con la que se aborda la violencia sexual, llenando vacíos legales y dándole herramientas a jueces y magistrados para que investiguen y sancionen esta clase de delitos que viven sobre todo las mujeres y rara vez llegan al conocimiento de un ministerio público, por lo que hay un alto porcentaje de impunidad.

Los agresores, destacó, deben tener sentencias congruentes a su conducta, y no escapar de una sanción penal ejemplar.

Relacionados

Columnistas