miércoles, agosto 10, 2022

Colosio Jr, un profesional de la sobriedad

El escandalito de Colosio Jr., es la demostración plena de que el sector opositors carece de estrategias para el control de daños. A ver, qué le costaba a las viudas de Colosio decir que el aspirante a prócer es un ser humano normal al que de pronto se le pasan las cucharadas, que lamentan el numerazo que se aventó vía zoom por resbalarse con una cáscara de Bacardí, y que prometen que su pupilo nunca caerá a niveles del expresichente Jelipillo Calderón. Pero no, encabezados por Agustín Basave que se puso como si fuera el padrinito del muchacho, le sugirieron a Luis Donaldito que dijera lo que dijo: que no estaba ebrio a pesar de que parecía una mala imitación de la Tostada y la Guayaba, sino que todo fue culpa de unos “inconvenientes técnicos”. En vez de aplicar el why the rito de López-Dóriga y burlarse de sí mismo, el club de pilmamas del muchacho casi que me lo quieren convertir en el nuevo niño Fidencio. Una cosa que no le conviene a nadie, mucho menos a Colosito que terminó por hacer más osos que el priista Eduardo Andrade cuando después de la derrota de Labastida se metió a empellones a un programa noticioso.

Ya había sido suficientemente chafa que el casi nada inflado candidato presidencial de la factoría de conciencias descompuestas de Dante el Diablo Delgado, se hubiera quedado calladito durante todos los terribles sucesos del caso Debanhi (o sea, cómo aspiras a ser presidente si a la hora buena no puedes externar una posición, la que sea, sobre los feminicidios y el horripilante manejo mediático que desencadenó la revictimización, de la revictimización de la revictimización), como para que todavía frente a un tropezón etílico se ponga como la madre Engracia cuando la agarraron con toda la dotación de rompope. Bueno, ya no se sabe quién metió más la pata, si Colosio Riojas con este melodrama ranchero por combinar el tonayán con las aguas lokas, o Sammy García por irse a macallear en lugar de gobernar Nuevo León que está un poquito desamparado. Eso sí, Marianita ya debe estar lista para el aquelarre de los voxistas de la iberósfera kukluxpanista franquista ultraderechista lillytellescas mafufas.

Afortunadamente mi Claudio XXX González supera todo esto al citar a varios cartuchazos quemados que destruyen cualquier nota a pie de plática: Simitrio de la Tijera, Carlos Elizondo Mayer Serra de la Colina y Bárcenas, Sergio Sarmiento, Kike Krauze Carlos Ugalde, no manches.

otros columnistas