sábado, julio 2, 2022

La venganza mata el alma y la envenena

Supongo que los grandes defensores de las causas justas con banderita ucraniana ondeando en sus avatares como el expresichente Jelipillo, en cualquier momento mostrarán su repudio por Alititititititiito Moreno que en una serie de grabaciones filtradas le pide a sus contlapaches que le paguen unos melones al eterno asesor de los ultraderechosos, el Iberdrola de la asesoría política, Antonio Sola, por los servicios prestados en la única materia que le importa a su clientela, sembrar caos y desorden; además de mandar a extorsionar a contratistas de Campeche en su beneficio personal.

Digo, sería un detallazo que contribuiría mucho a la causa en estos tiempos en que hasta las encuestas de los medios afines al sector opositors dicen que les está yendo del nabo. Sobre todo porque se vería que ellos también están en la lucha contra la impunidad y elevarían aunque fuera tantito su autoridad moral que desciende vertiginosamente cada vez que buenas muchachas como Xóchitl, la López y mi Lilly amenazan a periodistas que no son como Loret o Brozo, el Trujillo tenebroso. O como Jorge Ramos, que es el Darth Maul de Darth Bidenious. Además, alguien tiene que protestar porque el líder del PRI parece tener más recursos que Chiflano Aureoles y Cabeza de Vaca que, según investigaciones periodísticas que nunca harían los de Latinus pues según otras investigaciones periodísticas estos gobers preciosos (más el rey de humorismo pando, Robertico Limonta Madrazo) son los que sostienen a Latinus.

A mí lo único que me sorprende es que todavía haya alguien que le pague un duro al señor Solá por sus servicios, a menos que sean los mismos que le pagan por asesorías a la “pinche Sota” (así le decía la Vázquez Mota a esta distinguida super asesora de Jelipillo Calderón conocida por hacer todo con las de caminar). Sola tuvo su momento de gloria trabajando para el PRI haciendo lo que hasta Alazraki sabía hacer como publicista del PRI (su lema, enamorar a base de mentiras), pero ahora es un cartuchazo quemado que ya no debería de tener chamba ni de consultor en la sociedad de alumnos de un Colegio de Bachilleres. Pero bueno, la oposición le paga para que la obligue a hacer exactamente lo que no debería hacer.

Sola, el llamado líder de la derecha de la iberósfera mamonósfera, no entiende que “La venganza es tomar veneno y esperar a que el objeto de tu odio se muera” como se dice en la serie Barry, esa del sicario que quiere ser histrión.

Jairo Calixto Albarrán

otros columnistas