miércoles, septiembre 28, 2022

Nagasaki: implicaciones y responsabilidades políticas y de políticos

CLAROSCUROS 

(1) 

Durante la consulta ciudadana en torno a la revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador -el pasado domingo diez de abril- el distrito federal XVII con cabecera en Cosamaloapan fue uno de los 19 distritos de Veracruz donde más votos se emitieron. 

El otro distrito que más votos aportó fue el de número XX de Cosoleacaque. 

Valentín Reyes López es el diputado federal por Cosamaloapan, dentro del cual se incluye el municipio de Acayucan. 

De hecho, Acayucan generó alrededor de 25 mil votos en esa consulta; sufragios que se sumaron al millón y medio de votos que entregó el estado de Veracruz a la causa de Andrés Manuel López Obrador. 

Hubo un elemento clave en este proceso: la familia Condado Escamilla gobernó Acayucan -vía el alcalde Cuitláhuac Condado Escamilla- durante el cuatrienio 2018-2021. 

Sumemos un dato esencial: actualmente gobierna Rosalba Rodríguez Rodríguez -esposa de Cuitláhuac Condado Escamilla- bajo la bandera del PRD, del cual es militante lo mismo que su esposo y su familia política en general. 

Al haber sido Acayucan el municipio que más votos aportó en la consulta del 10 de abril pasado, resultó obvia la operatividad de la familia Condado Escamilla -y en consecuencia de la estructura del PRD- para el éxito recogido en suelo acayuqueño. 

¿Por qué la familia Condado Escamilla/PRD apoyó una causa impulsada por MORENA? 

El profesor Clemente Condado Mortera fue amigo, político cercano a Andrés Manuel López Obrador en la década de los noventa y mientras AMLO militó, dirigió y fue candidato del perredismo. 

Condado Mortera se autodefine como un hombre de izquierda. 

Su hijo Clemente Nagasaki Condado Escamilla (QEPD), asesinado la mañana del jueves pasado, también se definió siempre como político de izquierda. 

Este tema es debatible por el paso de Nagasaki (+) por el PVEM y el PRI. 

Lo evidente es el acercamiento del gobierno estatal al Ayuntamiento de Acayucan en lo que va del 2022 y el acuerdo político traducido en operatividad política durante la consulta del diez de abril a favor de MORENA desde un grupo de poder con más de 12 mil militantes perredistas sólo en el municipio acayuqueño. 

Los cubrebocas amarillos empleados por miles durante el domingo diez de abril en Acayucan para la consulta guinda quedaron retratados aquel segundo domingo de abril…por si las dudas. 

¿Quién operó esta negociación y respaldo de la familia Condado Escamilla y su bastión perredista a favor del compromiso de Cuitláhuac García Jiménez con el presidente López Obrador, MORENA y la lucha preelectoral de cara al 2024? 

(2) 

Juan Javier Gómez Cazarín se hizo cargo de decisiones y operatividad política estatal importantes en el sur de Veracruz desde enero pasado. 

Sobresale la negociación del presidente de la Junta de Operación Política en la Legislatura Local durante los bloqueos carreteros por vecinos de Oteapan, municipio y puerta de acceso a la sierra de Santa Martha en el sur veracruzano, en marzo pasado. 

El secretario de gobierno, Erick Patrocinio Cisneros Burgos -a quien correspondía la solución a la queja de oteapenses por un conflicto de límites territoriales entre Oteapan y Chinameca- ha brillado por su ausencia en esta región. 

En Claroscuros hemos referido la desaparición del escenario público del titular de la secretaría de gobierno, luego del hallazgo de nueve cuerpos sin vida en el camino de Ciudad Isla a Santiago Tuxtla, el siete de enero pasado. 

Prácticamente fue Juan Javier Gómez Cazarín quien hizo las veces de secretario de gobierno en el sur -es nativo de Hueyapan de Ocampo- incluidos diálogos con inconformes de Oteapan en espacios oficiales y privados de Acayucan… 

Lo pudo haber hecho desde Minatitlán -más cercano a la zona de conflicto- o en Coatzacoalcos…pero operó desde Acayucan. 

Acayucan es para Gómez Cazarín prácticamente su casa al ser municipio colindante con su natal Hueyapan de Ocampo, donde gobierna su padre: don Juan Gómez. 

La presencia del titular de la JUCOPO en el palacio municipal acayuqueño no extrañó a nadie y se interpretó -aquí- como un diálogo político de bajo perfil pero de largo alcance con la alcaldesa Rosalba Rodríguez Rodríguez, cuyo esposo y ex alcalde, Cuitláhuac Condado Escamilla gobernó alejado de los afanes, estilo y agenda política del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y ambos abonaron a la confrontación, entre otros temas por los problemas del agua en Acayucan y la alrededores. 

(3) 

A todo esto, hay que añadir un contexto: durante el proceso electoral del 2020-2021, el operador político en los distritos federales XIV de Minatitlán que incluye a Sayula de Alemán y Jesús Carranza; el XX de Cosoleacaque que incluye a Oluta, Soconusco, Texistepec; el XVII de Cosamaloapan que incluye Acayucan, San Juan Evangelista, Ciudad Isla, Juan Rodríguez Clara, Playa Vicente, Xochiapa; el operador enviado por el gobierno del estado para apoyar a MORENA en esta zona fue Erick Patrocinio Cisneros Burgos. 

Aquí se generó una de las regiones más afectadas por la violencia pre electoral, electoral y post electoral con varios asesinatos de aspirantes a cargos públicos incluyendo alcaldías disputadas en las urnas el domingo seis de junio del 2021. 

El del 2020-2021 fue un proceso electoral extendido hasta el 2022 con la repetición de los comicios en el municipio de Jesús Carranza, cuyo ganador -Pasiano Rueda Canseco- sigue preso en Tuxpan no obstante haber sido detenido originalmente por ultrajes a la autoridad, delito ya echado abajo por autoridades judiciales federales. 

Aquello fue una contienda pero también una guerra electoral, una lucha sin dar ni pedir cuartel entre grupos de la delincuencia organizada y partidos políticos que hicieron las veces de rostro oficial de esta pugna, así como elementos de elección de estado por el encarcelamiento de políticos opositores como Pasiano Rueda Canseco y Nicolás Ruiz Rosete -fuerte abanderado panista a la presidencia de Minatitlán- amén de amenazas directas de muerte en el caso de Jesús Garduza, el precandidato más fuerte al ayuntamiento de Oluta y militante del PAN. 

Erick Patrocinio Cisneros Burgos sabe de esta temática y tendría que explicar por qué no estuvo en Acayucan durante el trabajo de la consulta popular del 10 de abril, dentro de la cual el hoy ausente Clemente Nagasaki Condado Escamilla asumió un liderazgo esencial. 

(4) 

Surgen estos temas por las declaraciones del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, emitidas el viernes pasado en torno al asesinato de Clemente Nagasaki Condado Escamilla. 

Dice el gobernador que la única línea de investigación sobre el trágico final del presidente del DIF acayuqueño, es el crimen organizado. 

Sin el perredismo acayuqueño no se habrán obtenido 25 mil votos a favor de la consultada favorables a AMLO. 

El diputado Valentín Reyes López no visita Acayucan, no impulsa beneficios para este municipio y está muy lejos de obtener votos por su cuenta. 

El diputado por el distrito XVII no es líder de nada ni de nadie. 

¿Le informaron a AMLO sobre ese acuerdo político con el perredismo acayuqueño en torno a la consulta popular sobre la revocación de mandato? 

¿Supo, sabe el gobernador que el partido amarillo coadyuvó a obtener 25 mil votos en uno de los dos distritos con mayor votación el diez de abril? 

¿Relaciona el gobernador García Jiménez el nombre de Clemente Nagasaki Condado Escamilla, víctima de un atentado mortal en un evento con niños y mujeres que luchan contra el cáncer, con la operatividad política de la consulta popular? 

Cuando habla sobre el crimen organizado ¿conoce el gobernador sus nexos con el proceso electoral del 2020-2021-2022 en la parte veracruzana del Istmo de Tehuantepec, desde Jesús Carranza hasta Coatzacoalcos y vinculaciones en más de una docena de municipios? 

La declaración de este viernes del jefe del ejecutivo veracruzano remite a la fiscal Verónica Hernández Giadans y su respectiva investigación oficial. 

Conoceremos los resultados de la investigación y las consecuencias en términos de aplicación de justicia, si esto ocurre y no se suma este caso a los miles de atentados sin resolver en Veracruz y México. 

Por lo pronto, al discurso del gobernador es importante añadirle elementos no tomados en cuenta: la falla cada vez más grave de la prevención del delito; la existencia de operatividad política desde el aparato de gobierno a cargo del ejecutivo y vinculado a intereses del gobierno federal y de MORENA: su partido. 

Más aún: la impunidad como un elemento que viste el quehacer político cuyas fallas en el terreno de la corrupción y la descomposición social son evidentes. 

Hay una lucha por el poder en Acayucan y el resto de Veracruz, que incluye al poder político pero también a otros elementos estructurales; tal lucha y tal poder surgen desde la sociedad civil y al mismo tiempo desde el gobierno. 

Cuitláhuac García Jiménez hizo referencia -al hablar del asesinato de Nagasaki Condado Escamilla- del presunto rechazo de su hermano Cuitláhuac Condado Escamilla a la construcción de un edificio sede de la Guardia Nacional en Acayucan. 

Si esta observación del gobernador en pleno velorio y sepelio de Nagasaki Condado pretende justificar -como parece- la ineficacia de los cuerpos de seguridad en Acayucan, van datos que probablemente García Jiménez no conoce o no recuerda: entre la cabecera municipal acayuqueña y la comunidad de Dehesa, a escasos diez minutos del palacio municipal, se encuentra un cuartel de la marina; en plena ciudad, sobre el barrio Villalta, a unos metros de la Escuela de Bachilleres Acayucan Oficial (EBAO) y cien metros de la carretera costera del golfo, se encuentra un cuartel del ejército mexicano. 

En el antiguo edificio de la policía municipal de Acayucan, sobre la calle Antonio Plaza, casi esquina con la avenida Hidalgo y a cinco minutos del palacio municipal, opera la guardia nacional a cargo de la marina porque en Acayucan no hay policía municipal desde varios años atrás. 

El cuartel de la guardia nacional está a tres cuadras de la central camionera acayuqueña. 

Separan a los guardias federales, siete cuadras del salón “Los manguitos”, donde fue asesinado Clemente Nagasaki Condado Escamilla. 

Desde este mismo cuartel y hasta la esquina de la avenida Hidalgo y la calle Francisco Javier Mina hay una distancia de cuatro cuadras. 

El marino asesino y auto viudo ya está preso ¡Gracias Fiscalía veracruzana! 

Pero los cuerpos federales a cargo de la prevención del delito en Acayucan no funcionan, nomás llegan -tarde- a escenas del crimen y colocan cintas amarillas para preservar escenas del crimen de las cuales nunca se conoce resultado de investigación alguno… 

Dos datos más para contrastar la declaración del gobernador: en Acayucan se ubica la delegación 11 de Seguridad Pública, dependencia a cargo de Hugo Gutiérrez. 

Su edificio se encuentra sobre la carretera costera del golfo a unos cuatrocientos metros del cuartel de la SEDENA. 

Desde ahí opera la Fuerza Civil, uno de los elementos se vinculó a un triple ataque contra una abuela, una madre y una joven durante el mes de julio del 2020, sin que se haya detenido a nadie ni existan resultados de ninguna investigación. 

Las tres mujeres sobrevivieron al artero intento de multi feminicidio en su propio hogar de Casas Carpín. 

Acayucan y Sayula de Alemán están separados por nueve kilómetros de la carretera transístmica. 

El cuartel de la guardia nacional que el gobernador afirma no se construyó en Acayucan por negativa del alcalde Condado Mortera, fue construido en territorio sayuleño a unos cuatro kilómetros del acceso al pueblo acayuqueño. 

Desde varios meses atrás ese edificio de la GN luce concluido y hay guardias federales resguardándolo. 

El gobernador ha estado allí supervisando la obra durante alguna gira por la zona. 

¿Por qué no lo han echado a andar? 

Se ignora la respuesta al respecto. 

Pero decir -durante las horas de velorio y entierro del presidente del DIF en Acayucan- que no se construyó un edificio de la guardia nacional por negativa de su hermano el ex alcalde, es, por lo menos, demagógico e insultante para la inteligencia colectiva. 

El edificio de marras ya se construyó en territorio del vecino municipio de Sayula y se encuentra a sólo cuatro kilómetros de Acayucan y a menos de un kilómetro del acceso a la autopista Cosoleacaque-Sayula-Cosamaloapan. 

(5) 

En Acayucan hay un montón de cuerpos policiacos estatales y federales y cuentan con un montón de espacios para su operación. 

No funcionan, no cumplen con su labor, nomás los vemos por las calles armados “hasta los dientes” pero no pueden evitar ni los ataques armados a civiles de parte de sus propios integrantes. 

Si el equipo político del gobernador y el grupo de poder -con elementos caciquiles para muchos- de la familia Condado Escamilla traen pleitos políticos, pues que los arreglen… 

Si el PRD y MORENA tomaron acuerdos para la consulta del pasado diez de abril y esto trajo como resultados 25 mil votos para la causa de Cuitláhuac García Jiménez, pues que se feliciten o se reclamen, pues eso es cosa de partidos políticos y sus manejos siempre en lo oscurito… 

Si a la Guardia Nacional le cayó gordo la falta de un terreno para montar su edificio y se tuvo que ir a cuatro kilómetros de Acayucan y a un kilómetro la autopista Cosoleacaque-Sayula de Alemán-Cosamaloapan, pues que alguien le pida disculpas a la marina y le dé vuelta a la hoja… 

Si la única línea de investigación sobre el crimen de Nagasaki Condado es la del crimen organizado, pues que la fiscalía ofrezca las pruebas, detenga al asesino solitario que se fugó sin que alguna patrulla federal o estatal lo haya visto -porque no había ninguna en un evento contra el cáncer, con mujeres y niños presentes…- y también que la fiscalía detenga al o los autores intelectuales y se nos explique a los ciudadanos cómo se sumó este asesinato a una lista imparable de crímenes en el pueblo acayuqueño… 

Y ya, por favor, ya: no más sangre en Acayucan, pongan -señor gobernador- un freno a la delincuencia que le gana la guerra al gobierno en todos los niveles y en una coyuntura donde son fuerzas estatales y federales las responsables directas de una paz eliminada de la llave del sureste… 

A Clemente Nagasaki Condado Escamilla lo despidió su pueblo, un municipio adolorido, molesto, donde se le recuerda con afecto y en muchos casos con respeto de conciudadanos. 

Si la convivencia cotidiana en los pueblos veracruzanos es motivo para justificar la atroz realidad empoderada desde Pánuco hasta Las Choapas, pues sólo nos queda rezar, cuidarnos, esperar a que se marchen quienes no hacen bien su trabajo y trabajar como lo hacemos siempre los veracruzanos para vencer los días aciagos y defender la felicidad que tirios y troyanos se empeñan en arrebatarnos… 

otros columnistas