domingo, agosto 14, 2022

Ejecutivo y Legislativo federales: IMSS para periodistas, una pequeña luz al final de un túnel histórico, vergonzoso y lapidario contra la libertad de expresión… 

(1)  

Un reportero solicita ayuda económica vía grupos de comunicadores desde algún punto de la amplia geografía veracruzana…  

-Es clamar por agua en un desierto poblado mayoritariamente por sedientos…-  

Se le pide apoyo a la CEAPP: lo respaldan con 3 mil pesos en efectivo.  

El integrante del gremio periodístico cuenta con servicios del IMSS pero allí escasean los medicamentos y los médicos han recomendado estudios especializados con los cuales el Instituto Mexicano del Seguro Social tampoco cuenta..,  

Otro reportero padece diabetes y no cuenta con Seguro Social; lo atienden en un hospital civil donde -expone su cónyuge- le han negado la dotación de medicamentos y le entregaron una receta que debió cubrir con su peculio, sumamente escaso desde luego…  

Otro redactor de noticias y artículos se contagió de COVID, recibió una adecuada atención en otro hospital civil pero ciertos medicamentos con valor superior a los dos mil pesos por unidad fueron adquiridos con recursos de los amigos del café, una parte de la quincena de su esposa -su sueldo ronda los 200 pesos diarios- y un apoyo de cinco mil pesos por parte de la CEAPP…  

A diferencia de la gestión anterior en la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, la actual le echa todas las ganas para administrar los recursos asignados por el Congreso, empleados en su estructura burocrática, en sus programas de trabajo y en la canalización directa de dinero en efectivo a los reporteros solicitantes de apoyo para seguridad, salud, capacitación y -no es humor negro- comida…  

No hay planes en la CEAPP de entregar algún reconocimiento a secretarios del gobierno; ahí hay un ahorro…  

Si no eres un periodista de a pie, que recorres el país o parte de éste, tu entidad federativa, tu municipio a lo largo de años, lustros, décadas…recibir información sobre condiciones de hambre en el gremio periodístico te parecería un chiste de muy mal gusto, unas ganas lamentables de joder a la clase política, una “mala leche” dirigida al sector empresarial y particularmente a los dueños de medios de comunicación…  

Bueno, a quienes conocen las condiciones socioeconómicas bajo las cuales trabaja un amplio sector del gremio de reporteros en México y buena parte de las entidades federativas como Veracruz, les parece no sólo indigno sino absurdo, tonto, inexplicable…  

  • Ya dedícate a otra cosa ¿Por qué trabajas si no te pagan? ¿Para eso estudiaste? ¿Por qué tu afán de arriesgar la vida a lo puro tonto?  

Se ha vuelto lugar común – de un tiempo a la fecha- escuchar esta clase de comentarios, críticas de buena fe y mensajes de preocupación entre familiares de hombres y mujeres a menudo decantados hacia una vocación que no logran explicar por qué pero los llama, los atrae, los sujeta en una forma de existir y de asumir su ejercicio vital, su rol social a pesar de tanta adversidad…incluso el hambre.  

(2)  

La pandemia destapó -durante el periodo de 2020-2022- una falla estructural., no coyuntural ni circunstancial sino estructural, reitero: estructural, del Estado mexicano…  

Me refiero a la dañina ausencia de democracia padecida por México a lo largo del siglo XX y lo que va del siglo XXI.  

México vivió casi tres cuartos de siglo bajo un poder oligárquico denominado dictadura perfecta donde una élite de empresarios y políticos se volvió millonaria, una mayoría poblacional padeció pobreza y un sector intermedio se abrazó a las oportunidades de movilidad social generadas por modelos exitosos como Sustitución de Importaciones -décadas de los 40s y 50s- y Desarrollo Estabilizador -décadas de los 50s y 60s del siglo XX.  

Durante ese periodo ocurrieron varios fenómenos que marcarían los múltiples rostros de la riqueza, la pobreza y los sectores sociales intermedios en México pero grosso modo impulsaron la oportunidad de convertir -vía empleos bien remunerados así como accesos a estudios universitarios e impulso a emprendedores- a los pobres en clase media…  

Hasta las décadas de los 70ss, 80s y 90s las oportunidades de pasar de la pobreza a la clase media se mantuvieron vigentes -en decadencia pero vigentes- en un contexto donde la política tenía un solo nombre: Partido Revolucionario Institucional y la democracia era una palabra casi prohibida…  

Exigir democracia en los tiempos todopoderosos del PRI era casi el equivalente a declararse o ser declarado «comunista», es decir una suerte de representante del diablo en una sociedad jodida pero contenta con dinosaurio tricolor… 

No se sabía ni se sabe qué es el comunismo pero es una palabra que apesta… 

Los años 90s encontraron a un México abocado al neoliberalismo, exigente en un tono muy elevado de ¡Democracia! Y aún con visos de movilidad social…  

Hubo -de los 50s a los 90s- estamentos sociales claramente marcados: clase alta alta, clase alta media y clase alta baja; clase media alta, clase media media y clase media baja; clase baja alta, clase baja media y clase baja baja (sinónimo de miserable).  

La diferenciación entre lo urbano y lo rural, lo industrial y agropecuario, los sectores primario, secundario y terciario de la economía reclaman análisis específicos aparte…  

Ocurre que durante los últimos treinta años México dio inicio a su democratización pero en forma paralela hemos padecido y padecemos una pulverización de la movilidad social…  

De pronto la mayoría de mexicanos hemos encontrado la igualdad económica: cada día aumenta el numero de pobres…y sí -como siempre- unos cuantos son ricos, muy ricos o exageradamente ricos…  

La pandemia por el COVID desnudó esta realidad y la incrementó pero hablamos de una coyuntura histórica que el ex alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez, explicó a este reportero durante una entrevista en su despacio del Ayuntamiento realizada en el 2018: padecemos una crisis económica que está acabando con la movilidad social, a partir de convertir a la clase media en clase baja y la pérdida de oportunidad de convertirse en clase alta, dijo.  

Economista, académico de prestigio -aunque como político no haya funcionado- Hipólito Rodríguez habló de ese modo antes de la pandemia.  

Luego vendría el Covid y su efecto de proporciones bíblicas. 

Cito, conclusiones de la CEPAL:  

“La pandemia del COVID-19 provocó que la pobreza en México alcanzara al 50.6 por ciento de la población, un repunte de 9 puntos porcentuales respecto a los niveles de 2018 cuando se ubicó en 41.5 por ciento.  

La pobreza extrema se creció en 8 puntos porcentuales hasta el 18.3 por ciento de la población, niveles por encima del promedio de América Latina, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).  

«El ingreso por habitante en México se redujo 10 por ciento en 2020, la pobreza se incrementó hasta 50.6 por ciento, 9 puntos porcentuales más que en 2018 y la pobreza extrema se incrementó hasta 18.3 por ciento, 8 puntos porcentuales más que en 2018», informó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo.” (1)  

(3)  

El incremento porcentual de la población pobre en México de un 10 % a un 18.3 % a partir de la pandemia por COVID ha golpeado a sectores históricamente desprotegidos por obligaciones estructurales no cumplidas como empleo formal, seguridad, atención médica, salario mínimo justo, profesional… 

En el caso específico del periodismo mexicano éste ha carecido, además, de una identidad propia… 

En México -a diferencia de países desarrollados y con avances democráticos situados en la madurez ciudadana así como en la imperturbable procuración y aplicación de la justicia- los periodistas no contamos con seguridad, no gozamos de atención médica ni salario mínimo profesional garantizados por el Estado….  

En México, los periodistas no hemos logrado construir una identidad profesional propia y ni el gobierno ni la sociedad coadyuvan a llenar ese vacío…  

En México no existe una protección a periodistas frente a ataques de origen partidista, empresarial o gubernamental…  

Atentar contra los derechos de un periodista en México es -en el mejor de los casos- motivo de una queja ante la Junta de Conciliación y Trabajo…  

Un atentado contra la condición física y la vida de periodistas genera declaraciones demagógicas de la clase política, versiones venenosas de parte de colegas, dudas cargadas hacia la denostación por parte de escuchas y lectores, antes de justicia…  

El crimen organizado se solaza atacando a periodistas y normalmente se detendrá a uno o dos o varios asesinos materiales pero no se indaga a fondo el origen intelectual del hecho…  

Este conjunto de circunstancias se han traducido desde el siglo XX hasta lo que llevamos del siglo XXI, en coyunturas antidemocráticas, de una grave falta de identidad y ausencia de posicionamientos donde el periodista opere y sea respetado por sus pares sociales -la ciudadanía en general y los sectores de Poder público y privado- como coadyuvante elemental, básico, necesario, útil, fundamental, estratégico de procesos informativos y comunicativos de primer nivel para la convivencia democrática, institucional, de paz, desarrollo económico, mantenimiento del tejido social, construcción cultural en la sociedad mexicana toda…  

(4)  

¿Cómo lograrlo?  

Reparo en puntos fundamentales de la coyuntura de transformación del sistema político mexicano y el intento de cambio de régimen que vivimos en la autodenominada 4T o Cuarta Transformación…  

Más allá de las filias y fobias, México vive un intento de transformación histórica necesario desde varias décadas atrás y este cambio incluye un ajuste en la estructura sociopolítica vinculada a los medios de comunicación…  

Los periodistas no constituimos una estructura social, pero sí formamos parte de ellas…  

La comunicación de Estado forma parte de la estructura Política del Estado que en su amplísimo andamiaje abarca elementos como el Discurso de Poder y a los Medios de Comunicación…  

(5)  

El 7 de junio el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un Programa de Protección a Periodistas mediante el cual los comunicadores independientes tendrán acceso al seguro social y otras prestaciones de Ley.  

AMLO explicó que se destinarán 760 millones de pesos, que corresponden al 25 por ciento del gasto total de publicidad del gobierno para el financiamiento del programa a fin de apoyar a la mayor cantidad de periodistas que trabajan por cuenta propia.  

Días más tarde, el 15 de junio, el diputado Sergio Gutiérrez Luna -presidente de la mesa directiva en la LXV Legislatura- retomó el tema y presentó una iniciativa que reforma las leyes del Seguro Social y General de Salud, para garantizar la seguridad social y acceso a la salud de los periodistas que trabajan por su cuenta.  

López Obrador y Gutiérrez Luna -poderes ejecutivo y legislativo federales- plantean atención a seis mil periodistas independientes.  

Se otorgaría seguro de enfermedades y maternidad; seguro de riesgos de trabajo; seguros de invalidez y de vida; seguro de retiro; cesantía por edad avanzada y vejez; seguro de guardería y prestaciones sociales.  

Desde la Cámara de Diputados -explicó Sergio Gutiérrez Luna- se promueve un decreto de reforma a la Ley del IMSS, cuyo proyecto se turnará a comisiones para su deliberación.  

(6)  

Se trata, como lo expuse en los primeros párrafos de este texto, de propuestas menores ante la grave condición sociopolítica y socioeconómica que padecemos los periodistas en México.  

No obstante, en lo particular recibo con agrado y optimismo estas acciones a las que observo como una pequeña jarra de agua para sedientos en un inmenso desierto…  

Ocurre que tales sedientos hemos sobrevivido durante más de un siglo comiendo cactus y sobreviviendo a sus espinas a menudo venenosas…  

Una jarra de agua no soluciona el tema de fondo pero abre un camino sin precedentes para explorar en forma gradual las opciones necesarias para evitar la exposición de los periodistas a vergonzosos riesgos de morir por inanición política, económica y social.  

Los periodistas debemos analizar la oferta y reclamar con nobleza y respeto mutuo los ajustes viables en el corto plazo.  

Sergio Gutiérrez Luna es accesible para explicar y escuchar análisis y propuestas sobre lo puesto en la mesa de la LXV Legislatura…  

Andrés Manuel López Obrador escucharía las voces de periodistas comprometidos en la mejoría de su gremio y de su papel social e histórico…  

Los políticos inteligentes planean, dialogan y deciden…  

Los periodistas inteligentes analizan, critican y proponen…  

La sociedad inteligente escucha, debate y aprueba o desaprueba… 

He ahí elementos de la democracia, aún en cierne en México, pero democracia al fin…  

otros columnistas