sábado, junio 25, 2022

La rebelión que se espera

PARA el pueblo en general, la política, ya no resulta ser, en este momento, lo que más le interese. Más bien quiere paz, quiere tranquilidad y seguridad, tanto en su persona, en su familia como en sus bienes. Ya se ha dado cuenta que el gobierno, perdió toda capacidad para garantizar este sagrado derecho natural y constitucional y que solamente le queda cuidarse por sí mismo, tratando de no salir a la calle, más que para lo indispensable.

Ese es el grado del temor existente entre la sociedad, entre la gente que vive todos los días tronándose los dedos para que no tenga que enfrentarse, en algún momento, con algún delincuente o peor, con grupos armados que se están dedicando a cometer toda clase de tropelías en contra de quien puedan, sin importar, como mucho se ha visto, mujeres, hombres de cualquier edad, así como a niños y jóvenes.

El panorama, en este momento, no es nada alentador, por lo que todas las familias prefieren guardarse el mayor tiempo en su propia casa, donde tampoco existe plena seguridad, porque la delincuencia ya no se detiene ante nada, pues ahora la amenaza es constante sin importar que sea a campo abierto, en la propia ciudad, en el propio seno familiar, en los negocios, en los propios centros comerciales, donde con plena impunidad, se cometen delitos de toda clase.

En México, la seguridad, también se ha vuelto un lujo, pues los que tienen dinero o son funcionarios gubernamentales, pueden hacer uso de la seguridad privada, o bien, adquirir vehículos blindados para poder circular con más tranquilidad, o hacerse acompañar de un abultado operativo de personas dedicadas a su cuidado.

Sin embargo, la mayoría de los mexicanos, y veracruzanos, en especial, tienen que encomendarse a Dios, a su buena suerte, porque saben el momento en que salen de sus hogares, pero no tienen la plena seguridad de que podrán regresar salvos y sanos. El problema de la inseguridad, se vuelve cada día más grave y no hay indicios de que puedan superarse estos inconvenientes, más cuando se tiene información de que el gobierno ha sido rebasado en estas funciones de seguridad que tiene a su cargo. A este paso, en poco tiempo, todo el país se verá secuestrado por la delincuencia y no habrá manera de salir adelante, salvo la rebelión que se espera.

                                              ———————————–

OPOSICIÓN, SERIAMENTE COMPROMETIDA.

LOS PARTIDOS POLÍTICOS que se consideran oposición al gobierno en turno, ya sea federal o estatal, están seriamente comprometidos a luchar por alcanzar la posibilidad de cambiar las cosas. Es urgente para todos los sectores de la sociedad, salir de este complicado panorama político que repercute, sin duda alguna, en la estabilidad del pueblo en general.

Y no hay otro camino que encomendar, dicen los analistas políticos, a los partidos políticos de oposición, que cumplan con el compromiso que han hecho desde tiempos inmemoriales, de otorgar tranquilidad, paz y seguridad, que es lo más demandante del pueblo, ya qué sin estos principios de estabilidad, este país no puede avanzar en busca de su desarrollo nacional.

Alguien tiene que poner orden a todas las cosas que están sucediendo en todo el territorio nacional, para rescatar, primero, la seguridad, la estabilidad política y económica, para dar paso, posteriormente, a solucionar los problemas sociales que han sido el impedimento para que México, pueda romper con las barreras de la pobreza.

Por todo esto, los partidos políticos, se encuentran, ahora más que nunca, seriamente comprometidos con el pueblo, con sus propios lineamientos políticos y con sus acciones de una verdadera justicia social.

                                               ———————————

AGUA, ELEMENTO INDISPENSABLE PARA LA VIDA.

EL ALCALDE DE XALAPA, Ricardo Ahued Bardahuill, busca aprovechar la buena relación que existe con el gobierno federal, en beneficio de algunas colonias que han tenido y tienen todavía, muchos problemas para obtener cotidianamente el servicio del agua potable, por lo que se está revisando cuidadosamente el proyecto de construcción de una nueva red de agua potable que beneficiaría a las colonias Indeco, Constituyentes e Inmecafé.

Lo anterior pretende llevarse a cabo bajo una estricta coordinación con la Comisión Nacional del Agua, con el fin de liberar los permisos correspondientes para la construcción de la nueva red.

Hay voluntad, dice el presidente municipal de Xalapa, por parte del gobierno federal, lo que redundará en el mejor propósito de llevar un mejor suministro de agua a las colonias mencionadas.

A la par con este proyecto, el gobierno federal, también analiza profundamente un importante proyecto de hospital regional, de especialidades médicas que se construiría en terrenos de Xalapa, o bien del municipio de Emiliano Zapata, lo que es, sin duda, una excelente noticia que adelanta el alcalde xalapeño.

                                              ——————————

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

otros columnistas

México, en un caos

Ebrard, ¿se rebelará?

¿Terminó la pesadilla?

Quietos, en el PRI

Las venganzas personales