martes, diciembre 6, 2022

Ley Monse; golpe a encubridores de feminicidas

Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

El 17 de abril del año anterior alrededor de las 19:30 horas, un sujeto llamado Marlon Botas Fuentes de 23 años, atacó salvajemente a su novia Montserrat Bendimes Roldán de 21 años, en la casa de ésta dejándola gravemente herida.

Al darse cuenta de su barbaridad, Marlon pidió ayuda a sus padres que trasladaron a Montserrat a una clínica particular. Ahí el padre del agresor habría firmado un voucher para que atendieran a la joven. Después huyeron de Boca del Río donde ocurrió la tragedia.

Monse murió tras una agonía de seis días y a las pocas semanas fueron detenidos los padres de Marlon, pero éste sigue prófugo a pesar de que el 16 de mayo subió un video a las redes donde asegura que el ataque que perpetró fue un “accidente”, y se entregará a las autoridades siempre y cuando liberen a sus padres.

Tanto el presunto asesino como quienes lo ayudaron a escapar, estaban lejos de imaginar que con su acción impulsarían una ley para evitar que se proteja a los feminicidas.

Este jueves la diputada local Anilú Ingram Vallines, presentó una iniciativa de reforma al Código Penal de Veracruz que castigará a quien encubra, brinde ayuda o favorezca la huida de un presunto feminicida.

La iniciativa que fue bautizada como “Ley Monse”, surgió a propuesta del colectivo “Brujas del Mar” y fue avalada por abogados, grupos de la sociedad civil y legisladores locales.

La iniciativa plantea modificar el artículo 345, que establece que no se sancionará a quien oculte al responsable de un delito cuando se haga por un interés legítimo y no se emplee algún medio delictuoso, siempre que se trate del cónyuge, concubina o concubinario, parientes colaterales por consanguinidad hasta el segundo grado.

Anilú dijo que su propuesta tiene origen en el feminicidio de Montserrat Bendimes, caso que “permitió evidenciar la necesidad de que la ley evolucione para realmente otorgar justicia y reparación del daño, no solo a víctimas y familiares de feminicidios, sino también a las víctimas de todos los delitos”.

La diputada agregó que actualmente el Código Penal refiere en su artículo 345 las excepciones en las causas de no incriminación, en especial, el encubrimiento por parientes o personas allegadas. Es decir, “sí una persona que es familiar hasta en quinto grado, o incluso, si es su amigo, compadre, vecino, le tiene respeto a un presunto delincuente, pueda ser no incriminada por encubrirlo para que escape. Hasta pueden alterar las pruebas para lograr este fin… como lo hicieron los padres de Marlon, quienes ayudaron a escapar a su hijo, buscado hoy como presunto feminicida de Monse, pero que, de no haber existido la labor de las Brujas del Mar, la sociedad y la Fiscalía, pudieron haber hecho efectivo este artículo y, por lo tanto, se hubieran visto favorecidos por esta excepción y puestos en libertad”.

Para evitar resquicios por donde puedan escapar los futuros encubridores, la propuesta fue revisada con lupa por abogados especialistas además de las legisladoras Arianna Ángeles, Ruth Callejas, Itzel Yescas, Verónica Pulido, el diputado y abogado Marlon Ramírez y la propia Anilú Ingram, que al bajar de la tribuna fue ovacionada de pie por los asistentes a la sesión, en su mayoría mujeres.

Solicitaron adherirse a la propuesta los legisladores Ramón Díaz, Othón Hernández, Maribel Ramírez, Citlali Medellín y Tania Cruz.

¿Qué sigue? Esperar su aprobación una vez que fue turnada a la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales.

De aprobarse como todo parece indicar, los familiares de un presunto feminicida lo pensarán dos veces antes de encubrirlo o protegerlo.

Esto debe tener acalambrado a quien mantiene escondido a Marlon Botas Fuentes, sujeto al que le esperan de 40 a 70 años de prisión, por mucho que alegue que lo que sucedió la noche de 17 de abril pasado, fue un lamentable “accidente”.

bernardogup@hotmail.com

otros columnistas