lunes, noviembre 28, 2022

¿Por qué Brad Pitt esta demandando a Angelina Jolie y que es lo que pide?

Lo último

Agencias/Sociedad 3.0

El actor estadounidense Brad Pitt ha denunciado a su expareja, la actriz Angelina Jolie, por haber dañado deliberadamente la reputación de su compañía de vinos en Francia, conocida como Château Miraval y vender su parte a un empresario ruso llamado Yuri Shefler.

Sin embargo, el equipo del actor señala que “Jolie buscaba infligirle daño a Pitt”, por vender su parte en la compañía sin su consentimiento a Shefler, a quién describe como “un extraño con asociaciones e intenciones venenosas” además señalan que “mantiene relaciones personales y profesionales con personas del círculo interno de Vladimir Putin”.

Shefler, cuyo Grupo Stoli está basado en Letonia niega lazos con el equipo del presidente ruso.

“[Soy] exiliado ruso desde 2002 debido a mi oposición a Putin”, dijo el millonario en un comunicado en marzo de 2022. El empresario también rebautizó su marca “en solidaridad con Ucrania».

“A pesar del intento desesperado de Shefler de separar su imagen del régimen de Putin, la marca Stoli es actualmente una enorme responsabilidad internacional”, afirman los últimos argumentos judiciales de Pitt. “El vodka Stoli es sinónimo de Rusia”, finalizó.

La defensa de Pitt sostiene que Jolie no solo no contribuyó en ‘nada’ al éxito de Miraval, proyecto que apasionaba al actor, sino que consumó la venta de su parte ‘en secreto’, violando las condiciones que había pactado con Pitt, según las cuales ninguno de los dos podía vender sus intereses en ese negocio sin el consentimiento del otro.

Por ello, el actor de 58 años, busca que se le paguen daños y prejuicios “en una cantidad que se probará en el juicio” y que la supuesta venta de Jolie sea declarada “nula y sin efecto” por haber violado los tratos que anteriormente hizo con su exesposo.

 Château Miraval 

La pareja había adquirido el viñedo Miraval en 2008 por 45 millones de euros (53 millones de dólares), con su correspondiente mansión, en la Provenza (sureste de Francia), donde años después se casaron y disfrutaron de varias vacaciones en familia junto a sus seis hijos.

Una fuente que sigue el caso dijo a la AFP que Jolie había decidido vender su parte de la propiedad debido a que ni ella ni sus hijos “habían podido regresar” al Chateau Miraval, y que la actriz realizó varias ofertas a su exesposo antes de cerrar el negocio con Shefler.

De acuerdo con la fuente, la demanda de Pitt “es parte de una falsa narrativa” y «la verdad aún no ha salido a la luz».

La parte que le corresponde a la actriz (el 50 por ciento) de la propiedad, está valuada en 140 millones de euros (aproximadamente 3.2 mil millones de pesos). 

Relacionados

Columnistas