jueves, agosto 11, 2022

Salió Del Río Virgen, pero faltan más.

    La lamentable situación que vivió José Manuel Del Río Virgen en su Estado natal, puso de manifiesto la miserable situación política que se vive en esta entidad. Demostrando la gran incultura que en materia jurídica tienen los representantes de los tres poderes: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. Al no aceptar la división de poderes que por mandato Constitucional existe entre estos y trabajar como uno solo, teniendo una actitud de vergonzosa sumisión el Legislativo y Judicial ante el Ejecutivo.

    Instancia que al ver como su arbitrario delito de ultrajes a la autoridad, no funcionaba con la efectividad dictatorial que imagino, al lograr el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República (Jucopo) Ricardo Monreal Ávila, la liberación de seis jóvenes acusados de haber “amenazado” a indefensos policías en el momento que fueron detenidos, la administración bajo su mando, llevó a cabo una orden de aprehensión en contra del secretario técnico de la Jucopo, José Manuel del Río Virgen, acusándolo de homicidio.

    Acusación debida solamente a que el Secretario Técnico es persona allegada al Presidente de la Jucopo, detención que indica no un acto de aplicación de la justicia, sino de venganza solamente.

    Detención qué debido a la falta de solidez en las acusaciones, a pesar de las arbitrariedades del gobierno estatal que lo mantuvieron indebidamente en el penal de Pacho Viejo por aproximadamente seis meses, no pudo sostenerse y al final del Río Virgen recobró su libertad.

    Ahora lo importante es lo que sigue. Seguramente se fincarán responsabilidades a los responsables del atropello, entre los que están la fiscal Verónica Hernández Gadians, el titular de la Secretaría de Gobierno Erick Cisneros Burgos y el gobernador Cuitláhuac García Jiménez. Lo que posiblemente sea a la brevedad, después que el senador Dante Alfonso Delgado Rannauro, en la bienvenida que dio a José Manuel del Río Virgen, informó el integrar un equipo de trabajo en el Senado de la República, que se dedique a investigar como estuvo la detención del político veracruzano, y de casos similares de abuso de poder que están sucediendo en otras entidades federativas, pues consideró que es inadmisible el abuso del poder en una democracia.    Por lo que también es importante a partir de estos momentos, conocer que está pasando en casos como el de Rogelio Franco Castán, ex secretario de gobierno y Tito Delfín Cano, ex candidato a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN). Porque para como se están presentando las cosas aquí en Veracruz, sus detenciones pueden llegar a considerarse como si fueran presos políticos. Usted qué OPINA, estimado lector. Hasta el lunes. noti-sigloxxi@hotmail.com

otros columnistas