miércoles, agosto 17, 2022

Si se desploma Rocío el caballo negro puede salir de Sefiplan

El 7 de junio un columnista de la CDMX escribió que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum pidió al presidente López Obrador considerar a Rocío Nahle para dirigir Morena “y a la par, ser su apoyo en su carrera rumbo al 2024. Sheinbaum la quiere a su lado…”, dijo.

Dos días después escribí que se me hacía muy arriba que por muy favorita que sea del presidente para sucederlo en el cargo, Claudia ya le esté ordenando a quién poner y a quién quitar. Y no andaba tan errado.

La semana anterior un cercano a Claudia me dijo que la jefa de gobierno es incapaz de insinuarle siquiera semejante barbaridad al presidente. “Andrés Manuel vería muy mal que su favorita quisiera meter su cuchara en un plato que aún no es de ella. Lo que sí hizo Claudia fue pedirle a Rocío que se postule como candidata para dirigir a Morena porque le sería de mucha ayuda desde el partido. La jefa le tiene una confianza ilimitada a tu paisana de Zacatecas”.

-¿Y qué contestó Rocío- le pregunté.

-Ya te imaginarás… la invitación, porque fue invitación, debió caerle como bomba, pero no le dijo nada en concreto y no hay nada definitivo-  me dijo el cercano.

Para fortuna de Rocío y contrariedad de Claudia, la zacatecana no irá por la presidencia de Morena porque López Obrador ya le puso el ojo a otro personaje.

El portal de noticias Eje Central que dirige el periodista Raymundo Riva Palacio, dio a conocer que el futuro mandamás de Morena será Adán Augusto López, pero hasta el 2023. Adán Augusto recibirá la Navidad como secretario de Gobernación y a partir del próximo año dirigirá los destinos del partido guinda.

El portal dice que los planes de López Obrador son que Adán Augusto brinque desde esa posición a la candidatura por la presidencia de la República sin restricciones constitucionales o en su defecto, se convierta en jefe de la aplanadora que lleve al triunfo al próximo candidato o candidata de Morena.

Esto suena más sensato que empotrar a Nahle, cosa que en efecto desea Claudia Sheinbaum.

¿Qué onda entonces con Rocío?

La mujer anda atareadísima barriendo aquí y fregando allá para entregar limpiecitas, las oficinas de Dos Bocas que es lo único que inaugurará el presidente de la refinería. Y después de la inauguración su futuro quedará en el limbo.

Rocío ya no está tanto en el ánimo de López Obrador para hacerla gobernadora de Veracruz. Una versión dice que la va a aguantar en la Sener hasta que entregue la refinería totalmente terminada. Y hasta ahí.

¿Será? Veremos.

Al margen de lo anterior a Andrés Manuel no le preocupa mucho en estos momentos el futuro de Veracruz, su prioridad es elegir a su sucesor o sucesora de entre dos aspirantes; Claudia y Adán Augusto, porque Marcelo Ebrard no entra en sus planes.

Una vez que resuelva esa bronca, que será hasta el próximo año, se ocupará de Veracruz.

Lo que sí estoy en posición de asegurar porque así me lo hizo saber una fuente respetable, es que últimamente le está llenando el ojo al tabasqueño el trabajo del titular de Finanzas en la entidad, José Luis Lima Franco, que recibió el estado en bancarrota y poco a poco lo ha ido enderezando.

Buen administrador, Lima Franco ha pagado con puntualidad sueldos y aguinaldos y también ha pagado a acreedores, lo que no ocurrió en gobiernos anteriores, sobre todo en el de Javier Duarte. No hay que olvidar que las protestas de pensionados y jubilados eran cotidianas, cosa que no sucede en la actualidad.

El nativo de Poza Rica a contado a sus cercanos que una de sus prioridades es solucionar los problemas de la bursatilización que se convirtió en pesadilla para la mayoría de los municipios y dejar, al término de esta administración, un colchón de liquidez monetaria lo suficientemente mullido para que el próximo gobernador no pase sustos ni sofocones al principiar su mandato.

Si lo logra, José Luis Lima Franco habrá hecho una proeza porque esto no ocurre desde el sexenio de Patricio Chirinos.

El manejo que está haciendo de la deuda ha llamado la atención de Andrés Manuel, del titular de Hacienda Rogelio Ramírez de la O y de no pocos empresarios veracruzanos. Y estos son puntos a favor del joven funcionario que en una de esas podría convertirse en el caballo negro de Morena para la próxima contienda electoral.

Como en política no hay nada escrito, no hay que perderlo de vista, lector.

bernardogup@hotmail.com

otros columnistas