miércoles, agosto 17, 2022

¿Tú le crees a Alazraki? Yo tampoco

Política cero

Jairo Calixto Albarrán

Como si el elenco no fuera más portentoso y didáctico, el publicista Carlos Alazraki ha reforzado su emisión en algo llamado Atypical TV (un nombre muy raro si tomamos en cuenta que es un canal típicamente derechoso) con la señora Sandra Cuevas, notabilísima conserje del Monrealismo mágico, a quien podemos recordar por películas como “Por tus pelotas nos cacharon”, “Ven, tortúrame otra vez” y “Te voy rotular el alma”. Esta vez, con la habilidad de un falso 9 y un extremo volador, Sandra fue a apuntalar la idea que ha dispersado Alazraki de que los venezolanos nos quieren gobernar y que la Cuarta Transformeichon les sigue la corriente. Si la señora Pagés afirmó que chavistas llegan a hurtadillas y en bonche en el AIFA, y Lozano colige sin mucha sinapsis, que estos venezolanos son terroristas que van a invadir Estados Unidos. Así, mi Sandy asegura, contundente e inobjetable, que en efecto los venezolanos venezolanizantes tienen la misión de nacionalizarse mexicanos en masa para poder votar por morena y acabar de implantar el comunismo primitivo en esta patria de cepa neoliberal. Las risas se compran por separado. Digo, todos sabemos que sería imposible que un delirio de estas dimensiones pudiera ocurrir, pues al INE podrá dejar pasar los negocios chuecos de Alitititito Moreno, la lana a Televisa y a la revista Qué venotas, perdón, Tevenotas, el atraco en despoblado y la extorsión a empresarios, pero jamás se les pasará la más mínima pifia por parte de Morena. De hecho, me imagino a mi Tatankita Córdova y a Murayamasamí dándole manazo a los venezolanos cada vez que digan “Chévere”.

No me extrañaría que Liar Liar Alazraki recurra a Lilly Téllez o a la Rabadán, para alertarnos de que estos venezolanos utilizarían los cuernos de chivo oxidados que va a repartir mi Alitititititito para tomar Hollywood, Disneylandia y varios más.

Yo tengo muy claro que si un día Alitititito me otorga una AK-47, tendré una disyuntiva: o empeñarla para sacar una lana o exigir que me lleven en un VTP vacacional a Fort Brag para que me enseñen a usar un arma tan rápida y furiosa. O sea, si vamos a ser Rambos que nos entrenen bien y nos dé un casco que diga “Born to kill”, pero de risa. Para risas las que ha provocado Santi Creel con su autodestape más anticlimático que los videos de Anaya.

Lo más bonito es que Alazraki presumió su programa como Fox presumiría su ortografía, Madrazo su probidad y Calderón su humanismo.

otros columnistas