martes, noviembre 29, 2022

¿Una campaña contra Ahued?

Primero fue la señora que se apersonó en una audiencia pública del alcalde en el patio del Palacio Municipal de Xalapa y se hizo pasar por una empleada de Casa Ahued, sucursal La Pradera.

Ahí, Beatriz Ramos Rodríguez se levantó de su silla e interpeló públicamente al munícipe porque, dijo, trataba mal a sus empleados. Esta persona es de Coscomatepec, ha sido priista de antaño y se le conoce por buen apodo como La Demonia.

     Días después, un grupo de pretendidos clientes de Casa Ahued intentó -sin éxito- quebrar otra audiencia –y al alcalde tal vez- con gritos en contra de la calidad de los productos que vende Casa Ahued.

     Las dos maniobras son tan burdas que se cayeron por sí mismas.

     Sin embargo, lo que sí persiste es la idea de que alguien emboscado está tratando de hacerle una campaña en contra al presidente municipal xalapeño.

     ¿Quién podría ser?

     Una primera línea de investigación (lo digo así para estar a tono con la moda de las fiscalías estatales y la General de la República) apunta a que el ex alcalde Hipólito Rodríguez Herrero ideó esta estrategia con el fin de atacar a la credibilidad de su sucesor, quien está investigando a fondo todas sus corruptelas. No obstante, esta posibilidad pierde sustento cuando se piensa que el doctor inepto no tuvo ni la capacidad para mandar a arreglar bien una banqueta y por tanto no le darían las neuronas para echar a andar un plan de este tipo, por más sencillo que sea.

     La segunda línea de investigación tiene que ver con la competencia comercial, y se conformó debido a que la falsa empleada en realidad trabaja para la cadena de tiendas de conveniencia Fasti, y no faltó quien pensara que ahí había una causa probable, y en ese orden de ideas, la cadena japonesa Miniso también tendría algún interés. Pero es un asunto muy endeble.

     La tercera línea de investigación se acerca con la sucesión gubernamental de 2024. Según ésta, el grupo en el poder estatal, que abiertamente promueve la aspiración de la secretaria de Energía Rocío Nahle, ve con temor la simpatía que genera Ricardo Ahued entre los veracruzanos y querrían bajarlo con burdas acusaciones. Esta consideración se redobla porque varios de los texto-servidores alineados con el cuitlismo reveladoramente han estado escribiendo de manera constante en contra del Senador con licencia, y como es costumbre de ese equipo, inventan calumnias e infamias que han aparecido en los medios oficialistas y en muchas páginas anónimas de las redes.

     Lo cierto es que Ricardo Ahued Bardahuil está haciendo una presidencia aún mejor que la anterior, y estos 158 días de trabajo intenso y resultados van a resultar históricos, sumados a los que restan al cuatrienio, para rescatar a Xalapa.

     Ánimo, don Ricardo (diría el maestro Ciro Gómez Leyva).

sglevet@gmail.com

otros columnistas

Ahued e Hipólito

Cuidado con el cambio /3

Cuidado con el cambio /2

Cuidado con el cambio /1

Las dos marchas

Futbol y política