miércoles, agosto 17, 2022

‘Se comen sus propias colas’: Exhiben maltrato y abuso contra felinos en santuario del Ajusco (Videos)

Lo último

Agencias/Sociedad 3.0

La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM) denunció a finales de junio ante la Fiscalía General de la República (FGR) a Eduardo Mauricio Moises Serio, también conocido como ‘Papa bear’, en su calidad de dueño del Gran Santuario Mexicano Jaguar Negro-Tigre Blanco o Black Jaguar-White Tiger por el abandono y maltrato de cientos de felinos de diversas especies, varias de ellas en peligro de extinción.

“Constituyendo un grave daño a nuestra biodiversidad y vida silvestre toda vez que existe evidencia de que muchos de los ejemplares bajo su custodia han muerto como consecuencia de dicho abandono”, señaló AZCARM a través de un comunicado.

La asociación asegura que recibió fotografías y videos de extrabajadores de la fundación que muestran que cientos de grandes felinos se encuentran en condiciones de abandono, sin alimento, sin cuidados médicos y sin espacios adecuados para su subsistencia.

“Muchos de ellos presentan heridas expuestas y diversos niveles de desnutrición. Incluso existen evidencias de que varios ejemplares ya han muerto de hambre y otros han perdido la vida al desangrarse por comerse y arrancarse su propia cola. De acuerdo con los terribles testimonios, algunos animales han sido sacrificados, mientras que otros han llegado a devorarse entre ellos”, apunta el documento.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Arturo Islas Allende (@arturoislasallende)

En las imágenes se puede observar a felinos sumamente delgados, que casi no pueden caminar, moverse e incluso tirados en el piso. Incluso se asegura que los felinos se comen sus propias colas a causa de la ansiedad.

“Entre 20 y 25 animales ya no tienen cola, por lo mismo que tienen un estímulo de hambre, de estrés, hasta causarles la muerte. Algunos otros han desaparecido, sin saber a dónde se los llevaron”, comentó Yael Ruiz, excolaboradora del sitio.

Señaló que en ocasiones ni siquiera les dan agua. “Actualmente son alrededor de 100 felinos, pero aseguran que eran 400. Personal del lugar les dicen que mueren por problemas renales, pero la realidad es porque les dan pollo podrido, con larvas, aunque en ocasiones no se lo comen. De igual manera carecen de atención veterinaria”, indicó.

Ante esto, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum dio a conocer que ya se encuentran inspeccionando el sitio en la alcaldía Tlalpan.

Además el Secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar Garcia Harfuch, anunció que se llevarán a cabo acciones, con el fin de investigar y sancionar cualquier forma de maltrato animal.

Relacionados

Columnistas